lunes, 26 de octubre de 2015

La lámpara maravillosa (William Ospina)

al triunvirato lector, por las noches de playa


Estamos de enhorabuena, Aladín o Aladino no fue el único que dio con la lámpara, pero es que además, estamos de suerte, porque ni uno, ni dos, ni tres son los deseos que nos concede, sino cinco. Un quinteto de razones para pedirle audiencia. Cinco lobitos tenía la loba y tres + dos nos traen a cuenta. Invoquemos al genio, el que se desliza bajo la forma de ensayo, el que sigiloso crea humareda en la conciencia del lector, la neblina blanca, ¿azulada?, con superficie de nácar y estrellas invitadas (palabrita mágica: ShakespeareBorgesJoyceMarquezByronKiplingKafkaProust) nos avisan en contraportada: "por citar solo unos pocos". No he perdido el juicio, ni aspirado más vaho del que correspondía. Ospina ha hablado y lo ha hecho en cinco textos breves que apenas superan las cien páginas en su conjunto, en un formato liviano, con una claridad meridiana, tomen asiento, los temas a tratar son los siguientes:

Preguntas para una nueva educación: El modelo educativo será objeto de análisis y disección en apenas treinta páginas. Ospina proporciona preguntas como ¿qué es el conocimiento? y también evidencias, que en la cacareada era de la comunicación, cuando la información es más accesible que nunca, cuando la difusión podría darnos tantas buenas noticias, se sabe menos, perdemos más y cavando un poco más en el pozo, ¿Qué pasaría si el aprender fuera perder y no ganar? 

"Platón decía que la ignorancia no es vacío sino una llenura. El que no sabe es el que más cree saber."
 Ante las dudas, preguntemos al maestro, ¡siguiente!. 

Carta al maestro desconocido: Y lo primero que hace es quitarle cargas, proporcionar alivio, reflexionar sobre el papel que tiene la escuela, que duda cabe, pero sobre todo caer sin doble moralidad ni bullas en el camino sobre la filosofía de enseñar, sobre aprender, más allá del acto mental de introducir datos en nuestro cerebro, alejarnos definitiva y airosamente de modelos más propios de CPU, "aprender con el cuerpo", actuemos contra la lógica defendida y guarden en memoria esta expresión, volveremos con la idea tras otro ensayo viral. ¡No se muevan!.

Lo que puede el lenguaje: La magia está en la lengua, ¿quién podría explicarlo mejor que los poetas? parece decirnos Ospina y nos deja algunos, poemas, y nos da ejemplos, intentaría parafrasear pero prefiero incluir una cita, dos puntos y comillas: 
“El círculo está en el diccionario, el vicio está en el diccionario, pero el círculo vicioso no está en el diccionario sino en el mundo. El cielo está en el diccionario. La sordera está en el diccionario, pero el sordo cielo es un invento o un descubrimiento de Shakespeare, que quería expresar su sensación de que los seres humanos estamos solos y de que no hay por fuera de la tierra nadie que nos escuche”
........ y tras una breve pausa

El cuerpo y la creación artística: pregunta con premio ¿qué expresión pedí que guardaran? Exacto: aprender con el cuerpo y a esto unan lo que sigue "el grado de aprovechamiento de lo que uno recibe depende mucho de los talentos naturales de quien aprende". Ospina bosqueja un modelo de enseñanza en el que lo individual esté por encima de lo colectivo, aprender desde las potencialidad, vivir con pasión y trabajar con vocación o al menos intentarlo. Suena a utopía, lo sé, pero es bonito soñarlo. 

Es el primer ensayo pero he decidido colocarlo el último porque..., si no fue suficiente el ejercicio persuasivo, si no hubo forma ni manera de llegar a ti, reticente de la no ficción, descreído de que el ensayo tenga algo que decirte, he aquí el alma definitiva, el triple salto mortal, la razón primera por la que no debes salir de aquí sin cumplir deseos. La lámpara maravillosa: 
El escrito de lo escrito, el dedicado al lector, el sentir de uno de tus congéneres de vicio, la inspiración que nadie menos que Homero prendió en Ospina, un ensayo sobre la lectura, donde concluí que vivimos de la experiencia y SUPER-vivimos con la imaginación


48 comentarios:

  1. Huy, lo que nos traes... Me has tocado. Todo lo que hable de educación me interesa. Apuntado queda. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, yo creo que para profes y maestros este libro es de los que echar a la mochila.
      Besos

      Eliminar
  2. A mi esta vez también me atrae y mucho. Gracias por reseñarlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar, si te gusta no te resistas, merece la pena.
      Besos

      Eliminar
  3. Me rindo en primer lugar a tu habilidad con la palabra, a tu persuasión y entusiasmo y tras ello sin ninguna posibilidad de escape voy a buscar esa lámpara maravillosa y a disfrutar y saborear despacio tales deseos llenos de sabiduria. Me guardo desde ya eso de que "el grado de aprovechamiento de lo que uno recibe depende mucho de los talentos naturales de quien aprende". La subjetividad del aprendizaje. Estoy deseando ir a por más.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que eres entusiasta, Jara! Cuando un libro me gusta se me ve el plumero y la reseña sale a borbotones. Lo he leído más de una vez, hay tantas ideas y cosas que le aplaudo, pero es que además me admira como escribe, su bagaje, la elegancia y sencillez para explicarse ¡ni que fuera tan fácil! Vamos, que me encanta esta lámpara, espero que te ilumine tanto como a mi.
      Besos y gracias

      Eliminar
  4. ¡Ostras, cómo me molan estas reflexiones que nos traes hoy de W. Ospina! Sobre todo el de la educación y el colofón final sobre los libros. Bueno, tengo buenas noticias, pronto me estreno con el amigo Ospina porque ya tengo en casa "El año del verano que nunca llegó". Si me convence, seguiré con esta lámpara maravillosa, que me has puesto los dientes largos. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra recibir esas noticias, son libros muy distintos pero el del verano si te interesan los reunidos, es para leerlo sin dudar. Este una esas reflexiones a la prosa y encima nos saca a los libros, la literatura y ya, ya... es que te rindes.
      Besos

      Eliminar
  5. No vale, Marilú. Que yo este libro lo había descartado...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, mujer, si es un librito de nada ¿qué te cuesta reconsiderarlo? :P
      Besos

      Eliminar
  6. Eres capaz de venderle un libro hasta a un futbolista!!!! Llevo tiempo persiguiendo a Ospina, el libro ese del verano y nada, me he encontrado con otros, ahora mismito salgo corriendo a ver si lo veo porque me encanta. He leído un libro de Bruckner, creo que lo has leído tú también y de cierta manera me ha recordado a los capítulos centrales. me veo, me veo con este libro y mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajjaja calla, que los futbolistas no son para mi.
      El verano se te resiste, pues ya debería de estar más disponible que lleva tiempo en el mercado. Son lecturas muy diferentes, empiezas por uno casi que imprescindible, así que todo se andará. Conocí a Bruckner por la reseña de Ana de Un buen hijo, no lo he leído.
      Que te veas en el libro pero sobre todo que te guste.
      Un beso :)

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    No conocía el libro hasta ahora, la verdad que por lo que cuenta tiene una pinta maravillosa,
    podrías ser vendedora y aconsejar libros ya que me has convencido!! jaja
    Aprovecho también para decirte que te sigo desde ya, me ha gustado la sencillez de tu reseña y posiblemente pase más por aquí.
    También te invito a que visites mi blog, y que si te gusta, y solo te gusta me sigas :)
    ¡Un beso!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Arual
      No tengo ninguna dote comercial, solo que cuando hablo de un libro que me gusta me entusiasmo, ya me gustaría, ya :) Pero es un libro que merece la pena.
      Me paso por tu blog, claro!
      Un beso

      Eliminar
  8. Lo había visto de pasada en la pagina de la editorial pero veo que merece la pena detenerse en el. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La merece y mucho, Rocío, a mi me ha encantado.
      Besos

      Eliminar
  9. Nunca he leído a Ospina, aunque me lo han recomendado.
    Lo apunto entonces.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta y subraya, es un nombre a seguir :)
      Besos

      Eliminar
  10. Plas, plas, plas!!! Qué voy a decir que ya no sepas: lo quiero. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias socia incondicional.
      Lo quieres y lo sabes, claro, es de los que vas aguardar como la joyita que es ;-)
      Un besote

      Eliminar
  11. No conocia ni el libro ni el autor, pero lo apunto, Marilú, ¿cómo no? Mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, este es un libro para reflexionar pero también se disfruta al prosa de Ospina y su buen hacer.
      Besos

      Eliminar
  12. Vale, no será ineludible, pero es imprescindible. No me cabe ninguna duda de ello
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese eslogan ahí! A mi también me sobra cualquier duda.
      Besos

      Eliminar
  13. Pero qué te he hecho yo para merecer esto? Por qué me tientas de esta manera? Vale, a ver si aprovecho un despiste de mis libros pendientes, me escapo y me hago con éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estén con el lomo mirando a otra parte, tu corre, corre que los despistas y ya... ¿qué hago yo si el genio habla?
      Besotes

      Eliminar
  14. Pues mira, en este caso y por ser tú, y por descubrir de una vez a Ospina, me podría lanzar a vencer esas reticencias hacia la no ficción, que ya sabes que ahí están. Y el tema desde luego lo merece, poco hay más capital y más delicado que la educación y más en esta "era de la información" que tanto ensalzan.

    ¿Dónde dices que hay que firmar? :P

    Besos con lámpara mágica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es un paseo por las nubes, no te va a costar ni un poquito hacerte al libro y seguro que sacas provecho, por ser tú, Ospina y el genio. El primer ensayo que comento empieza tomando precisamente esa idea, la desinformación en la era de la comunicación, el valor de las noticias, etc. vamos que sí, que merece mucho la pena leerlo.
      Justo aquí, aquí abajo, pon: LEER.

      Besos, ingenio

      Eliminar
  15. Dos libros de Ospina en poco tiempo. Yo creo que alguien esta enamorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me has pillado, love is in the air!!!
      Besos, hermano

      Eliminar
  16. Chiquilla qué persuasión. Los libros de Navona ya son una garantía pero con esa reseña, ¿quién se resiste?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Navona se ha ganado un puesto de honor en nuestros estantes, es por si queda algún despistado, tenía que dejarlo claro.
      Besos

      Eliminar
  17. Yo de momento lo voy a dejar pasar. Quizás en otra ocasión me llame más la atención.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejemoslo para otra ocasión entonces, gracias por comentar igualmente.
      Besos

      Eliminar
  18. Cinco deseos cumplidos son demasiados como para dejarlos pasar por alto. Además, esos temas que aborda: educación, lenguaje, el cuerpo y la creación artística... son irresistibles para mí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos ganado dos en el camino hasta la lámpara, salimos ganando. Los temas son llamativos y tratados con acierto, espero que te guste si topas con la lámpara.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Un libro de esos que parecen imprescindibles, los temas me interesan todos y las reflexiones parecen breves pero profundas.
    Me he quedado colgada del último párrafo... ¿que más cosas peores amenazan a quien no lee? Por fortuna yo estoy libre de ellas (o por lo menos hago méritos continuos para ello).

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí, es un imprescindible porque son temas que no podemos perder de vista, conjuga muy bien los mensajes con la forma, U-to. Es un libro del que subrayaría prácticamente todo.
      La mayor amenaza a la no-lectura es el tedio y lo que nos dice en ese sentido es que el pensamiento tiende a la repetición y leer diversifica. En fin, que nosotras la costumbre no nos la quitamos :)
      Abrazos!!

      Eliminar
  20. Jajaja, inevitable que se me venga el genio de Aladín cantando "no hay un genio tan genial" al leer el título de este libro, que veo que va por otros derroteros (aunque la imaginación al poder, eso es lo importante) Me gustan este tipo de lecturas y nos las frecuento tanto como deberías, así que nada, a frotar la lámpara en cuanto pueda! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, además Aladín la he vistos unas cuantas veces y el genio es un crack. El primer ensayo, que habla sobre la lectura incide en todos esos personajes de fantasía, supongo que de ahí el título, la lámpara es el libro, ya sabes, a frotar
      ¡Ah! y es muy asequible, estupendo para retomar la no-ficción.
      Un beso

      Eliminar
  21. Ohhhh, viva ese triunvirato y vivan los libros :D

    ResponderEliminar
  22. No me importaría nada frotar esta lámpara, aunque yo con un par de deseos me conformo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, que no te den menos de los que te mereces ;) a frotar!
      Besos

      Eliminar
  23. Me ha encantado tu primer párrafo.
    Leo muuuuuuuuucha más novela que ensayo, pero tampo le digo que yo enseguida me dejo querer. Y además este tiene muy buena pinta.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, fue un poco en tono de comercial feriante :)
      Yo también leo más novela pero me gusta coger ensayos de vez en cuando, muchos son tanto o más interesantes. Este creo que es imprescindible para los amantes de los libros y la cultura en general. Merece la excepción.
      Besos

      Eliminar
  24. Hola Marilú! Pues como se nota cuando estás entusiasmada: "te sale a borbotones", dices.
    Me alegro mucho que me descubras a Ospina ensayista. Lo de la lectura y la creatividad me interesan mucho, aunque es posible que luego, por seguir disfrutando de su prosa y su lucidez, me enganche con todos.
    Me gustan mucho los ensayos sobre el acto de leer y de escribir. Parece que ya todo está dicho, y cada tanto florecen autores, o artículos de autores sobre esto, que echa nueva luz. Actualmente tuve la suerte de encontrar un blog que trae este tipo de artículos, y he leído cosas muy buenas de Susan Sontag, Ursula Le Guin y varios más. Si te interesa aquí te envío el link https://www.brainpickings.org/
    Saludos y MUCHAS gracias por Ospina ( y por tu fervorosa reseña!)

    ResponderEliminar
  25. Esta editorial está en mi punto de mira!! A ver si me pongo con alguna de sus novelas, que tengo varias fichadas =)

    Besotes

    ResponderEliminar

A comentar!! :)