jueves, 4 de septiembre de 2014

Un hombre al margen (Alexandre Postel)


Un hombre al margen (Alexandre Postel)
Editorial Nórdica
224 páginas

Estar al margen puede ser una decisión voluntaria o una retirada forzosa. 

En el primer caso imaginemos al personaje que no quiere saber nada del mundo. Un tipo que vive en una sociedad por la que siente un completo desinterés. Se llama Damien North, trabaja de profesor en una universidad, viudo. En la vorágine de una abulia absoluta se dedica a sobrevivir los días, la pérdida de su mujer parece el detonante... El tío va a su bola. 
Desde el mayor de los respetos diríamos: allá él pero voy a ponerme en lo peor de los mismos, permitid que exponga al inquisidor que llevamos dentro en sentencias como: estará depre, es un amargado, es un tipo raro. No pongamos el acento en los prejuicios, líbrenos el cielo, sino en la bonita teoría de que las personas somos seres sociales. 

El caso es que un día lo detienen por encontrar en su ordenador material pedófilo y Damien se deja arrastrar por los fangos del sistema policial y sus métodos infalibles, para después terminar en el banquillo de los acusados y rendir cuentas ante un tribunal. ¿Cómo ha podido suceder tal cosa? el lector, algo expectante, aguarda una declaración por principio, explicaciones...
-Algo, di algo Damien ¡por todos los dedos acusicas!

¡Ay, pero no! No es ese tipo de hombre, sino de los que apechugan, te hacen levantar de la silla envalentonando la mano en busca de la mejilla descarriada para después quedarte en el aire y tímidamente, apocado, retornar al sustento almohadillado que era tu sitio para seguir leyendo.

Hasta el momento Damien vivía en el margen que deseaba, tras la inculpación, otro gallo nos canta y hasta aquí puedo leer. Evidentemente, este es un margen con escollos, seco y dispuesto a hacer morder el polvo al más cuerdo del rebaño. Alexandre Postel juega bien sus cartas, siembra el desconcierto y también el recelo. Las miradas de familiares, vecinos, compañeros fraguan en el lector y hasta en la conciencia del personaje, nos tememos lo peor.

La novela se sustenta en una narración limpia, directa y que raya el distanciamiento, por lo que adoptamos una visión impasible de los hechos. Es un libro que conduce a la reflexión y no al drama, por esta regla de tres podríamos citar ejemplos mediáticos de falsas acusaciones, injusticias, etc. donde el desgarro nos seduce más que instruirnos. El autor ha sabido montarlo y embaucarnos en la historia, para en esta, su primera novela, crearnos mala conciencia y suspirar porque la verdad salga a la luz, aunque...


“Entre lo falso y lo verdadero hay un espacio que es el de la apariencia de lo verdadero. Es el espacio de la impostura, de la seducción, de la opinión, y también de la necedad. La apariencia de lo verdadero es la pesadilla de la verdad"
Alexandre Postel (Un hombre al margen)

60 comentarios:

  1. Me ha parecido un tema duro, por lo de la soledad y lo de la pedofilia, de todas formas, si está contado como dices de forma distante, y sin ahondar en el drama, puede resultar una lectura interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el autor escoge ese tipo de acusación porque socialmente es de las más reprochables y acusa al personaje, el cual no sabes si es o no inocente, a eso juega el libro. La pedofilia no es el tema sino los juicios de valor que hacemos. Me ha parecido interesante.
      Besos

      Eliminar
  2. Me parece que éste no se viene conmigo. La temática no me atrae especialmente, y aunque lo trate desde la distancia, ese tema es muy peliagudo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no me he expresado bien, el tema del libro son las acusaciones falsas y cómo afectan a la vida de de la gente, un tema peliagudo también pero en lugar de recrearse en lo dramático de que suceda, lleva al lector a pensar.
      Besos

      Eliminar
  3. Yo creo que te lo dejo aquí. Ahora mismo esta temática no me apetece mucho.

    ResponderEliminar
  4. Este no es de los mios. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. El otro día leía (no recuerdo donde) algo así como que guardar silencio ante la calumnia era como atizar el fuego de los mentirosos. Me lo ha recordado este Demian que nos presentas, callado en el banquillo de los acusados. Las historias que hacen reaccionar apasionadamente al lector son buenas historias y están bien contadas. Me la llevo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo acusan y se queda como un pasmarote me empezó a caer regular pero después fue virando, no dejan indiferente todos los caminos que toma North.
      La reflexión que traes es cierta pero también se dice que la verdad es relativa, falsear a veces conduce a caer en dudas. Si te animas me cuentas.
      Un beso

      Eliminar
  6. Pues con esos temas tan duros me parece curioso la forma en que lo toma, no sé si me haré con el, pero me da que le voy a dar vueltas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo principal de la novela es la acusación de algo que no has hecho y en cómo afecta algo así. Da para alguna charla.
      Besos

      Eliminar
  7. Plantea un tema realmente interesante y me gusta el hecho de que lo haga con distancia para que permita pensar a quien y no darlo todo hecho. Me lo apunto. Gracias por la aportación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el adoptar esa posición nos da una mejor perspectiva, a veces se lanza a juzgar y al linchamiento público antes de la hora. En eso se basa Postel. Espero que te guste Marga.
      Besos

      Eliminar
  8. Hola Marilú, me parece muy interesante este libro que reseñas hoy. Me lo apunto.
    Un besote !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia
      Me alegra que andes retomando tu blog y si lees la novela espero que te guste.
      Besitos

      Eliminar
  9. ¡Hola!

    El tema me parece muy interesante; es curioso, pero al leerte me hizo pensar en una película, no una que haya visto, sino una que podría ser... Ideas raras que se le vienen a una a veces a la cabeza ;) De hecho que pese a la dureza del tema, me gustaría mucho leerlo, así que me lo llevo bien anotado; gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aglaia

      A veces asociamos libros con cosas que creemos haber leído, visto antes... a mi eso se me da bien y armarme líos también. Lo duro de la novela es ser acusado injustamente, por lo demás es dejarse pensar. Gracias a ti.
      Besos

      Eliminar
  10. No lo conocía y desde luego parece muy interesante, siempre me descubres libros nuevos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este libro entró en mi órbita por Página 2, estuve tentada de comprarlo varias veces y el remate fue Tizire que lo reseñó este verano :) espero que te guste si te decides.
      Besos

      Eliminar
  11. He empezado leyendo pensando que no habíamos hablado de esta, pero luego cuando he visto el tema ya he caído en que sí :P Me gusta mucho esa cita final, más que cierta. Y creo que podría gustarme ese camino por le que nos lleva aquí Postel. El tema es interesante como pocos y si dices que Postel saber jugar sus cartas para preservar la intriga, yo te creo :P

    A ver si entre pendientes abrimos hueco, aunque estará complicado.

    Besines con frappuccino :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tampoco te hable tanto cuando lo terminé, me quedé un poco en la inopia. A veces necesito pensar un poco más, la reseña es casi mi propia explicación. Creo que ti te puede gustar, puede generar reacciones y alguna tertulia, así que ya sabes. a mi desde luego me tuvo bastante en vilo.
      Se acumulan, que me vas a contar :P pero además cuando estás en uno de eso largos parece que más presionan ¿eh? ¡ánimo!

      Besos con té

      Eliminar
  12. Al margen me voy a quedar yo con esta novela. Es que ahora no me apetece pensar, ni plantearme cosas aparte de que el distanciamiento no me gusta.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, vale nieta, al margen te quedas, si es que una puede elegir, es lo bueno. Lo de pensar lo llevo regular, así me va que me estoy volviendo un poco, ya sabes XD A mi las distancias depende de para qué me gusta tenerlas. Te debo una, no me olvido.
      Besotes!!!!

      Eliminar
  13. Pues no me disgusta a mi la temática, será que yo también soy un poco Demian, que por cierto, vaya nombre eligió. Me recuerda al de la peli de miedo.. En fin que me deja curiosidad, incluso morbosa por saber qué le ocurre a este tipo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rota se llama Damien, ahijada, no es cosa tuya, lo había puesto mal. al leerte me he dado cuenta, tu madrina está perdiendo norte poco a poco. Ahora espero que te de menos miedo. Genera curiosidad, excato, por eso sigues leyendo, no puedes evitar querer saber.
      Un besote

      Eliminar
  14. Bueno, bueno, la teoría esa de que somos seres sociales es cierta, pero vaya si admite matices, entre ellos que últimamente la sociedad te hace cada vez ser más asocial y un poquito anacoreta (a mí al menos sólo me queda el coreta, que el resto ya lo llevo).
    Falsas acusaciones, verdades, mentiras, mentiras que se toman por verdad y sin cuestionarlo siquiera, zasca, ejecutamos. Rumores, que si el rio suena agua lleva, y total como el que se la carga es otro ¿por qué dudar? y si para encima no se defiende cual gato panza arriba. Cuantos prejuicios y perjuicios y juicios y sentencias pululan con facilidad en nuestro día a día. En el fondo supongo que por egoismo y comodidad, dos "valores" muy extendidos.
    En fin, que el libro lo tengo pero no lo he leído :) Y aunque no sea el que te ha dado el empujón para volver a reseñar, supongo que por esa distancia que el autor ha "impuesto", entiendo que es un libro que sí, lo merece. Leerlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos seres sociales aunque yo comprendo que más de uno y dos decidan darse al anacoretismo, con ana, coreta o al completo con tal de salir del atolladero social. De todas formas el aislamiento nos dice muchas cosas de quienes deciden irse al margen o las presuponemos.
      El fragmento que dejo al final responde a todo lo que planteas. Siempre se dijo que la verdad es relativa pero es que también es falseable y a veces incluso interesa agarrarse a una mentira, o se siembra una duda que no sale ni con lejía (de color, ni blanca). Este libro juega con todos esos elementos. Sobre todo da que pensar.
      Otro de los comprados que no sabes cuando le llegará turno, ten cuidado por si protestan. La distancia es bastante pero creo que ha sido lo mejor en esta lectura.
      Besos

      Eliminar
  15. El tema me está preocupando últimamente, así que una novela que habla sobre ello creo que me gustará. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra que te pueda servir Ana.
      Un beso

      Eliminar
  16. Hay que tener mucho estómago para apechugar con un delito tan deleznable como la pedofília. Eso es más que estar al margen. No creo que sea una lectura que me vaya a gustar. Esta vez la dejo pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tenerlo, este hombre está muy perdido Marisa, por eso te quedas algo estupefacta con sus reacciones. Está al margen porque al final solo la acusación te puede dejar fuera.
      Un beso

      Eliminar
  17. No lo conocía y tampoco me llama mucho la atención... esos temas... no sé.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es estar acusado de algo tan repulsivo cunado no lo has hecho. Eso debe ser horrible. Entiendo que no guste a todo el mundo.
      Besos

      Eliminar
  18. No conocía esta novela. Y por lo que cuentas, si se cruza en mi camino la leo seguro. Pero ir a buscarla va a ser que no... No me dejan los libros de mi estantería...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de tu estantería deben estar indignados, se comprende. Es interesante Margari pero no podemos llegar a todo, cachis :)
      Besos

      Eliminar
  19. Uy, qué quieres que te diga... Este parece que está diciendo léeme, léeme ya!!! Me gusta todo lo que dices de él. Es que me llama hasta el tono, mira que es fácil hacerle sangre al lector con estas cosas, y aunque qué.....??? No nos dejes así. Me voy a la 24 horas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho y hecho, no he visto a nadie tan veloz. Este verano también lo reseñó Tizire por si quieres tener más referencia antes de ponerte a ello. No te he dejado nada que ya tu solo has encontrado el caminito :P Lo mejor del libro es esa perspectiva, lo contrario además de muy visto sirve de muy poco.
      Besos

      Eliminar
  20. Creo que no sirve para cualquier momento, en mi caso, asi que lo dejo pasar de momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que leerlo con ganas :) así que lo guardamos.
      Besos

      Eliminar
  21. No lo conocía, pero me parece interesante que se decante más hacia la reflexión que hacia el drama. Caerá seguro.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, hace pensar más que emocionar. Es un libro que me ha gustado descubrir Sara, espero que te guste.
      Besos

      Eliminar
  22. Creo haber leído ya alguna otra reseña de este libro, al menos el planteamiento me resulta conocido por algún motivo y aunque el tema que trata me cree dudas, tiene otros aspectos que me parecen interesantes por lo que no descarto su lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire lo reseñó este verano, por si quieres refrescar ideas. Es un tema muy de actualidad, hace nada hubo un caso polémico que hasta se puede equiparar en algunas cosas.
      Imagino que de regreso :) qué fotazas!
      Un beso

      Eliminar
  23. Me has dejado los dientes largos largos. Según leía iba pensando que nos desvelabas algo para que nos resultara irresistible y ha sido peor, como no desvelas nada hay que salir corriendo a por esta novela y saciar las ganas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendía dejaros colgando, solo es la sensación que me iba dando, te pasas la novela preguntándote a donde quiere ir a parar, pues eso :) si la lees, ya comentaremos.
      Besos

      Eliminar
  24. (ups, creo que se ha borrado mi comentario....) Decia que...
    No creo que sea un tema que me enganche, pero tengo en cuenta todos tus comentarios acerca de este libro por si me lo encuentro en el camino. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues que el camino decida y blogger se ponga a dieta de comentarios. Es un libro que hay que leer con ganas, lo entiendo.
      Besos

      Eliminar
  25. Te iba a decir que no, pero el distanciamiento del tema ya le da algo de puntos. A veces no haynada peor que recrearse en algunos horrores (que son mas horrores que otros). Lo dejo anotado con interrogantes, para un futuro en que vea mas adecuado este tipo de lecturas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El distanciamiento es lo mejor de la novela,s e hace bastante frío para crear una desazón en el lector y que se cuestione. en este caso no se recrea en el delito, sino en la acusación de haberlo cometido.
      Un besote

      Eliminar
  26. Uno de mis libros favoritos, 'El honor perdido de Katharina Blum', va también sobre acusaciones falsas, aunque no es exactamente el mismo caso del libro que nos cuentas. No tenía conocimiento de esta historia, me la llevo apuntada para el invierno.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto la sugerencia Dorothy, me encanta verte pasar :) En este libro la perspectiva es bastante fría, eso hace que mires a Damien con los ojos que le mira el mundo, ya verás ya, para el frío y la manta que va llegando.
      Un beso!!

      Eliminar
    2. Es que he tenido algunas dudas blogueras últimamente, pero creo que ya están solucionadas.

      Un besazo

      Eliminar
    3. Ey, espero que sí, solucionadas y si hace falta tiempo, tiempo. Nada de medidas drásticas!!
      Un besote!!

      Eliminar
  27. Cuidado, si alguien me lee puedo desvelar trama, SPOILER avisado

    Me encantó este libro, me parece una historia estupenda y sobre todo la forma que tiene de presentárnosla. Que a ver, decir que va de pedofilia o leerlo o no hacerlo pensando eso es equivocarse. Porque sí, lo encuentran fotos cochinas.... lo acusan... pero no es el tema central del libro sino las consecuencias de ese problema delo que el prota se declara culpable inocentemente.
    Me gusta esa forma tan poco sutil de mostrar la forma en que afecta al entorno y también lo que sucede cuando le cae ese cartel. La sociedad y su forma de reaccionar ante ello, y ahí es donde la portada se muestra magnífica. No es el peso de la justicia el que lo aplasta sino el peso de quien lo señala presumiblemente para siempre.
    Y parecía que sólo era algo tan serio como la pederastia. Lo que son las apariencias ;-P (guiño, guiño)
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Con las manos en el SPOILER (Esto es casi como decir ¡estatua!)

    Lo mejor es como la presenta, la premisa no es original pero el cómo la hace interesante. Entiendo que asuste ser acusado cuando uno es inocente, es un mazazo, a golpe de dedo... es que señalar está muy feo :P
    La portada es genial, justo, es que estoy por hacerte un corta-pega. Me alegra de que me leas, de que lo hayas leído y que sigamos leyendo. Aplauso, guiño, guiño.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Bueno bueno bueno... me gusta, me llama la atención =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Bueno, bueno, me puede la curiosidad, pero me puede el pensar que me va a sacar de mis casillas el prota, me recuerda, salvando las distancias, al prota de la peli "la caza" que, llegó a ponerme de los nervios dejándose llevar ante las injusticias y acusaciones de las que era objeto. Veremos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues también me recuerda, salvando distancias a la personalidad de Stoner, solo que en este caso es mucho más frío. Es una novela que plantea debate, ya es que apetezca.
      Besitos

      Eliminar

A comentar!! :)