miércoles, 22 de julio de 2015

#1 Cajón de arena: "De noche, todos los gatos son pardos"

"De noche, todos los gatos son pardos", no sé que pretenden con semejante expresión, mi pelaje es más bien grisáceo, atigrado, pero sueltan eso sin pudor alguno el par de frescas, las dos sentadas, allí, en la mesa, al lado de la ventana, en una noche oscura de treinta grados. Me atuso el bigote y ni se inmutan, me lavo por si refrigera y nada. Me pongo en la posición del minino sedente y ni una sonrisa ladea. Se acabó. 

No me molesta que hablen de gatos, ni que usen nuestra especie para el refranero. Ahora bien, lo que resulta un incordio es que con este calor se pongan justo en el lugar más fresco de la casa y no contentas con ello, cada vez que me aproxime me suelten un NO avieso y borde. Es cierto que por una entra y por la otra sale, que para algo llevo las orejas bien abiertas y expectantes, pero ahora que han terminado la pizza, que la rubia fuma y mantiene el brazo fuera, que la otra recoge sus piernas en la silla, que parecen relajadas y a lo suyo, AHORA, es el momento. 

Subo a los travesaños de la silla, doy un par de vueltas con sigilo, me quedo al filo y giro el cuerpo para engancharme al siguiente nivel. El cojín me recibe tan mullido como de costumbre, el mantel cubre, la mesa tapa, la silla está metida y  mi visión se reduce a las piernas de estas dos, pongo mi mejor cara, retiro lo necesario y asomo, colocando las patitas en el tablero sin mostrar uña, con la mirada más huérfana que manejo. Entonces oigo: ¡Dylan!.  

Dylan con tono, Dylan en un sí pero no, un quizá subrepticio, la posibilidad contenida en un par de sílabas, en definitiva, me han visto y en conclusión, hemos avanzado, del NO al nombre. Es hora de dar el siguiente paso. 

Brinco y subo, la caja ocupa mi espacio, a pasos cortos, mesurado, me dirijo a ella, sé que tengo las miradas de la concurrencia, ES MI MOMENTO, SEÑORAS. Extiendo la pata y doy un toquecito en el lateral del cuadrilátero que apesta a queso, el cartón está libre, las barrigas llenas, por eso se desplaza y lo pillan.¡Alabado sea Garfield!. 

Quitan la caja de mi vista. Mi expresión es otra, mi epopeya lograda. Al fin me repantingo a lo largo. Todo son caricias y palabras llenas. Comentarios sobre lo guapo, lo listo, la elegancia que caracteriza mi abolengo. 

Una raza superior, queridas, que ha venido para quedarse.

37 comentarios:

  1. Pobrecitos gatos y perros callejeros en estos días y noches tan sofocantes. Me encanta además esa raza en concreto: los atigrados; aunque el mío es blanco y gris. Bien por Dylan, por esas travesuras mininas, que a los humanos nos crispan; pero que sólo son dignas de un gato. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lady Aliena, seguiré tu buen gusto y el día que busque gatita será atigrada para maullar juntos a la luna. Estoy hasta los bigotes del calor pero más de los abandonos de mascotas en verano, pfffffff.
      Ronroneos para ti

      Eliminar
  2. Jajaja.

    Dylan es ya el hombre de la casa y os deja de vez en cuando hacer lo que queráis. Pero tened presente que él es el quien manda :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isabel
      Tú sí que sabes. He tenido que ser muy estricto con esta humanidad cercana pero no son mala compañía, casi, casi diría que están domesticados.
      Un miau!

      Eliminar
  3. Jejeee, es que Dylan es mucho Dylan, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, Susana, si yo te maullara... trabajito me ha costado que capten el orden en casa :)
      Miau!

      Eliminar
  4. Ya te estaba echando de menos, que lo sepas!!!! Yo creo que Dylan es un gato de ascendencia francesa o israelí, como yo!!!! Allí todos los gatos son grises por la noche. Lo mejor es que duerme sobre letras y tiene carácter, mucho carácter, creo que hay que llevarlo de vacaciones a mi tierra para que se haga muchos muchos muchos amigos!!!

    http://cdn.timesofisrael.com/uploads/2012/05/F100314ffrc02.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Yossi:

      Ahora que he sacada la pata a la luz podemos desvelar nuestros orígenes comunes sin problema ninguno. Por la noche todos los gatos (de carácter) son grises, no se hable más. Y tranquilo, sigo vigilando lo que hace la chica en la pantalla, me encargo de que no desparezca más de lo estrictamente necesario. ¿Cuándo dices que nos vamos? ¡Esos compatriotas me esperan y yo duermo sobre ciudades del mundo! ¡Ronroneo!
      PD: He vuelto para pasarte el testigo, andaba remoloneando ;-) Marilú

      Eliminar
  5. El rey de la tarima, jaja. Se ha hecho con la casa y con el cajón. En nada nos escribe reseñas.
    Un besito para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .... ¿Vas a tirarme del rabo? es que me ha dicho tu abu que eres una nieta rebelde... se nota que eres de la familia, tenemos los mismos ojazos O.O pero alto ahí, este cajón es de arena, el desastre se lo dejo para la otra que le va más el tema.
      Patita en son de paz

      Eliminar
  6. Estos gatos son los reyes de casa. Calcetines, el nuestro, también es atigrado pero blanco y canela y se pasea por todas partes con aire de suficiencia y pidiendo mimos. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Querida Goizeder, me encanta el nombre del dueño de tu casa, Calcetines. También me alegro de que todos sepáis quien manda, es el punto uno para los acompañantes de gato :-)
    Ronroneos! 

    ResponderEliminar
  8. Cuando veo las fotos de Dylan en Facebook (que aunque no suelo comentar siempre hecho un ojo) me acuerdo de un enorme gato gris que tuve. Siempre he tenido gato. Me fascinan. Ahora, por mis circunstancias no lo tengo y los echo mucho de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos dejamos huella, no solo cuando pasamos por encima cuando se friega. aunque se habla mal de nosotros que si somos ariscos, blablabla, quienes nos conocen aprecian nuestra compañía, me alegra que te unas a la fascinación gatuna, gracias Albanta.
      ¡Amaso!

      Eliminar
  9. Pues ya ves, en casa Dylan somos perrunos pero mi pobre Nube está tan mayor que no consigue ver a tus compañeros de raza campando delante de sus narices con toda la chulería del mundo y diciéndole al pobre anciano¨"a ver si me pillas, majo" Y ni los pilla a ellos, ni a sus tres nuevos gatitos, que solicitan la comida materna escondidos en el jardín asalvajado, entre rosales y boj, al fresco del escaso microclima que en Extremadura pueda formarse la acumulación de plantas y riego diario.
    Ya ves, con los gatos en verano, yo practico lo mismo que hacemos los humanos con los niños saharauis: tengo un programa de acogimiento familiar cada año :)

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángela, con esos cuidados veraniegos y el frescor de tus rosales y boj te has ganado un puesto en amores de gato. Nube no podrá pillarlos pero seguro que se entretiene con el ir y venir, aunque chulos, cumplen con el entretenimiento y alegran la vista.
      Lo dicho, a sus pies, humana. Cuando quieras te invito a sardinas ;-)
      ¡Amaso!

      Eliminar
  10. Poco a poco te estás haciendo el rey de la casa Dylan :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo soy desde que llegué, solo que tuve que informar a esta plebe. Cuando quieras quedamos con Brownie para hablar de sus cosas ,-)
      ¡Miau!

      Eliminar
  11. Creo que te va a gustar "Soy un Zarpas" el día que me decida a subirlo a Amazon, con dibujos y todo. Me he reído mucho. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ah, esa la debes hace mucho, queremos saber de esas zarpitas" (esto es un mensaje de Marilú) de mi parte un ronroneo. Miau!

      Eliminar
  12. Tu Dylan es genial....me atrevería a decir más genial, incluso, que su dueña :P :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, esa que se hace pasar por mi dueña no me hace sombra ¡Ronroneo!
      PD: A ver cuando viene a verme, señorita

      Eliminar
  13. Jajajaja, grande Dylan, serías un buen socio para mi plan ultrasecreto de dominar el mundo, sí señor :P

    Menuda cantidad de gatos blogueros van poblando nuestros teclados. Bienvenido, Felino!

    Un golpecito en la napia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se hable más Mr. Suárez, tus esbirros, y nosotros conquistaremos al menos la montaña de las croquetas y el shushi.
      Los gatos son muy suyos, toman el teclado y lo que sea necesario. Gracias, humano.
      ¡Estornudo!

      Eliminar
  14. Está claro, has llegado para quedarte y vas tomando posesión. Vamos, que parece que tienes una humana y no ella un gato.... pero no se lo digas: no lo entendería.
    Besos, wellcome

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. QUERIDA Mientrasleo, he llegado por cortesía e insinuación de una dama de letras, no podía asomar y salir sin más.
      En cuanto a la humana a la que acojo en esta temporada no entiende de la pescadilla, ni la cola.
      ¡Mirada conquistadora!

      Eliminar
  15. Es precioso, mi gatita se le parece un montón!ya va marcando que sitios son suyos jajaja
    Lo tienen que pasar fatal con el calor que hace.
    Un ebso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y no hay fotos para ver a esa gatita? 0:)
      Lo pasamos fatal por eso busco los lugares, le quite el sitio a quien se lo quite.
      ¡Maullidito!

      Eliminar
  16. Que me gustas Dylan!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tampoco estás nada mal para ser bípeda, preciosa.
      ¡Frotar amoroso!
      (jajajaja)

      Eliminar
  17. Dylan, bienvenido. Aquí estaremos para leer lo que nos quieras "sugerir"... ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa por la bienvenida, soy un gato de hechos consumados, espero que sugieran adecuadamente (jajaja)
      ¡Miauuu!

      Eliminar
  18. Jajjajajajaj me encanta =)
    Bienvenido sea!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias humana, como me mola tu pelo.
      ¡Marramamiauuuuu!

      Eliminar
  19. Buenas tardes, Dylan! Soy Simba, te acuerdas de mi???
    Chiquillo, solo decirte que te armes de paciencia. Yo, convivo desde hace tres años con dos mujer, después de estar toda mi vida tranquila con mi dueño... y es terrible!
    La mayor es una neurótica que padece de fobia a los gatos y supuestamente la ha superado solo conmigo por amor...las cosas que una tiene que escuchar Ö, y según que movimientos realizo espontáneamente, a día de hoy, aún le provocan un estruendoso e histérico ¡¡Socorro!!. Y la otra es una adolescente, con el pavo subido, que cada vez que se cruza conmigo por la casa grita un ensordecedor ¡¡¡Cuquiiiiiiiiiii!!! y aprovecha el más mínimo despiste por mi parte, para apretujarse a mi y disparar un selfie tras otro haciendo morritos y carantoñas absurdas y ridículas varias....
    Pero eso sí... ambas dos me malcrían a base de chuches, mimos, y juguetes varios por un acaramelador miiiaaaauuuuu...
    Así que, si juegas bien tus cartas, vivirás a cuerpo de rey. ;))

    Te mando un ronroneo dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Simba, amigo!!! claro que me acuerdo, miau!!!
      Esas mujeres parecen de armas tomar ¡lo que uno tiene que hacer a cambio de cuatro mimos y varias latas!
      Lo del amor es una excusa, fijo, esa mayor seguro que se ha dado cuenta de lo práctico que resulta tener un gato en le regazo mientras lee y claro, cualquiera renuncia. De todas formas, mejor que no se confíe, así siempre la tendrás en la almohadilla de tu pata. ahora, lo de la adolescente, amigo mío, eso sí que es duro, a mi me estrujan la cabeza y me sueltan palabras cursis.
      ¿Y lo de las fotos? Eso debería estar recogido en la convención de Ginebra como uso abusivo del smartphone ¿qué le pasa a esta gente? no hay pose que no quieran inmortalizar, ya mismo exijo derechos de imagen a ver si así echo la siesta en paz.
      Por otra parte, finjamos como hasta ahora, que ellas tiene el control y saquemos provecho, algún día ya se enterarán, cuando tenga energía (bostezo).
      Gracias por compartir tu experiencia, camarada, seguiré tus consejos.
      Ronroneo y juegos para ti ¡miau!

      Eliminar
  20. Te ganando terreno y lo sabes lo consientes y delante de las miradas inquisidoras te haces la dura como que tu intentas ponerte en tu sitio pero viene el y te quita.... estas perdida y lo peor o mejor según se mire es que ya no tienes vuelta atrás.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)