jueves, 22 de enero de 2015

Cartas de amor (Dylan Thomas)

Cartas de amor (Dylan Thomas)
Editorial Siberia
179 páginas

Un manuscrito recorre la ciudad con el error característico, enviarla cuatro números menos de la dirección adecuada. He aquí, receptor y escribiente en la barra del bar Manolo preguntando con timidez si hubieran o hubiesen recibido una epístola de cierto tamaño. No pregunten cuál fue la expresión del camarero puesto que no lo vi de tal sonrojo en las mejillas. Una vez fuera: la consternación. Aquel sobre estaba rasgado, la carta con toda probabilidad leída. Cualquier parecido con la realidad es verdadero y es que husmear en cartas de amor ajenas es un influjo demasiado poderoso. 

Uno se pone la coraza todos los días pero el verdadero yo, el herido, sigue en el interior oculto a la mirada de los demás. Si me quito la armadura no dispares, querida mía. Ni siquiera con una sonrisa satisfecha o ensayada.

Con permiso de las destinatarias las cartas de amor de Dylan Thomas están publicadas. Prologa y traduce la obra Andrés Barba con una afirmación clarividente: tanto el dolor como el amor de los otros parece siempre más sencillo, tal vez sólo porque no estamos obligados a vivirlo. Aún partiendo de esta premisa, desde la barrera que impone el libro Dylan Thomas obliga a sentir con/por él. 

Misivas que llenan páginas haciendo que el sacrificio de un árbol valga la pena, este es un libro a guardar, en su talante posesivo e inseguro, por las caóticas formas y los trompicones que lo escriben. Un sinfín de te quiero a un elenco de queridas (o al menos admiradas) y al amor más grande, su esposa, Caitlin Macnamara. Hablamos de afectos pero sobre todo de la persona. 

Escríbeme pronto, lo antes que puedas, y dime que realmente sentías lo que me dijiste sobre aquello de que me querías. Si me dices que no me cortaré el cuello o me iré al cine. 

Dylan Thomas deja piel en cartas para expresarse a sí mismo y sus desencuentros, ya sea con los poetas que en el mundillo había o las borracheras que le mataban. A golpe de protestas, risas y desencantos consigue en breves líneas trazar imágenes de la tortura pero también momentos para tocar cielo. La personalidad del autor es tremenda y el despojo de pudores auténtico. Un torrente verbal admirable que perfila al genio que escribía. 

Incluye la edición notas informativas de cada destinataria y un recorrido conciso de los hitos de su vida. Vida que no termina de satisfacer porque una vez presentado necesitas más. Lo efectos perniciosos y adictivos de Dylan Thomas, Cupido o Siberia (la editorial, no este frío que acompaña)

Esta mañana, al leer las evasivas opiniones de Vicky sobre Dylan Thomas, el experimentalista, me he descubierto a mí mismo preguntándome quién era ese poeta de nombre tan triste y si tal vez tenía una existencia separada de la de su aún más triste persona que la noche anterior quedó reducido a una montañita de palabras en su cómica cobardía. ¿Acaso merece ese experimentalisrta una página completa de un periódico de tirada nacional cuando los tres macarras cerveceros que lo amilanaron apenas tienen de vida tres líneas en una carta? 

Dylan Thomas (Cartas de amor) 

50 comentarios:

  1. No lo conocía pero me ha parecido que podría ser un libro interesante, aunque yo sería de las que querría saber más ;) Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó mucho, me pareció una maravilla en todos los sentidos, la edición es estupenda y el contenido me encanta.
      Besos

      Eliminar
  2. Me parece un libro para saborear en un momento apropiado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que hay que saber encajarlo en el momento, tenía mis dudas pero fue lo idóneo y me encantó tanto o más de los esperado.
      Besos

      Eliminar
  3. Uy, pues yo creo que lo dejo pasar. Bsss

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me ha gustado más la carta de amor a los lectores que ha escrito Marilú que no el libro :-))) Me han encantado leerte, un placer, pero esta recopilación de cartas no es para mí. Me quedo con lo bueno, tus palabras. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, así cómo te voy a decir algo!!! La verdad es que tuve mis reticencias y estuvo bastante en la estantería, por si no terminaba de encajar pero al revés, me conquistó, de ahí el entusiasmo de mi "carta". Gracias, Mónica, ya te dije que tuve mil dudas :)
      Besos

      Eliminar
  5. Me gusta Dylan Thomas así que éste me lo apunto.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a la saca, no puede fallar, las cartas son él.
      Besos

      Eliminar
  6. La reseña espectacular como siempre pero ellibro no me lo llevo y eso que con tus reseñas aunque no me atraiga lo que nos presentas siempre me quedo con la cosilla...jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, no te vayas con pena, jajaja, ya sé que no podemos arrasar con todo y yo me dejo llevar por el entusiasmo pero lo entiendo perfectamente. Gracias, Lesincele.
      Besitos

      Eliminar
  7. Tengo mucha curiosidad por este autor y por este libro en concreto. Hace mucho tiempo oí hablar de él en una peli, no recuerdo el nombre, y entonces ya me llamó la atención. Desde entonces lo tengo en mente pero no termino de encontrar el momento de leerlo, ni siquiera he tenido en el ejemplar en mi manos. De todos modos, creo que es un libro que requiere su momento preciso. No es cuestión de ponerse a leerlo al tun tun. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He empezado pro aquí, es asequible, directo, preciosa la edición. Una joyita, además sales con muchos datos sobre su biografía que no tienen desperdicio. Tardé en hacerme con él y después en cogerlo de la estantería, temía que fuese demasiado amor, la verdad, afortunadamente creo que no hay dudas sobre que merece ser descubierto, sigo la pista al autor :) pero todo tiene su momento, tienes razón.
      Besos

      Eliminar
  8. Me suena, me suena, pero no puedo recordar de dónde... Igual, con semejante reseña y esos fragmentos que has compartido no puedo menos que llevármelo, ¿no? Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tomé "prestado" de reseñas como la de Mientrasleo y Meg, estaba muy bien asesorada pero tardé en dar el paso, merece mucho la pena, me ha gustado saber de Dylan Thomas y seguiré leyéndolo. Gracias a ti por pasar.
      Besos

      Eliminar
  9. Yo también lo voy a dejar pasar. No me llama demasiado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante que llame, a por otra cosa :)
      Besos

      Eliminar
  10. Esta vez creo que no me voy a animar con él, la estructura epistolar me suele dar pereza
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? No recordaba eso, seguro que me lo has comentado antes, a mi es un género que me gusta bastante, la verdad.
      Besos

      Eliminar
  11. Aquí otra no convencida... Esta vez lo deja pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Os habéis puesto en fila? Vaaaale!! aceptamos divergencias :)
      Besos

      Eliminar
  12. A ver. A este lo leí yo en mi pavo tardío después de salir flipada del cine de ver Mentes Peligrosas, ¡cierra la boca! Ya te he dicho que estaba pasando el pavo. El caso es que poesía y yo no vamos bien y no me gustó mucho. Lo de las cartas de amor, podría ser, me ha hecho gracia el ejemplo, lo de me corto el cuello o me voy al cine.
    Lo que más me gusta es el inicio, es que te veo, jajaJa.
    Besotes de nieta que no promete nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora es cuando te imagino en la edad del pavo leyendo a Dylan, en fin, ya sé que la poesía no es de lo que más, pero siempre hay opciones, ya sabes. Y este, bueno, el ejemplo del cine me pareció divertido y así unos cuántos golpes más, lo vas a pasar bien, era un poco golfo, todo hay que decirlo (ya se intuye) y eso sé que no... pero le coges cierto aprecio, en fin, veremos que haces con esa indecisión y es guillotina, que te veo!!! Lo de mi cara, en algún momento te lo relato, tu abu también fue joven, hace muuuuucho, mucho tiempo XD
      Un besote a la nieta díscola!

      Eliminar
  13. Pues no sé, no sé. Supongo que es de esos que pueden disfrutarse si se cruzan en tu camino en el momento adecuado. Y aunque mis últimas incursiones en esto de la epistolar han ido bien, con esta dudo más por aquello de la temática, ya sabes. Aún sin edulcoramientos, no es mi tema predilecto.

    Besos y té desde el frío! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cobarde, desvanero!! No va tan cargado de azúcar, no más que una tarta de varios pisos con una lúgubre casa encima. En fin, te saltaré porque sé de la lista pero te pierdes un caramelo, dicho queda.
      Besotes sin azúcar

      Eliminar
  14. No me importaría leerlo si me cruzo con él. Creo que lo disfrutaría. Pero ahora mismo no lo busco. Seguro que te imaginas por qué...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que lo disfrutarías, Margari, dejaremos que el destino disponga y se acabó, chimpón!!!
      Besotes!!!

      Eliminar
  15. En esta ocasión no estoy interesado en las intimidades de este señor, no me llama la atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, vale, dejemos al señor y sus intimidades :) ya me encargo yo de saber más.
      Un beso

      Eliminar
  16. Qué ganas tengo de leer este!!
    Desde hace un montón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que te gustará, no puede dejar de hacerlo por lo que te he visto alguna vez en las reseñas. A ver si llega.
      Besos

      Eliminar
  17. Fantástica Marilú la reseña. Ya lo tenía apuntado, porque el género epistolar suele llegarme mucho aunque el calificativo "de amor" me retraía un poco. Ahora me voy mucho más convencida de que merece la pena darle la oportunidad de convencerme.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Fantástica tú, Jara. Me pasaba algo similar con el "amor", oye, mira que la palabra despierta cosas ¿eh? no es lo único y exclusivo, creo que lo disfrutarás como merece, a mi me sorprendió muy gratamente pese a esa reticencia inicial.
      Besos

      Eliminar
  18. No creo que lo fuera a disfrutar como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, lo disfruto por las dos :)
      Besos

      Eliminar
  19. Me encantó.
    si te soy sincera no querría ni loca a alguien así a mi lado, pero cada carta está escrita vomitando todos sus sentimientos como si fuera la única, la última y envidio de algún modo esa capacidad para sentir, para amar, para sufrir... para vivir. Eso es lo que más me llegó a transmitir el libro, vida.
    Me gusta mucho Thomas, además dentro de su leyenda está claro que con su ámplia producción literaria no pudo ser un bala tan perdida como elq ue nos vende su leyenda. Por mucho que su leyenda romántica de alma perdida nos pueda resultar atractiva.
    En las cartas también hay multitud de referencias literarias que me parecen particularmente interesantes por el reflejo que llegan a hacer de ese mundo (un poco como Capote en Plegarias atendidas)
    Si te animas con más te recomiendo que conozcas al Artista Cachorro.
    Besos
    PD. La editorial hace verdaderas obras de colección con la edición de sus libros
    PD2 Me vas a tener que poner un máximo de palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi
      Ni yo 2
      Cada carta tiene un volcado de sensaciones a cual más dispersa o diferente, cuando declara "su amor" parece decir lo mismo a todas (o todas las veces a la misma) pero siempre distinto, como si esa, la última la que está escribiendo en ese momento, fuese una verdad mayor. Me admira esa vivencia pero también me cohíbe, ya sabes que me pasa con las intensidades, me cuesta digerirla en según qué aspectos.
      Se especula con la vida y se adereza para dar sustancia, ahí viene Mientrasleo a poner algo de racionalidad al asunto, como digo, para mi no ha sido la principal, es la capacidad de transmitir y usar las palabras exactas en el momento justo lo que me ha admirado de él. por supuesto, lo que dices tiene mucho sentido, voto a favor.
      Hay referencias y vas y me dejas otra para que siga la pista ¡que necesito otra vida! anoto, anoto!!!
      Besos
      PD: La editorial se luce y el libro lo agradece, es atractivo y fantástico en todo su conjunto.
      PD2: Gracias por el comentario, me gustan tus extensiones.

      Eliminar
  20. Has escrito una buena reseña que me genera a la vez interés por su lectura, pero que me permite ver que no es el mejor momento. Habrá que esperar mejores vientos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esperar que el momento llegue, me alegro de que al menos te haya suscitado interés, que el viento sople a favor :)
      Saludos

      Eliminar
  21. Lo leí maravillada (por cierto la edición es estupenda) en 2013 y comparto tus impresiones y sensaciones.

    Sus cartas son de una autenticidad que impresiona, en ellas realiza declaraciones de amor llenas de lirismo y amor arrebatado, pero también escribe impresiones llenas de humor y de inadaptación al mundo real.

    Y la presencia del alcohol...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edición es motivo en sí misma, me encanta, lo digo, es instinto de posesión lo que genera (aunque suene algo exagerado).

      Me gusta ese ardor que pone cuando se siente emocionado, cuando se hunde, lamenta o discute con el mundo. El humor lo aprecio mucho en las lecturas porque me parece difícil, con Dylan Thomas la sonrisa no se pierde cuando la invoca. El alcohol y su influencia, hay tantos ejemplos de esto...
      Un abrazo

      Eliminar
  22. No me llama mucho la atención, aunque me parece una lectura original para un momento adecuado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesita su momento y entiendo que a todo el mundo no le llame la atención :)
      Besos

      Eliminar
  23. No creo que la disfrutara mucho, esta no me la llevo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo dejo aquí, a buen recaudo :)
      Besos

      Eliminar
  24. Las cartas me encantan y si son tan intensas, pues ese plus que me llevo. Sin embargo, no creo que lo lea en breve: en este momento naufrago entre libros más frivolones y deudas pendientes. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libros frivolones, jajaja, me ha gustado como suena, los caminos del lector son inescrutables, cuando quieras volver a lo epistolar es apuesta, casi segura, lo que me recuerda que sigo sin leer Las amistades peligrosas :/
      Besotes!!!

      Eliminar
  25. Mmmm tiene buena pinta, aunque tengo pendientes tropecientos mil...Lo apunto para épocas un poco menos intensas de lecturas.
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pues que esas épocas te lo recuerden, me ha encantado este libro :9
      Besos

      Eliminar

A comentar!! :)