domingo, 12 de octubre de 2014

El domingo con la señora Dalloway


Los domingos, porque los lunes son de especulación difícil, caben pocas negociaciones para empezar la semana, algo podríamos rebatir sobre tal día en otro equivalente, hoy mismo, ahora. Con el tiempo, una vez deshilada su madeja de segundos y minutos, quizás cuestión de años más que de unidades de menor dimensión, en el caso que nos ocupa, que es el mío, allá voy, he aprendido a disfrutarlos.

"¿Meditando entre las hortalizas?". Había sido eso o, más bien "prefiero las personas a las coliflores"?

Domingo en los que me dirijo a libros con el espíritu de la brevedad pero hay semanas y semanas, algunas con la perfidia de la duda, tomé varios ejemplares y verídico, como es, un número con resultado La señora Dalloway

Del uno al seís, el cuatro. 

Pensé:
¿de izquierda a derecha?. 
Empezando por la izquierda
De nuevo, el cuatro. 
La señora Dalloway 
¿otra vez? 
¿voy a leer La señora Dalloway? 


Sir William dijo que él nunca hablaba de "locura"; lo llamaba ausencia del sentido de proporción. 
Introducción bien larga para concluir que temía a Woolf. Dos cosas me preocupan en esto de las lecturas. No amilanan las páginas sino planear sobre ellas. Tener la sensación de que no entendí nada, no me dieron el recado, estaba comunicando. Diría que es el favor intelectual, ese que hace tu cerebro en beneficio del entendimiento. La otra es la emoción. Captar, sorprender al talento, decirte: ¡cómo lo sabes Virginia! bum, bum, bum. En esta partida Woolf gana, sin empates, ni medias tintas. Por este motivo, me veo en la deuda literaria de salir a la luz.  Dong, dong.

La argumentación es de apariencia sencilla. Clarissa Dalloway organiza una fiesta que dará esa misma noche. Atravesamos el día acompasando las campanadas del reloj, vamos hacia adelante con este evento y los personajes. El tiempo apremia y nos lleva al pasado, al presente y a un futuro para encontrarnos con algunas dicotomías. La vida y la muerte, la salud y la enfermedad mental, el campo y la ciudad, Clarissa y Septimus. Múltiples asuntos se exponen como los tratamientos psicológicos o la orientación sexual, cada matiz va sumando al conjunto de la obra
Y Clarissa Dalloway no solo hace sino que piensa, siente y tú lo lees. A su vez quienes la secundan, detestan, apoyan, aman, siguen el mismo proceso y nos hacen participes. ¿Quienes? Una vieja amiga, un pretendiente del pasado, el doctor, un ministro, el marido, aquel que por allí pasaba, un elenco variado. Llegados a este punto se advierte, toda pompa festiva contiene claroscuros y entre cruces del destino no es hasta casi el final que nos damos cuenta donde reside la vida y su intento. 

Como recursos conscientes se emplean recuerdos y sueños, al igual que utiliza distintos puntos de vista. Woolf nos introduce en la mente de distintos personajes, conjeturas que también suceden fuera. Por ejemplo, la especulación de quién va dentro de un coche o el significado de las nubes de humo tras la estela de cabriolas de un aeroplano. Saltamos de lo interior a lo exterior sin dificultad alguna y aunque todo parezca un devenir se acomoda magníficamente a la historia. 

En resumidas cuentas, pues se hace tarde para la fiesta, es una novela que me ha fascinado y aunque parezca enrevesado no hay nada como dejarse llevar, sin prisa alguna, en el vericueto siguiente. Dong, el azar se pone de mi parte, aniquilo la cortedad para recomendarla y el temor por leerla. Bajo el aparente argumento sencillo, anochece. Los domingos también se acaban. 
"Así, en un día de verano, las olas se reúnen, pierden el equilibrio y caen, se reúnen y caen; y el mundo entero parece estar diciendo "eso es todo" cada vez con más fuerza, hasta que incluso el corazón del cuerpo que está tumbado al sol en la playa dice también "eso es todo". 
 “…Lo que a ella le gustaba era, sencillamente, la vida”.
 “A él no, no le gustaban las coles, dijo Peter”
Virginia Woolf (La señora Dalloway)

66 comentarios:

  1. Marilú,

    Este es uno de los primeros libros que leí de Woolf, y la memoria que me queda es la de una prosa absolutamente exquisita, que consigue deslizarse a través de los distintos tiempos que narra y de la misma manera pasa de lo consciente a lo inconsciente. Yo quedé enganchada y cuando vine a ver, después de algunos otros libros, me hice fan de la Woolf. No te pierdas Un cuarto propio :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso es el primero, como digo, le tenía cierto temor infundado y el caso es que no había ni metido la nariz entre las páginas, supongo que está en el imaginario de autora singular. Coincido contigo respecto a su prosa, me gustó dejarme llevar por sus letras, me iba impresionando muy positivamente. Lo describiría como un pequeño viaje en que solo exclamaba y me fascinaba haberlo iniciado. Leeré más de Woolf, ya sin reticencia alguna y sí, Un cuarto propio lleva tiempo entre mis deseos. Gracias Taty :)

      Un beso

      Eliminar
  2. Lo leí pero hace muuuchos años, demasiados ya. Recuerdo que me costó, pero que a pesar de eso, terminé disfrutándola. Tengo que rescatarla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que tienes que ir con los ojos muy abiertos para no perderte ni mijita pero me encantó el recorrido, supongo que se une la sorpresa de que sí que me gustara y la admiración. Al rescate!
      Besos!

      Eliminar
  3. ¿Qué te puedo decir? Es de mis favoritas, Woolf es una de mis maestras junto a los que tú ya sabes. Desde el momento que compra las flores hasta que mira hacia calle casi al final, como su historia y la de Septimus se van uniendo por separado, difícil de entender pero es justo así. Grandísima autora. No sé cómo no he reseñado este libro aún, tengo Las olas y Al faro que son mis favoritos, lo propuse como recomendación y quien lo leyó, gente cuya opinión literaria tengo muy en estima, describió el capítulo central de Al faro como de lo mejor que han leído en su vida. De aquí salen mis fuentes como lector - Woolf, Proust, Baudelaire, mi veneradísimo Pessoa, joyce (hasta donde llego) TS Eliot, Lispector son los de esta corriente que es mi zona de confort. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me lo venía diciendo eso de mi queridísima Woolf :D Por alguna parte tenía que empezar y La señora Dalloway era la opción desde hace mucho, tenía muchas tonterías con algunos autores/as pero se me han quitado después de Fresán bastantes temores infundados y frenos absurdos. Leer a Woolf ha sido una constatación, conforme avanzaba más crecía el entusiasmo. No voy a decir que sea mi favorita del universo porque todavía me queda para saberlo pero sí me pondré a leer el resto, incluidos Al faro y Las olas ¡me queda lo mejor! cosa que siempre es emocionante. Con esa zona de confort ya se explica todo :-) para no saber qué decir lo has dejado muy clarito. Gracias, Yossi.
      Un beso :)

      Eliminar
  4. Recuerdo haberlo leído hace varios años en la versión de Cátedra. Luego, se lo pasé a mi madre a quien no le gustó mucho -creo que no lo entendió-; pero a mi sí. No obstante, no repetí la experiencia con otros títulos de Woolf. Comparto en gran medida lo que escribe Yossi, pero aun no tengo 'Al faro'.
    Me gustó mucho tu reseña -que yo tampoco he reseñado-. Un muy buen libro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe que no hay dos lectores iguales, estoy por experimentar con mi madre para ver cómo se desenvuelve el asunto. Pretendo repetir experiencia con Woolf, poco a poco, que es como mejor funcionan las cosas, en mi caso al menos. Ya sabes, se van interponiendo lecturas por el camino y a veces nos perdemos.
      Gracias Marcelo, no tenía muy claro cómo hablar de este libro pero sí que era un modo de acercarlo a más gente e hice le intento.
      Un beso!

      Eliminar
  5. Oh, mi abu más return que nunca. Sólo por esta reseña hay que leer un libro que por unos u otros motivos siempre acabo dejando en la estantería, muchas veces porque si es una edición muy barata me da la sensación de que la traducción va a ser un poco chabacana. La primera vez fue después de ver una de mis pelis favoritas Las horas, y acabé leyendo un diario de Virginia en vez de esta novela. Y a mí que los domingos no me gustan nada...
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaajaja, siempre estuve aquí pero reconozco que este tipo de reseñas una vez escritas tardan en ver la luz por pudor y otras cosas, una es así de rarilla. Tienes que leerlo, deja los respetos aparcados, a ver, que es distinta a otras lecturas, sí, que tienes que ir muy atenta, también. Mi edición era la de Alianza, esta y Cátedra son mis favoritas para este tipo de lecturas. Las horas me encantó :) yo también la tenía en fijación por la peli y tiene mucho que ver, claro. Los domingos han terminado por ser disfrutado, con tiempo, no creas pero ya me gustan sobre todo por la tranquilidad con los que pasan.
      Besotes!!!

      Eliminar
  6. Este fue el primer libro de Virginia que leí, y de eso ha pasado mucho, mucho tiempo; pero recuerdo que me gustó pese a que lo empecé con un poco de miedo porque no sabía qué esperar. Nunca he pensado en reseñarlo, no sé el motivo, quizá simplemente no sabría qué decir de él, y de hecho que no podría explicarlo con tanta claridad como tú :) Leo por allí que taty te recomienda Un cuarto propio y me uno a esa recomendación :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces comenzamos igual, con miedos en la mochila, después te quedas entusiasmada, al menos en mi caso fue así. Reconozco que lo he reseñado porque me ha gustado tanto que me parecía cobarde no hacerlo pero me lo pensé mucho, jajaja, en eso también coincidimos! La recomendación queda más que anotada :) Gracias Aglaia.

      Besos

      Eliminar
  7. No se si será por la fama de este libro o porque que esperaba algo más de él. Me gustó pero no me fascinó. A veces un poco denso aunque se le saca mucho partido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no podía esperar más, claro, esperaba algo complejo e incomprensible y no me costó entrar en la dinámica de Woolf, es más, estaba asombrada por su buen hacer aunque entiendo lo que quieres decir con denso :)

      Eliminar
  8. Estoy buscando una edición bonita para añadorlo a mi biblioteca. Lo leí hace años y aunque me costó un poco, me gustó, así que me gustaría releerlo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo releeré, bueno, sé que tengo más Woolf por delante pero este comienzo me ha gustado mucho. Yo quiero añadir el de La fiesta de la señora Dalloway que está por las librerías rodando, por la edición (una es también mirada para esas cosas).
      Besos

      Eliminar
  9. Es una lectura un tanto sesuda. La leí hace mucho tiempo y me enteré de muy poquito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, hay que leerlo sin prisas y no perder detalle, yo creo que entender lo entendí pero sobre todo lo he disfrutado :)
      Besos

      Eliminar
  10. Esta es una autora de la que no he leído nada aún y tengo ganas de hacerlo, creo que esta podría ser una buena opción para comenzar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a descubrirla, supongo que a mi me ha gustado tanto que no me queda otra que recomendarla.
      Besos

      Eliminar
  11. Quiero leer algo de la autora y me llaman varios títulos pero no sé por cual comenzar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo servir de mucho porque es el único leído pero me ha gustado mucho, eso sí.
      Besos

      Eliminar
  12. No he leído nada de Virgina Woolf y no tengo un motivo real para ello salvo que me da una pereza tremenda. Así que ahora me voy con ganas de leer este libro y luego ya veremos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, creo que yo tenía también cierta pereza en parte por mi miedo pero los números decidieron por mi (un sistema poco formal pero efectivo, jejeje)
      Besos

      Eliminar
  13. Virginia Wolff es una de mis asignaturas pendientes, espero el momento oportuno para leer "La señora Dalloway" y disfrutarla tanto como tú. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso yo también espero des con el momento y disfrutes de Woolf tanto o más que yo.
      Besos

      Eliminar
  14. No he leído nada de la autora y eso que tengo alguna novela suya...he leído tantas veces que cuesta un poco que siempre la ando retrasando!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, supongo que es uno de los frenos principales pero eso no lo sabes hasta que te pones a ello. Así que yo te animo a hacer la prueba, ea.
      Besos

      Eliminar
  15. Lo tengo hace años en la estantería y aún no lo he leído. Creo que ya va siendo hora...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso es, espera paciente la señora en la estantería, espero que lo disfrutes tanto como yo, Ginger, para mi ha sido como un descubrimiento
      Besos

      Eliminar
  16. Yo no me he puesto tampoco con la autora, y tengo alguna de sus novelas que me han regalado en casa. Será cuestión de solucionarlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando tomes cartas en el asunto espero que sea para bien Laura, soluciones a lecturas y al tiempo :)
      Besos

      Eliminar
  17. Lo leí hace años en mi época de esnobismo, cuando había ciertos libros que tenía que conocer o no sabría de qué se hablaba en la mesa, jaja. Tu magnífica reseña ha hecho urgente su relectura. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, esa época esnobista debió dar mucho de sí, no suelo encontrarme con el dilema de hablar en la mesa porque siempre digo que soy una lectora sin pretensiones, más que nada, sé que me queda mucho por descubrir y conocer, eso ya me resulta suficiente. Gracias Agnieszka, yo seguiré con la la autora, sin duda.
      Besos

      Eliminar
  18. Nunca he leído este libro pero es bastante conocido, diría que con la autora tampoco me he estrenado madri....habrá que ponerle solución. Un besotee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esas conocidísimas, tienes razón pasa con este tipo de clásicos que entre otras lecturas quedan algo relegados pero nada como volver la mirada y ahí están :)
      Besotes!

      Eliminar
  19. Yo me he propuesto leer para el reto de las escritoras unicas a esta autora pero con Las olas espero disfrutar de su lectura como tu porque me da un poco de respeto, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te va tan bien como a mi con Las olas me alegraré mucho, como ha sido mi estreno, no puedo servirte de gran orientación pero confío en que me cuentes la experiencia y disfrutes.
      Besos

      Eliminar
  20. Hoy me pillas con todo el equipo, debe de ser que ya ha pasado el domingo (porque los lunes-domingo no valen) y aún tengo el café aquí humeando :P

    Virginia Woolf es otra de mis eternísimas pendientes y la señora Dalloway, según la pintas, tiene algún elemento tentador. Creo que me la guardo como una de esas primeras piedras de "toque" cuando me de por acercarme un poco a Virginia.

    Besotes cafeinizándose!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pìllado! ha pasado el domingo, son cosas que suceden con una sincronía aterradora pero el café ayuda a sobrellevarlo.

      Virginia Woolf, tengo más por leer (todo) si necesitas un apoyo logístico te acompaño con otra para el estreno, aunque para mi este primer paso ha funcionado la mar de bien. Meditalo con la almohada y ya me dirás.

      Besos con teína

      Eliminar
  21. pero pero peroooo (porompompero)... ese método de elección lo conozco bien!! :D A mí me funciona de lujo, la verdad, sobre todo cuando es otra persona quien tiene que decidir número, izquierda o derecha, y otra vez número :)
    Bueno, al ajo, Woolf ya sabes, está a la (re)espera, con la duda además de si abordar una relectura como si fuera la primera vez o directamente alguno por descubrir. Es lo malo de tener donde elegir, que la indecisión acaba por alargar la espera. Dicotomías, hacer, sentir, pensar, puntos de vista, sueños, recuerdos... todo ello yendo del interior al exterior y pimpampum del exterior al interior, ciertamente es un devenir, pero es el devenir de nuestros pensamientos y emociones al fin y al cabo, todo fluyendo aparentemente enrevesado y contradictorio. La vida misma.
    Cuando lo lea, te lo cuento :)
    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porompompero, poron... ese método es la indecisión extrema, cogí varios cortos que quería leer pero no veía la hora y el azar dispone y la lectora se pone. En fin, para estos casos va como la seda. Cuando salió por dos veces ya no hubo escapatoria (ni con trampas, jajaja)

      A ver que decides o indecides llegado el caso. La vida misma, no podía ser otra, no pasan grandes cosas más que las cotidianas que ya nos dicen tanto de nosotros. Me ha gustado sobre todo porque me siento cómoda con los devenires y esos saltos, cambios, etc. los disfruto mucho, bullir cosas al tiempo es mucho de lo que me pasa en la cabeza y verlo pillado in fraganti me fascina. Jajajaja, espero que lo cuentes.
      Gracias a ti, besos!

      Eliminar
  22. Me han entrado muchas ganas de volver a leer esta historia. Y además en domingo. Sin prisas. A ver si lo consigo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los domingos sin prisas son los mejores, eso y la taza al lado, un planazo (hasta con flores!)
      Besos

      Eliminar
  23. Reconozco que para mí Woolf es una desconocida (aún). Me impone respeto. Me da miedo no ser capaz de entender, como tú dices, perderme... Tendré que sacudir el miedo y decidirme de una vez a dar el paso. Y si no la entiendo, pues...¡qué le vamos a hacer! ¿no?
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me impone respeto, ahí me veía yo, zozobrando y sintiéndome un poco perdida pero se me ha quitado de unos grandes plumazos. De todas formas, si no lo entiendes pues ya sabes que no es para ti y punto pelota, no todo el mundo coincide en estas cosas y demos gracias. Así voy a tomar a más de uno del estante.
      Besos

      Eliminar
  24. Pues a mi me pasa que no estoy a la altura de virginia. Y mira que me esfuerzo por estarlo y ser una lectora centrada que disfruta de cinco líneas para decir que se sientan en una silla. O tres párrafos para no decir nada... pero chica, que no puedo con ella. No por densa, sino porque me aburro a mitad de sus larguísimas peroratas en las que, creo haber entendido, que expresa cosas comunes y pensamientos habituales... Y a ver, que lo entiendo... y entiendo lo que me dice.... pero es como esas películas de tres horas a las que les sobra metraje. No diré que a una ilustre como Woolf le sobren páginas. PEro letras.... lo que se dice letras....
    En fin
    Besos
    PD: Mis disculpas, pero no me gusta Virginia W. Y lo he intentado varias veces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy a al altura dice... me parto y me mondo. Ya sé que has puesto todo de ti en esta ardua tarea de retirarte el flequillo en unos párrafos. Me gusta justo eso, cosas comunes y pensamientos habituales contados por ella, en la versión extendida inclusive. No me aburrí, estaba contentísima, a ti te lo cuento, iba pensando ¡me gusta Woolf, me gusta Woolf! como quien come coliflor con bechamel por primera vez y se da cuenta de que no era para tanto (no se me ocurre otra comparación, una es limitada). Ahora, eso sí, en mi decálogo hay una sentencia insalvable, aburrirse es imperdonable, así que con eso ya lo dices todo.
      Besos
      PD: Disculpas ¿por? Virginia creo que lo comprendería.

      Eliminar
  25. A mí ha dejado de imponerme, pero quizás porque he leído lo "fácil" por entendernos de alguna manera, este caerá, como totros muchos, me alegro de que hayas salido airosa de la experiencia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ole esa socia!!! Pues me alegro mucho porque teniendo la bibliografia completa es para disfrutar de principio a fin. He salido airosa y exultante (tirando de vocabulario). Estoy deseando ver cómo te entiendes con ella (yo Flush ha sido un buen paso)
      Besos

      Eliminar
  26. Hola!!! No conocía tu blog y te he encontrado por casualidad! Aqui me quedo!
    Tengo este libro en casa y la verdad es que me apetece bastante leer a la autora porque creo que va a ser bastante diferente a lo que estamos acostumbrados! Le tengo muchas ganas pero a la vez mucho respeto!
    Asi que a ver si lo leo y salgo de dudas!!
    Un beso y gracias por la entrada!!
    Me encantaría que te pasaras por mi blog asi que invitada estás!
    http://lalectoradurmiente.blogspot.com.es/
    Un besito y nos vamos leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío
      Yo tampoco conocía tu blog, me paso por allí. Alternar lecturas y salirse un poco de las habituales a veces produce grandes sorpresas. Nada como salir de dudas. Gracias a ti.
      Un beso :)

      Eliminar
  27. Según parece, Marilú, Mrs. Dalloway no solo se debate entre las hortalizas. Diría que a pesar de las coliflores, también vive entre personas. Y además, lo hace intensamente. Piensa, siente, sueña, recuerda... Palpita, no lo dudo. El papel de Séptimus, aún no lo sé. Tendrá que ver con esa "orientación sexual" de la que hablas... Para despejar mis dudas, no me queda más que leerlo. Me encantan las novelas de época, el costumbrismo y la narrativa victoriana. Victoria Woolf es un referente y este libro... Una pieza de mi puzzle :) Gracias, ML. Maravillosa reflexión, cuatro a la izquierda ;) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo debate entre hortalizas, sale al mundo y entra ne casa siempre aportando. Además quienes la rodean bien lo saben y si no lo cuentan. Esta viva y elige vivir, bueno, y ame sitúa muy cerca en su asuntos. Te hacía lectora de esta novela, no me preguntes el motivo, la mente es así de osada. Espero que la pieza encaje con tus gustos, yo creo que puede ser tu guante pero ya me lo dirás. Gracias a ti, tres por siete (tetas?) jajaja ;-)
      Besos

      Eliminar
  28. Puedes creer que no he leído nada de esta señora todavía??!!!
    Qué barbaridad!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo puedo creer porque me ha pasado igualito, ea, que no se diga que no quedan libros por leer.
      Besotes!!

      Eliminar
  29. Tengo una lista de títulos de Virginia Woolf y este no estaba incluido así que lo sumo y hacer hueco para empezar con ella, cualquiera de los títulos porque de todos me gusta lo que se ha dicho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco, irás formando un buen listado. Tenía claro que sería el primero que leería de ella desde hace tiempo, solo me faltaba el último empujón ¡y ya! aquí estamos. Ya nos contarás cuando le des paso a esa lista.
      Un beso

      Eliminar
  30. Al principio me costó entrar, quizá porque siempre se llega a ella con cierta prevención: eso de la genialidad asusta, pero después lo disfruté. Mientras escribía la reseña encontré una cita de Vázquez Montalbán que me gustó mucho: " “la verdad en literatura se debe al lenguaje, es una realidad interiorizada construida mediante palabras, artificios sintácticos y silencios, es decir, espacios en blanco"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pareció al inicio de lo más cautivador, supongo que la expectativa jugó a la inversa, me decía que cómo había tenido tanta reticencia para empezar. Gracias por la cita que dejas, ajustada al propósito del que hablamos y una verdad fascinante :)

      Eliminar
  31. Para mi Woolf es algo más que una escritora, ley casi toda su obra de veinteañera y me marcó en positivo, es una de esas escritoras de cabecera, de referencia. Ha pasado tiempo desde que devoré su obra, así que me planteé releer alguna de sus obras y en mayo decidí hacerlo con La Señora Dalloway, quizás la que menos me había gustado en su momento. En esta relectura he apreciado aspectos que la juventud no me permitió hacer. Una experiencia enriquecedora.

    En la reseña comentaba que Woolf describe el "mundo" como un libro interminable de relatos engarzados en una continuidad que no tiene por qué ser lineal, a modo de las muñecas rusas, un relato dentro de otro. Ese tratamiento no lineal del tiempo unido a la representación pluridimensional de la conciencia humana y de la realidad son las grandes novedades que introdujeron Woolf, pero también Marcel Proust y James Joyce. Los tres, ahora mismo, me están proporcionando los mejores momentos lectores (a Joyc y Proust los he leído en el último año).

    Estupenda reseña.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  32. Grande, grande. Una de mis admiradas, mis adoradas, mis indelebles. Incapaz de ser objetiva con ella, siento debilidad por sus letras, por su capacidad para la lírica de la emoción sin dejar de lado la cuidadosa arquitectura. Me fascina. No puedo evitarlo. Y leer tu reseña me hace volver a sentir la fascinación. Gracias.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  33. Hace unos años intenté leer algo de esta mujer, pero fui incapaz de ir mucho más allá. No sé yo si volvería a intentarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Tengo muchas ganas de estrenarme con esta autora, y este libro va a ser el elegido:) A ver qué tal, si me pierdo, si no, si me engancha, si no, ...:)

    ResponderEliminar
  35. Pues ahí me tienes, luchando con Orlando, otra novela de Wolf. Y... tal vez sea pa lapidarme pero... a mí se me está haciendo un poquito cuesta arriba, Mientrasleo lo ha descrito perfectamente: no es que no la entienda, no es que no disfrute de su prosa (pues, la verdad, para que negarlo, es una maestra de la pluma) sino que me acaba aburriendo, me acabo perdiendo y mi mente volando hacia otros asuntos (¿cerré el gas?, ¿qué pongo mañana para comer?...) muy lejanos a este curioso caballero.
    En fin, tal vez no elegí el título adecuado :-/ Tendré en cuenta el que hoy nos traes.
    Un besin

    ResponderEliminar

A comentar!! :)