jueves, 30 de abril de 2015

Música para feos (Lorenzo Silva)

Música para feos (Lorenzo Silva)
Editorial Destino
224 páginas 

"Esta es una historia de amor"

Para muchos es reconfortante asumir que una historia de amor se encuentra casi en cualquier novela, es decir, que de alguna manera, entrelazada con otras tantas, en subtrama, como segundo plano, como primero pero sin postre, como postre pero sin guinda, con un sentido histórico, estético, haciendo el pino con las orejas, en conclusión, que no atufe, pues eso, entre col y col, lechuga, a lo mejor..., pues. 

No soy una asidua al amor como tema principal. Tengo motivos, que son: que raye el mismo disco, que venda la moto, que llame amor a algo que no lo es, quizá este sea el más escabroso de los peros, a fin de cuentas, el quiéreme como yo quiero que me quieras siempre ha sido un patrón difícil de medir y quizá el más sorprendente de todos, que leí muchas (que os pensáis, una fue cursi, en otra vida). 

Pero me dejé querer, por Lorenzo Silva, para sorpresa de propia y extraños. Decidí hacer este acto de entrega por una recomendación fiable y aquí estoy, con la playlist que da banda sonora a la lectura, dispuesta para contarlo porque es para contarla.

Mónica es una joven de veintinueve años que una noche, tras una decisión auspiciada por el dejarse llevar, conoce a Ramón, un hombre establecido en la cuarentena. Podría quedar en una aventura como cualquier otra pero no, deciden posponer el momento, dejar reposar lo que podría ir más allá. El lector asiste a esos primeros compases de flirteo y su transición a la intimidad. Podríamos ponerle inconveniente a las velocidades, puestos así, dejaríamos de creer en la historia, pero yo decidí hacerlo, dejar que las cosas fluyeran, creer que sí, que así era, que así fue. 

Para engatusar más si cabe, Lorenzo Silva se vale de una incógnita distinta a la de fueron felices y comieron perdices. Esto no quita que una, curiosa por naturaleza, no se pregunte y para que engañarnos, sepa de antemano, el color final del idilio. No es obstáculo, los engranajes van deslizando al lector entre sus páginas.

Otro de los recursos que emplea es el uso de banda sonora (que parece tendencia). Esas canciones, las que viven los personajes como protagonistas, detienen al lector en frases cursivas, líneas que nos hacen un poquito inmortales, instantes que expresan lo que tan difícil resulta sacar de uno (o dos). 

Estamos ante una obra donde el clima emocional debe ser el eje. Alejado de manoseos o descripciones exhaustivas o corazones que laten como salsa de tomate. Silva, en un contexto contemporáneo, comunica a los personajes, además de por los medios, por los fines, con profundidad. El autor consigue trazar caracteres y crear percepción de avance. 

Un amor claro, sincero y sensato, quizá este último adjetivo sea el crucial (al menos para mi). El hacer hincapié en una relación adulta modelada por rasguños. El tiempo apremia pero los vínculos, los de verdad, no atienden a mediciones. En conclusión puedo decir que me ha gustado y me la han colado, no solo por el tipo de lectura, sino por los argumentos finales (si alguien la ha leído  entenderá a que me refiero). Esta es una historia de amor, sin usar mayúscula, una evidencia de que se puede querer sin comas diabéticos, ni fuegos artificiales, una historia tan natural como la de quien un día quiso. 

"La felicidad es separarse y no tener miedo a no volver a verse, despedirse con un beso rápido en el andén y luego viajar sentada en el vagón rumbo a la soledad de tu casa, que desde que existe el otro, y desde que se produjo el encuentro, ya no es una condena, sino otro lugar donde esperar, serena y confiada, la oportunidad de recobrarlo todo, entero y sin menoscabo, mejor aún que en el comienzo, tan solo una semana después, siete días que, para variar, tendrán uno por uno sentido"
Lorenzo Silva (Música para feos)

34 comentarios:

  1. Me gusta mucho Lorenzo Silva, y aunque soy más de su novela policial, estoy deseando leer este, pues no dejo de ver buenas reseñas por todas partes :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Silva os engatusa a pares :-) Pues yo también quiero dejarme engatusar, sobre todo porque me apetece más leer a este autor fuera de la novela policíaca (que no es mi fuerte). Me gusta esa presencia musical en la literatura, es un buen maridaje y todos los lectores somos sensibles a la evocación musical, ¿verdad? Eso sí, a mí no hay ningún amor que me parezca "sensato". Creo que el amor es de todo menos sensato :-)))

    ResponderEliminar
  3. Hace poco lo vi en otro blog y me gustó lo que leí. Del autor no he leído nada, y creo que ya va siendo hora. Lo tendré en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Corazones que laten como en salsa de tomate? Jajajaja... ¡Me encanta! Me gustaría mucho leer esta novela, pero sé que ahora no es el momento, no me siento con ánimos de afrontar historias de amor, y menos con una periodista de protagonista. Pero sé, estoy segura, de que este libro me encantará cuando lo lea.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Tengo muchas ganas de leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mi hermana me ha chivado que me lo va a regalar mi hijo en el día de la madre siguiendo sus consejos...

    ResponderEliminar
  7. Estáis diciendo cosas muy positivas en general de este libro y al final no voy a poder resistirme...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No quiero. No solo porque no comulgo con el autor sino por más cosas que te cuento en privado.
    Besos de nieta atravesada.

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada de él todavía pero tengo ganas y aunque tenía previsto estrenarme con el primero de su serie negra, este cada vez me tienta más
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No dejan de tentarme con este libro, y se agradece ;) Va a caer, seguro que sí, veremos si más temprano que tarde.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Amiga, te he leído por encima porque tengo ahí el libro mirándome...Caerá ya mismo

    ResponderEliminar
  12. No he leido todavia a este autor y eso tengo un libro suyo en mi estanteria de todas formas este titulo, al menos en este momento, no me llama. Besos

    ResponderEliminar
  13. Lo tengo apuntadisimo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me apetece un montón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ya era un libro que tenía fichadito pero sin prisas. Pero con cada reseña que leo, lo de sin prisas se está acabando...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. He tenido pocos encuentros con el autor pero nunca hemos llegado a conectar. No se si llegaré a darle otra oportunidad.

    ResponderEliminar
  17. Me llama la atención el título, aún no he leído nada de este autor y por tu reseña suena interesante, quizá me anime.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    A mí me tiene buena pinta. Si encuentro un hueco entre tanto pendiente, lo leeré seguro. :)
    Gracias por la reseña.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. Yo tampoco soy de las que busca el amor en libros, de hecho, no me gusta que la trama se sustente en este sentimiento, aunque es bastante difícil encontrar libros que no tengan el componente romántico... Tu reseña me hace dudar, pero voy a seguir mi primer impulso y no llevarme este libro; a pesar de ese amor sensato que tanto te ha llegado, no me parece un libro que yo fuera a disfrutar en este momento. 1beso!

    ResponderEliminar
  20. Con lo poco que me gustan a mi las merengadas (y también he leído unas cuantas de estas, no creas), me tientas mucho. Me interesa ver al autor (con el que compartí asiento hace tan solo unos meses) de novela policiaca en otro registro, siempre me intriga cómo se desenvuelven los escritores en otros géneros, así que me lo llevo, Marilú. Espero que me resulte interesante. Feliz fin de semana.
    Muacssss.

    ResponderEliminar
  21. Pues yo creo que con esta sí me animaría. A parte de porque me gusta mucho Lorenzo como narrador, aunque lo conozca más por su vertiente de negra, porque me llaman esos cauces naturales por los que parece que discurre esta historia. Yo tampoco soy muy de amor, aunque es verdad que si lo piensas nos lo encontramos en casi todas de las grandes historias. Pero como tema central, suelo huir, aunque si aquí tiene otro aire me fiaré de ti y de Lorenzo :P

    Besotes de un insomne! :(

    ResponderEliminar
  22. He leído algún policial de Silva y... mejor no. No es autor para mi sintonía. Pero aprecio tus líneas y tu descripción.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Ah, yo si es entre col y col encantado, incluso si es una historia de amor. lo que no me gustan son las coles con miel, las lechugas con almibar y el brócoli con melaza, me revuelve el estómago. El libro, después de dos reseñas buenas en dos de mis cinco blogs me lo leo seguro. Un beso :)

    ResponderEliminar
  24. Pues me atrae mucho lo que cuentas. Yo sí soy pastelosa, melosa, melodramática y todos los adjetivos cursos que puedas imaginar respecto a las novelas románticas, siempre que estén bien escritas y no me produzcan un coma diabético. Esta nueva visión del amor que describes en tu reseña me interesa. Me la apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. adjetivos CURSOS no: cursis... Sorry en nombre de mis dedos.

      Eliminar
  25. Todavía no he leído nada del autor. Este lo tengo apuntado por otra reseña positiva que leí hace poco y la tuya viene a confirmar que vale la pena leerlo. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Pues si te atrevieras con Vila y Chamorro ya flipabas

    ResponderEliminar
  27. Lo tengo apuntado, aunque quiero seguir antes con las batallitas de Vila =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  28. El amor siempre anda zascandileando por ahí, casi en todos los libros. Eso si contemplas el amor como un sentimiento poliédrico, claro. Como tema principal no es de los que suelo buscar, pero ante un amor sensato ¿cómo resistirse? Soy tan insensata que seguramente me venga bien ago así :) (aparte que Lorenzo Silva me gusta, aunque no siga su serie)
    Los vínculos de verdad (de los de mayúsculas y almas) están por encima de cualquier medida, espacio, tiempo y lugar. Cosas de los astros y así.

    Dejaré que me la cuelen, pues.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Es verdad lo de la banda sonora se está convirtiendo en una señal de identidad. He leído algunas opiniones sobre este libro. Hace siglo y medio que no me acerco a Silva, y aprovechando que viene a la Feria del Libro, quizás sea el momento idóneo para hacerme con el libro. Besos.

    ResponderEliminar
  30. Ese fragmento es de mis favoritos, ya sabes mi opinión, pese a que el ritmo pueda constituir un pero, tampoco lo fue en mi caso, ni el saber cómo iba a acabar la cosa, me pareció creíble, una historia normal, personajes normales...Muy fan. Un besote. Y viva el amor en la literatura, al menos en mi caso :-P

    ResponderEliminar
  31. Sólo por la curiosidad de leer a Silva en otro género que no sea el policial, pues puede ser que acabe leyendo (y escuchando) esta novela y su banda sonora.
    Lo siguiente es que los libros los vendan con el cd.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Pues aún no he leído nada del autor, aunque tengo pendiente sus novelas negras. Empezaré por ahí, pero me anoto también ésta, que me ha gustado el párrafo que has escogido.
    1beso!

    ResponderEliminar
  33. Pues la verdad es que hace tiempo que no me encuentro con Silva. Creo que me enamoré de él y me empaché rápido más por mi culpa que por la suya evidentemente. NO estaría mal darle de nuevo otra oportunidad. A mis años ya todo me lo tomo con más calma :)

    Bs.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)