lunes, 8 de junio de 2015

La vida equivocada (Luisgé Martín)

La vida equivocada (Luisgé Martín)
Editorial Anagrama
288 páginas
La vida es esa cosa insustancial y extraña que no lleva a ninguna parte y que, incluso si se vive venturosamente, se deshace luego. La vida es esa cosa de la que te culpo a ti, madre.

La revelación podría acontecer mientras friegas los platos, jabón, aclarar, escurrir y desagüe, ahí, el resto de los restos, diluido en el purificar la vajilla, el poso ha destilado sus últimos efluvios, el despojo se ha lavado. La vida podría errar y para eso no existen jabones. ¿En qué punto se va uno por el sumidero? ¿,qué línea cruzamos para decir error?. Friegas los platos y desconciertas. La vida te equivoca. 

Luisgé Martín titula así su nueva novela, una vida que son al menos dos y si me apuras tres. La de Max siendo un joven Adonis y por tanto irresistible. La de quien lo cuenta en primera persona, haciéndonos creer que lo conoció, que la pasión vira a ceniza y que en los secretos de un tercer, Elías, padre de Max, puede estar la clave.

El autor nos habla de vidas pero empieza con un Principio de muerte, por comparaciones, con lo peor que le puede pasar a un hombre, en una carta a la madre, en el tono hipnótico de no poder para hasta llegar al Final, pasando por Max y Elías. Estas dos paradas son biografías, bastante exhaustivas, donde lo que pasa no es tan importante y lo verosímil no siempre alza la voz de presente (pero yo me dejo). 

La vida equivocada evidencia la fatalidad de confundirse, de hacer las cosas mal. La cuestión sería como saber lo que está bien (apéndice a escribir en el libro vital). A Max lo convidan por el mundo y se nos ancla a lo normativo, buscando sin saber qué, añorando lo efímero que nunca se alcanza. Por el contrario, Elías encuentra cuarto y parcela, por contra, se aleja de lo convencional. Es curioso que tocando un tema escabroso de atracción sexual no termines de rechazar al personaje. Casi dos novelas cortas que se engarzan dentro de la misma, cruce y desenredo hasta el derruir. 

Esta es la segunda ocasión en la que leo a Martín y me impulsa a mirar atrás a la espera de lo que esté por venir. Si la lectura es un idioma, hablamos el mismo. Al terminar, además de su argumento, del sumidero que deja, contuve una indeterminación, una vaga familiaridad que confirmé en un debate con posterior asombro (ya sabes tú). Las formas en las que se mueve, el tono que adopta, el uso del lenguaje y la casualidad. 

La vida equivocada es una novela sugestiva y proclive a explorar en más de un sentido y frase, narrada con oficio y buen hacer, eso es lo más representativo. Dicen que Luisgé reitera en sus temas pero en entrevistas considera con esta el cierre de un ciclo. Sea como fuere espero enmendarme y salir del fregao.  
"Tocar", decía levantando la mano con los dedos muy abiertos en forma de garra. "Ver", añadía señalándose los dos ojos. "Oler", concluía mientras olfateaba el aire en forma de sabueso. "Eso es lo único que calma, lo único que prueba que no estás muerto. ¿Cuando alguien lee tus libros hay alguna reacción en el sistema nervioso? ¿Se produce un espasmo o una eyaculación?¿se siente dolor?" [...] "Tocar, ver, oler", admití yo. "Lo demás es silencio."
La vida equivocada (Luisgé Martín)

37 comentarios:

  1. No conocía ni la novela ni a su autor, pero en esta ocasión no es un libro que me llame demasiado, con este no me animo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un autor al que tengo en el punto de mira después de leer reseñas en la línea de la tuya: me llama la atencion.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No conocía al autor pero habrá que tenerlo en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. No he leído aún a Luisgé, otro a ubicar en el saco de pendientes. Más que sus argumentos y sus historias, lo que más curiosidad me da es ese estilo, porque ya son varias las reseñas que he visto que lo pintan bastante especial. Y sois también varios lectores a los que os ha transmitido bastante, que aunque me ubique un poco fuera de mi zona de confort es algo que siempre levanta mucho mi curiosidad.

    A ver si me animo, ya sabes que estoy en plan síndrome de diógenes de libros veraniegos =)

    Besotes re-conectados! :)

    ResponderEliminar
  5. Éste ya lo tenía en mi punto de mira.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No me termina de convencer, al menos de momento.

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía y la verdad es que esta vez no me llama mucho.
    Feliz lunes!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Este no sé yo Marilú...No estoy para muchas "sugestiones" ¡Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  9. Ya te digo yo en qué momento se fue todo por el sumidero,
    En fin, que de vida equivocada ya hablamos largo y tendido y para qué ahondar más aquí.
    La propuesta no está mal pero creo que el estilo no va conmigo, igual que piensa demasiado y todo, lo dejo pasar que encima me he apuntado uno de Yossi, ja, mira qué valiente soy.
    Besos de nieta intrépida.

    ResponderEliminar
  10. Madrina leo el final solo porque lo compré recientemente y lo quiere leer pronto, aunque pronto sea dentro de unos meses. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, ¿ o no nos pasa a algunos? Esto que estás fregando un plato, secándolo y te abstraes, piensas, conectas con un algo, no sé, te sales de ti mismo y cuando vuelves al plato que tienes entre manos traes algo contigo. No, no nos pasa a todos, ya te lo decía ayer ;) Te lo cuento a ti porque sé que también te pasa, si no no habrías escrito así la reseña y porque justo por eso no me vas a diagnosticar ningún síndrome extraño ;) El libro lo leo en cuanto lo pille, culpa tuya. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hoy me traes una novedad, o al menos una para mí porque no me suena el autor, y tampoco el título, pero hay algunas cosillas que mencionas y que me dejan tentada; lo tendré muy presente ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Las frases que has elegido (sobre todo la primera) me han impactado mucho; son de esas que no se olvidan fácil. La verdad es que pensaba que este autor no sería para mí, pero este libro me tienta y puede que me lo encuentre en la biblioteca, si no ahora, más adelante. 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Me lo has dado a conocer y me quedo con ganas de echarle un ojo en la librería
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Los fragmentos que citas dan escalofríos. Parece una Novela, con N mayúscula. Me la apunto. Gracias por la reseña.
    besos

    ResponderEliminar
  16. No sé cómo lo consigues pero siempre traes autores completamente desconocidos para mi. Aun así lo dejo de lado, que mi compi de piso me está empezando a racionar los libros de la mesita para que me los acabe y no compre más. Un besote

    ResponderEliminar
  17. Me encanta la frase del principio. Y eso me lleva a querer leer la novela directamente.

    ResponderEliminar
  18. Me he perdido un poco leyendo, pero creo que este no es para mi, y eso que es un autor que quiero leer, pero...no lo veo. Un besote.

    ResponderEliminar
  19. El libro que leí de Luisgé Martín (La misma ciudad) no terminó de convencerme, me pareció inverosímil, no me lo creí, y no es porque no me crea lo que es inverosímil. En cualquier caso, no hubo empatía con el libro ni con lo que me contaba ni con cómo me lo contaba. Me quedé frustrada, porque todas las opiniones (incluída la tuya si no recuerdo mal) apuntaban a que el libro me gustaría. Así que me quedé con ganas de intentarlo más con Luisgé, pero a la vez con cierto temor... Lo que cuentas (y cómo) de este libro, las citas... pues es tentador, qué te voy a decir, pero creo que en este caso será el libro, en la mano, el que me diga si sí o si no...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Hola!!! Te he nominado al premio de mejores amigas en mi blog ^^ pásate por la entrada cuando puedas http://tazadelibros.blogspot.com.es/2015/06/nominacion-premio-mejores-amigas.html

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  21. Tengo a este autor apuntado desde hace tiempo, por recomendaciones varias de Mientrasleo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Ahora mismo no es el tipo de lectura que me apetece. Pero sí me la apunto, que le llegará su momento. Me suelen gustar este tipo de novelas. Y tu reseña y el fragmento que has dejado me han convencido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  23. Sabes lo que opino, me gusta Luisgé. Me gustan sus temas recurrentes, sus zonas oscuras, sus "y si?" que se materializan en forma de lo que quisimos ser y tal vez no fuimos, por cobardía, por la vida... y ese mirar atrás a medio camino que provoca la insatisfacción pese a que se haya conseguido todo a ojos de otro.
    Me gustan sus armarios llenos de esqueletos que en este libro airea a base de bien, de las inseguridades a los temas tabú para muchos escritores. La muerte más cercana, la lástima, el secretismo, el ego, las aspiraciones... las personas.
    Y me gusta como plantea sus historias, en esa nebulosa tan personal que hace que cambies de rumbo sin que él se haya movido para darte cuenta de que te tiene justo donde te quería. Tan complicado de explicar como fácil de seguir.
    ¿He dicho que me gusta Luisgé? Me gusta, incluso Max

    Besos

    ResponderEliminar
  24. He leído "Las manos cortadas", creo que se titulaba algo así, y no me terminó de enganchar. A lo mejor tendría que darle otra oportunidad. Besos

    ResponderEliminar
  25. Tu reseña es hipnótica, en serio. Voy a buscar la novela.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Esa fatalidad de confundirse, de hacer las cosas mal, siempre me ha preocupado. En esa vida que es todo y es nada para cada una de nosotras, ser consciente de que, a veces, la conduce dicha fatalidad es agobiante.

    Y de paso digo que no he leído nada de este autor.

    Sin duda la lectura es un idioma, y cuando tenemos la fortuna de compartirlo con un autor o autora y además con más lectores que coinciden en la manera de encontrar esa vaga familiaridad, ¡¡chapeau!! La suerte nos sonríe y las letras bailan con el mismo son y la historia es comprensible hasta en las comas y cada frase nos habla despacio para no hacer ruido...

    Y concluyo apuntando al autor y esperando "comulgar" con él.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  27. Con la primera frase ya me has dejado impactada. Creo que no es una lectura para cualquier momento, pero se puede encontrar su momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. No conocía al autor y al libro, aunque el argumento no me atrape, tu reseña me parece estupenda. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Me atrae la portada y la historia y si en un libro esas dos cuestiones coinciden tiene mucho ganado

    ResponderEliminar
  30. Es un autor que quiero leer pero los proyectos y mi infinita (que ha tomado unas hechuras imposibles) me impiden lear a todo lo que quiero hacer/leer/escribir, así que ya no me prometo nada...
    Miles de besos

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola! No conozco el libro ni tampoco a su autor pero tampoco se da el caso de que me llamen como para anotarlo y querer leerlo.
    Pero de todos modos gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  32. Es un autor que tengo muchas ganas de leer espero hacerlo próximamente por que la verdad es que tengo muchas ganas, he visto este libro en algunos blogs y tienen muchas criticas positivas.
    que tengas muy buena semana,
    un beso!.

    ResponderEliminar
  33. Lo voy a dejar pasar. Un besito Marilú.

    ResponderEliminar
  34. Tu reseña es tentadora pero la novela en sí me hace dudar. Lo dejaré en barbecho, a ver cómo se resuelve la cosa :)
    Un besin

    ResponderEliminar
  35. Parece interesante, no lo descarto. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Me parece que éste de momento lo dejaré pasar, pues no acaba de convencerme.
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar

A comentar!! :)