lunes, 6 de abril de 2015

La isla del padre (Fernando Marías)


La isla del padre (Fernando Marías)
Editorial Seix Barral
280 páginas

Los recuerdos son como los libros. Solo importan los que permanecen. 


Escribo esta reseña con mis padres al lado, mi hermana al frente, yo en el portátil y el resto fluctuando. Escribo desde la casa donde pasé mis veranos de infancia, donde residían en el periodo estival mis abuelos, escribo dando la espalda al patio donde nos pelamos las rodillas unos cuantos, podría ser el lugar de donde venimos o quizá al que retornamos, a los bajos de una falda con una ermita en lo alto. El zig zag es el evento vital.  

Las casas son barcos y las novelas mares. 

Y escribo todo esto, aquí y ahora, porque fue donde leí este libro, también porque temí hacerlo, escribir y llorar, leer y llorar, leer y actuar. La isla del padre es una sucesión de letras, de historia, de recuerdos y de hechos. Es donde Fernando Marías nos habla de su padre, de su relación con él, también de cómo fallece y pese a ello, es un libro de vida, un libro que invita a ejercer de vivos.

La Historia Personal del cine de cada uno de nosotros es ajena a todo lo oficial y no atiende a razones sesudas;  se origina muchas veces por causa del puro azar. 

La isla del padre es la foto que hice al mío mientras miraba el periódico, es el nudo que se acopla en la garganta cuando recojo la maleta y vuelvo, es el temor soterrado de nuestra mortalidad. La isla esta, la del libro, es que mientras conoces al padre de Marías no puedes evitar pensar en los tuyos, en todos los que aparecen aquí y temes que dejen de practicar el presente. Aunque el manto lo borde fúnebre también son brillantes cuentas, los ratitos que almacenan, el entorno de la costumbre, los gustos que aprendes, y es que a (él) no le gusta la nata.

Fernando Marías escribe esta novela o esta biografía, o radiografía o momentos en un hatillo, una catarsis con lo vivido, a cuestas, en las rencillas, consigo mismo y la culpa que se libera. Toma una relación concreta, la suya con su padre, y azota la marea, tren de libertades, licencias para saltar. Y contando nos cuenta y nos transmite el mensaje, el consejo (que según dice no debería incluirse en la novela) aprovechar los tiempos.

No es el primero ni será el último que aborde este tema, entonces ¿por qué merece le pena leerlo? ¿por qué tomar este barco? He aquí la honestidad. Cómo exponer lo que nos aflige dejando el pudor en el petate. La isla del padre es valiente, sincero, franco. También es estilo, palabra, sencillas, combinadas, en cadena, reflexiones y recuerdos que (re)aprender. Sublime por el primer amor de un cinéfilo, el bang-bang de un pistolero, el padre idealizado, el niño que viste de pirata al marinero. El padre, que es su padre, es el padre nuestro. Es darse cuenta de que el patio de mi casa no es particular.

"porque una palabra crucial no pronunciada contiene todos los libros que aún no han sido escritos o la posibilidad de todos los libros que aún no han sido escritos. Y es ahí, entre todos los libros inexistentes, infinitos, inalcanzables, donde debo buscar los rastros de este para traerlo a la realidad. 

Tirar junto a mi padre muerto del  hilo invisible de una palabra jamás pronunciada: eso es este libro."

Fernando Marías (La isla del padre) 

69 comentarios:

  1. Parece una novela muy entrañable, de esos que te transmiten tantas cosas...
    Fernando Marías escribe muy bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es Marian, pero es incluso más que eso, a mi me ha conmovido. Es la primera (que no puede ser la última) que leo del autor y me queda claro que seguiré buscándolo.
      Besos

      Eliminar
  2. No me he estrenado con el autor, pero todo lo que dices me ha dejado con muchas ganas. Tomo nota de la recomendación. Ah, y me imagino ese lugar desde donde escribes. Yo tengo uno parecido. jjaj Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha gustado mucho este primer acercamiento. Me alegra que te animes a tomar nota :) Hay lugares que son para compartir ;-)
      Besos

      Eliminar
  3. Temo lo que esta novela pueda remover y por otro lado intuyo que voy a sentirme identificada en más de una ocasión, y de alguna forma también reconfortada con esa comprensión.
    La tengo apuntada a la espera de que encuentre su hueco, porque no le sirve cualquiera.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te negaré que puede removerte, creo que esa es la clave, es casi imposible no sentirse identificada con la historia, involucrada de un modo u otro. Hay tantos estados que como hijos compartimos..., yo también la reservé hasta verme en el hueco, espero que no te defraude :)
      Besos

      Eliminar
  4. Qué reseña más bonita. Dan ganas de ir a sentarse a ese patio. De leer el libro, menos, creo que no es buen momento aunque siempre está bien pararse a sentir. Espero que estés escribiendo lo que tienes que escribir, sí, eso, y no es un Mail para mí, es lo otro. Sería genial.
    Un Besote de nieta fluctuante. Seguro que en algún momento del finde pasé por ese patio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha faltado eso de: Mi infancia son recuerdos de un patio de (Melilla, :P)
      Aquí debo confesar que sí, que me hizo llorar, hacía que no pasaba (por un libro). Me habría gustado escribirla "antes de", estaba afectada por demasiadas cosas pero bueno, he decido mostrarlo tal cual fue. Estuviste en ese patio, estoy casi segura.
      Un besote de abu recompuesta
      PD: el mail lo tengo que escribir y lo otro también (más o menos)

      Eliminar
    2. PD2: y gracias, esas no deberían al final, sino por delante. Una abuela desordenada.

      Eliminar
  5. Me ha encantado la reseña, ya me había fijado en el libro cuando hablo de él mientrasleo así que sumo tu recomendación, aunque sigo pensando que es un libro que necesita seleccionar el momento para ser leído
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo lancé a mi lista (de inmediatos) tras la reseña de Mientrasleo, me alegro un montón, porque será un libro que guarde con mucho, mucho cariño, me ha llegado al alma y sobre todo creo que es para disfrutarlo con todos los sentidos :)
      Besos

      Eliminar
  6. Este sí me lo llevo. La reseña sublime, como siempre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la gente bien mandada, oye. Sublime va a ser lo de esta semana ;-)
      Besotes y gracias buena mujer

      Eliminar
  7. Guau! preciosa reseña. Me has dejado con muchas ganas de leerlo. La relación paterno filial me interesa mucho. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ismael, es una de esas lecturas que se instalan para quedarse, le tengo fe, si te interesa el tema es que no puede fallar, es una maravilla.
      Besos

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu reseña, tan profunda en sentimiento. Ahora mismo no quiero bucear ni naufragar en una historia paterno-filial, hay mucho conflicto que resolver. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que ha despertado, me ha resultado imposible no hacerlo de otra forma. Es de las que tocan hondo pero dejan con una sensación de amor por encima de todo (y querer y perder, es siempre así).
      Un besote, Emma y gracias :)

      Eliminar
  9. Parece una novela hermosa, pero no es un buen momento para mí, si tan solo con leer tu reseña me he conmovido tanto... pero la tendré presente para más adelante, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo Aglaia, lo entiendo perfectamente, a mi me ha pasado algo similar con tu comentario. Un abrazo y mucho cariño. Besos

      Eliminar
  10. Me parece una historia muy emocional, que requiere su momento. De todos modos, me recordaste "When a crocodille eats the Sun" de Peter Godwin, otra historia sobre padres e hijos que estremecen.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el título que mencionas, pero sí, tienen puntos en común. Realmente el duelo del padre es recurrente en literatura, en los últimos tiempos me he dado con alguna lectura similar pero esta, esta me ha parecido sobre todo muy de verdad.
      Besos

      Eliminar
  11. ¡Bravo! Plas! Plas! Plas! Maravillosa reseña.
    Lo tenía apuntadísimo en mi lista de "me lo pido" y como prioritario desde que leí la reseña de Mientrasleo, y ahora, tras leer la tuya, no creo que le dé mucho margen de tiempo para que pase de la lista a mis manos.
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta Mientrasleo nos lleva por la calle de la librería (que no es la de la Amargura pero sí la de la Ruina, jajaja). Solo te digo que es una novela de la que no sales como entras y ya nos conocemos, los tsunamis literarios son una fuerza sísmica.
      ¡Plas!¡plas! a ti, por preguntar (que si había alguna duda en reseñarla, no podía dejarte sin saber). Gracias, Cristina.
      Besos

      Eliminar
  12. Este ya lo tengo requeteapuntado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Es un libro precioso, de lutos pasados y otros anticipados. Pero sobre todo de recuerdos, a ratos como mirar fotografías antiguas de nuestra propia infancia. Un libro que es casi un par de gafas con las que mirar un domingo cualquiera a nuestra familia, alrededor de la mesa, y pestañear dos veces al mirar a nuestro padre
    Besos. Te ha quedado una reseña preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso, no hay mesa familiar que no merezca tener historia, ni historia familiar que de algún modo no sea compartida. Es tan de verdad que las gafas se mueven hasta de sitio. Me quedo con la novela y los comentarios posteriores, con las ideas y las emociones que despierta, el secreto es posible que parezca un robado (la lectura solitaria que pasa a ser colectiva). Gracias, por el deber de leer y lo demás, todo lo demás.
      Besos

      Eliminar
  14. "Y escribo todo esto, aquí y ahora, porque fue donde leí este libro, también porque temí hacerlo, escribir y llorar, leer y llorar, leer y actuar". Ya con esta frase me has ganado. Tengo que leer este libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo llorar, Margari, así que sentarme a escribir la reseña me parecía que podía ser el acabose pero hay que actuar, no podemos quedarnos con tantas cosas por hacer, por decir, ni por recomendar :)
      Un besote

      Eliminar
  15. Muy emotiva la reseña. Creo que este tipo de libros requiere su momento. Lo tendré en cuetna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Requiere el momento de querer entrar a sabiendas, lo que se obtiene es sensación, que remueve, claro, pero merece penar por ello.
      Un beso

      Eliminar
  16. Hummmm tiene que ser una delicia de libro.¡Que reseña más bonita!..gracias.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me faltan palabras para recomendarlo, aunque sea de los que rozan heridas y escuecen.
      Besos y gracias

      Eliminar
  17. A mi me persiguen muchos fantasmas de esos como para tener valor suficiente ahora mismo y ponerme a leer este libro pero creo que será magnifico cuando quiera tutearlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo será, los fantasmas pasarán a un lugar más pacífico, más tranquilo, es de esas lecturas que de alguna forma te hacen crecer :)
      Un beso

      Eliminar
  18. Me ha parecido que has hecho una reseña preciosa Marilú, y me has dejado con muchas ganas de conocer este libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura, ha sido todo por causa del libro, la emoción ha sido mucha, una de esas historias que parecen hablarte sin intermediarios. Espero que si te animas te llegue tanto o más (como mejor te toque).
      Un besote

      Eliminar
  19. Hola guapa!!

    Has hecho una reseña tan preciosa, tan sentida, tan cercana... que no sé cual sería mi opinión del libro, pero desde luego tú me has llegado al alma Marilú :)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)

      Me he implicado mucho con la historia, con el estilo, con los recuerdos que parecían los míos propios. Una especie de casualidad, la de cuando un libro habla en tu oído, lo demás salió así, un poco solo, un poco de alma encontrada :) Qué bonito tu comentario, Freyja y qué bonita tú.
      Muchos besos

      Eliminar
  20. Ufff me has cogido bien por las entrañas... ¡¡Preciosa reseña madrina!! Para mí es un tema muy doloroso... Leyéndote he pensado en mi padre y me han entrado ganas de hacerle una foto como has hecho tú... Me cuesta superar la vejez. La mía propia no me pesa aún pero ¡ay, la de mis padres! Me encantaría leer este libro pero creo que lo voy a pasar mal. Así que de momento lo dejo ahí, en el limbo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelto, suelto. Aire y me alegra que te haya gustado (tú que pones voto de confianza en lo mío).
      El tema también, Marisa, quizá deberíamos sentarnos para hablar con unas horas por delante y un té para que se quede frío. Todo lo que son despedidas (ya sea de tiempos, personas, edades pasadas) resulta trago, tengo mucho apego a lo que quiero, quiero con ganas. Y sí, lo pasas mal porque toca miedos pero lo pasas bien porque te recuerda lo bonito de querer, así, Marisa, no puede ser malo.
      En el limbo está.
      Besos

      Eliminar
  21. Tu reseña promete un gran libro aunque después de leer También esto pasará de Milena Busquets y Una madre de Alejandro Palomas, no sé si estoy preparada...igual espero un poco. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Busquets no lo he leído pero entiendo lo que quieres decir. Un poco de respiro. No hay prisa, los libros esperan lo que el lector necesite :) Este es de los que agarran.
      Besos

      Eliminar
  22. Qué preciosa reseña. Tu manera de entrelazar la lectura con tu vivencia es magnífica. No sé quién dijo que un libro se puede leer desde perspectivas diferentes según la persona, el momento de la vida y mil y un factores más. Todo esto hace de cada lectura un hecho individual y exclusivo.

    Me lo apunto.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que lo dijera tenía toda la razón, sabía que este libro iba a tocar algunas teclas, de modo que lo reservé. Leer es acto individual y exclusivo, se comparte, porque lo bueno merece que así sea pero vivir solo se puede desde el interior, y los momentos que a veces lo son todo. Gracias U-topía, lo especial de este libro es no poder hacer diferencias con lo personal.
      Que lo disfrutes.
      Abrazos!

      Eliminar
  23. Que bonita reseña, escribes tan bien!! Sin embargo, y aunque estoy segura de que me encantaría, no tengo claro que sea un libro para empezar en una época sensiblona. Me loapunto para más adelante! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribo tan a ratos, Hache :) a veces no se necesita mucho porque el libro lo da todo, pero gracias. Y oye, la novela toca esa parte sensible que sea el momento que sea, está, ya es que apetezca mirarla cuando sea (que es lo importante).
      Un beso

      Eliminar
  24. Parece que la lectura te ha dejado un buen calado. Además la reseña te ha quedado preciosa. Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este libro será de los que tenga que remirar, no solo por lo que cuenta, sino por lo que transmite. Gracias, Isabel.
      Besotes!

      Eliminar
  25. Es uno de mis autores pendientes, tengo alguno de sus libros por casa, a ver si me pongo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por ello, yo también tengo tarea por delante con el autor.
      Besos

      Eliminar
  26. Los recuerdos son como los libros. Solo importan los que permanecen. Qué cita. Y podría leerse al revés también...

    Me ha emocionado no sabes cuánto leerte...

    No puedo (repito: no puedo) dejar pasar por alto un libro honesto. No puedo dejar pasar por alto la honestidad. Nunca. No conocía el libro y casi me siento mal por ello.

    En mi patio llueve como en todos los demás...

    Gracias Marilú (también has sido honesta, y mucho, con esta entrada. Me consta. Honesta y más).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cita es la primera frase del libro, imagina... Recuerdos y libros, dicen todo o dicen mucho o dan.
      Si has tenido puente, si has estado con familia, en fin, si cogiste el tren es difícil no rozar, la emoción es un tris, gracias y con eso me quedo.
      Vas a tener honestidad para no pasar por alto, está escrito desde lo privado y la comunicación, si se produce a ese nivel, pasa de fisgón a compañía, a dúo, a charla directa. Con la de títulos que hay, no te sientas mal, ¡lo has encontrado!
      Me alegra tener un patio, ahora de vecinos.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Qué preciosidad de reseña, me ha encantado! el libro pues al final me hará caer aunque estoy en duda de si estos momentos son los mejores para esta lectura.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo momentos buscado, es momento encontrado, por lo pronto ahí está. Me parece un libro precioso. Gracias, Lesin! :)
      Besos

      Eliminar
  28. No conocía el libro, pero me ha encantado tu reseña y me llama la atención la novela...
    Me haré con ella pronto.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Zaebe
      Ha sido una lectura bastante espacial, el autor se despoja y el lector no puede evitar sentirlo. Me alegra que te haya gustado la reseña, gracias.
      Un saludo

      Eliminar
  29. Alaaaa, desaparezco unos días y mira qué reseñón :)

    A la novela le venía siguiendo la pista desde que sugió ya en tertulia. Supongo que además es de las que te llegaron, por lo que leo, en ese momento justo que nos permite disfrutar de una historia casi plenamente. Y si encima es una buena historia, de las que permanecen, ni te cuento. La asociación con lo personal, el identificarse y el llevarnos una historia así cada uno a nuestro campo creo que es inevitable.

    Besotes de vuelta! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lleva mucho colgada, estaba en semivacaciones.

      En mi caso sé que habría llegado en cualquier momento, es increíble como una persona a la que no conoces de absolutamente nada puede tener percepciones y sensaciones tan similares a las tuyas, e incluso lugares comunes, de alguna manera es como recrear lo que sabes y conocer lo que desconocías. Además, tiene un componente cinéfilo que te gustará encontrar, ya verás, ya.

      Besotes de bienvenida

      Eliminar
  30. Bonita reseña . Me ha picado la curiosidad. Quizá no ahora pero lo leeré.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ginger. Pues para cuando crees el momento, es una novela que recomendaré a la menor ocasión :)
      Besos!

      Eliminar
  31. Siempre es interesante que alguien nos sepa poner delante a nuestros familiares y más si son nuestros padres. Me has animado con este libro porque tengo necesitar de fijarme más en los míos (porque supongo que servirá también para la madre).
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces incluso necesario, todos tenemos nuestros momentos, a veces metidos en nuestra historia no es que olvidemos pero sí, dejarlos estar un poco ahí cuando podríamos fijarnos algo más. Madre-padre, es ponerse en situación, son las personas a las que queremos pienso yo.
      Un beso

      Eliminar
  32. Un guiño al petate!!! A ver si me insertas a mí un guiño en una reseña, pécora. Fuera frivolidades. me encanta lo que nos cuentas, y me convences de que es diferentes a otros del estilo. Mi temor es no empatizar, que a veces es necesario para que un libro de estas caractarísticas te llene. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habla del padre, pero podría ser la madre, esta novela es sobre como pasa el tiempo y como asumimos nuestra propia historia y las pérdidas ya te dije, da miedo (imaginar) pero también alegrías valorar que estén.
      Jajajaja, tendrás tu queja, que te guiñan y te he guiñado en más de una ocasión bloguerilmente hablando. Ya sabes, F y sus guiñoles ;-)
      Besotes!

      Eliminar
  33. Qué reseña tan evocadora, Marilú, hablando de lugares del pasado, de infancias, de sitios a los que volver, de padres... Probablemente no me hubiera fijado en este libro, pero con tu recomendación, me lo llevo sin dudar. 1beso!

    ResponderEliminar
  34. Estos libros me suelen gustar, pero para leer en un momento concreto,un momento elegido para sentir, gracias por la reseña tan bonita

    ResponderEliminar
  35. Son varias las reseñas positivas que he leido de este libro y me apetece su lectura pero es de las que ahora mismo escuecen demasiado asi que la pospondre un poquito.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  36. Pff.. Se me ha puesto un nudo en la garganta tan solo leyendo tu reseña... Así que no me quiero imaginar leyendo el libro. Lo anoto, pero sabiendo que tengo que elegir bien el momento, porque no parece un libro para leer en según qué situaciones.
    1beso Marilú!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)