miércoles, 15 de junio de 2016

Leer en verano




Ya era hora de ir retomando buenas costumbres. Actualizar, leer y bloguear. Hace mucho calor estos días, demasiado, excesivo, no ha llegado el verano de modo oficial pero lo sabemos…, se nota, se siente, el tío está presente.

En verano los libros que me apetecen suelen ser ligeros, entretenidos, de los que enganchan y se desplazan conmigo a cualquier parte. También llevo el Kindle, el básico, el que tengo. Aunque, pensándolo bien, a cualquier parte no, a la playa no.

Para la playa prefiero libros en papel. Esta es una versión mejorada de mi yo lector. Antes ni se me ocurría pisar la arena con un ejemplar. Tiraba de revistas, las más horteras del momento. Perdía agua y tiempo con personajes de otro tipo, lo hacía, ejem, por aquello de no manchar mi libro. Era una friki de manual, porque ya se puede ser friki de lo que quieras, cada cual con sus defectos.

Cambié. Todo a colación de que bajo la sombrilla, con los grados pertinentes, la brisa marina, las gafas de sol y la revista por parapeto, si asomabas, como quien no quiere la cosa, a otear, averiguabas que en ese conglomerado de seres cubiertos de protector solar existen lectores. Sí, de ahí el dilema moral. No se puede ser voyeur de libros y no llevar el tuyo. Las contorsiones que efectúas para discernir de qué título se guarece bajo sombrilla ajena no son fáciles de ocultar. De modo que el Kindle para la piscina y mi pregunta a la vecina ¿existirán más lectores playeros que lectores piscineros?


Yo por comodidad diría que mejor lo segundo, sí, la arena me sigue molestando, no tiro de versiones ilustradas ni similar, me llevo lo que quiero, lo cuido como puedo y a disfrutar. 

21 comentarios:

  1. Yo soy lectora playera, pero al igual que tu, de papel, solo de pensar en la arena metiéndose en todos los recovecos de mi ebook me pongo mala! Ademas, lo bueno de eso, es que un libro de papel lo puedes dejar tirado encima de la toalla a la vista de todo el mundo cuando te vas a bañar, que nadie te lo roba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Por aquí playa no tenemos pero cuando hago alguna escapada también prefiero llevarme el papel, aunque uno que no sea muy tocho
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A la playa de papel como tú, a ser posible ligero y que enganche.Besotes

    ResponderEliminar
  4. A la playa de papel como tú, a ser posible ligero y que enganche.Besotes

    ResponderEliminar
  5. Pues yo me quedo con el sofá y el aire acondicionado. Es que en la playa luego se queda la arena entre las páginas y crujen y cierra raro. Y la pisci pues mira, para bañarse y salir corriendo después.
    Besos de nieta polar.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy lectora playera (otra no me queda, si tengo la playa a dos pasos. Y, dependiendo del día, me llevo libro en físico o me llevo el ebook, que es un poco chatarra y está para morir (leo normalmente en el iPad, pero ése sí que no me lo llevo a la playa, que lo aprecio demasiado).
    Y los libros de papel siempre llegan a casa con media playa entre las páginas. El año pasado me acabé de leer el 3ero de Canción de Hielo y Fuego en la playa y cada vez que lo muevo de la estantería sale arena; las páginas están arrugadas por haberse mojado, pero no pasa nada.
    Si la lectura se disfruta, tanto me da que el libro sufra (soy cruel en el fondo).

    Besinos ^^

    ResponderEliminar
  7. Pues tendremos que hacer un pinic playero lector en verano :) Yo voy a la playa cargada, lo mismo en papel que el kindle. Lo importante: leer :D

    ResponderEliminar
  8. Para leer prefiero la piscina porque no veo la combinación de papel y arena muy recomendable. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Pues yo todavía no he superado el miedo a llevar libros en papel a la playa. Tengo manía de que el salitre los estropea y los pone ásperos. Soy una friki :-(

    ResponderEliminar
  10. Pues yo a la playa llevo de todo, kindle y papel, ¡llámame loca! jajajja Supongo que en lo que a aprovechar cualquier ratillo para leer se refiere soy una inconsciente. Aunque... en realidad... ahora con los peques leer en la playa o la piscina está complicado porque no les puedo quitar un ojo de encima, pero yo la esperanza nunca la pierdo (¡llámame también ingenua!) y llevar... siempre llevo algo jeje.
    Un besin

    ResponderEliminar
  11. Yo soy más playera que piscinera. Cuando voy a la piscina es para estar un rato con amigos (no tengo piscina en casa) Cuando voy a la playa es para pasar mínimo un par de días así que voy con más tiempo para disfrutar leyendo ;)

    Antes pensaba como tú en lo de la playa pero también cambié de opinión. Me llevo el libro que esté leyendo en el momento ya sea en papel o en digital.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Yo no voy mucho al aplaya, no soy playera si no es para pasear. Prefiero la piscina y bajo una sombra, así que en realidad me llevo libros en todos los formatos, y sí en plural.
    Es lo que hay, parece el petate de la mili cada vez queme muevo
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Yo también leo un montón en verano. Y con mi kindle a todas partes, playa, montaña... Un beso ;)

    ResponderEliminar
  14. Yo soy de donde caiga!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Menuda manía la de cotillear qué libros están leyendo los demás en todo momento (bus, metro, playa...)...y la rabia que me da cuando están forrados. ¿Esconderán algo o solo lo están protegiendo? ;D

    ResponderEliminar
  16. Soy lectora playera porque la tengo más a mano que la piscina. Pero mi lugar preferido en verano es en la tumbona en la terraza.
    Buenas lecturas veraniegas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Ni playa ni piscina, últimamente estoy que no leo en ningún sitio! Así que me vendrán bien tus reseñas para refrescar neuronas, jejeje! 1beso!

    ResponderEliminar
  18. Yo también estoy en modo regreso, creo. A ver si el tiempo y la vida lo permiten. Siempre me ha gustado leer en verano. Siempre me he llevado libros a la playa, sin ningún miedo, y nunca se me ha estropeado ninguno. Eso sí, me seco muy bien las manos y me envuelvo la melena en un pañuelo para evitar que caigan muchas gotas sobre las hojas. Creo que es el lugar donde más leo en esta época, y eso que no es que me sobre el tiempo porque en la isla junio, julio, agosto y septiembre son de locura, con pocos días libres y mucho trabajo. Pero la playa y la piscina de casa son los dos únicos lugares en los que ahora soy capaz de pasarme horas leyendo sin pensar en las mil cosas pendientes y sin despistarme.

    Besitos
    (me alegro de que estén en modo regreso)

    ResponderEliminar
  19. Hola! Yo leo en estas epocas mucho de suspenso y policial, me encantan.
    Bello blog ! :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  20. En la playa, siempre, siempre papel; me encanta volver a casa y, al abrir un libro, ver caer granitos de arena que me llenan de nostalgia. A diferencia de ti, yo disfruto de la arena todo lo que puedo. ¿En la piscina? Ni idea, la piso poco, o casi nada. Felices lecturas veraniegas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Pues no soy lectora playera ni piscinera... soy de secano, de las de a pie de agua pero a la sombrita jijijiji
    Me alegro mucho...mucho, que retomes de nuevo las buenas costumbres!
    Felices lecturas, bonita!
    Besos.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)