martes, 10 de junio de 2014

Reunión en el restaurante Nostalgia (Anne Tyler)

Reunión en el restaurante nostalgia (Anne Tyler)
Editorial Lumen
400 páginas

Dicen que toda celebración se realiza en torno a una mesa, las reuniones también hacen uso del cuadrúpedo objeto, anuncios de una noticia, los brindis, las copas ¡benditos bares!... uno de los últimos eslóganes publicitarios de la chispa de la vida, ¿la fórmula de la felicidad?¿la simple sonrisa que nos arranca el contexto?. 

Sea como fuere, llevar a cabo una reunión de estas características también nos obliga, sí, a a vernos las caras, ser corteses, pasar el pan, bribonear la fuente de en medio, disimular la cara de disgusto ante tal o cuál alimento en definitiva nuestra actitud en la mesa nos dice mucho de quienes somos y evitar sentarse a ella quizás incluso más. Esta parece la piedra de toque de la novela, conseguir reunión y dar protagonismo al organismo vivo al que llamamos familia.  

Pearl es la madre. Abre la novela con un capítulo que nos sitúa en uno de los grandes silencios de la historia. Relata con desenvoltura y un tono ambivalente el cómo fue abandonada por su marido (Beck) y su decisión de no comunicárselo a sus hijos, dos chicos (Cody y Ezra) y una chica (Jenny), asumiendo la pérdida y encabezando el clan familiar sin desfallecer. Me pareció un magnífico comienzo. Una perla, no solo por su nombre sino por su matices.

El banquete prometía y el resto coloca el destino familiar. Cody, como hijo mayor, muleta de madre y eterno insatisfecho. Un personaje que perfila mezquino pero que termina redimiendo. Como antagonista, Ezra, el mediano, que se enarbola como el bueno y triunfador, un ser pacífico que termina diluyéndose en su idiosincrasia y montando el restaurante que da título a la novela, por último, parece que de chiripa, Jenny, la única chica, afectada por los vaivenes de semejante elenco tropieza también con sus propios errores. Un plato fuerte el no caer en maniqueísmos en los personajes. 

El mantel que nos coloca Anne Tyler es hilado por una tercera persona que cambia, tomando como actor principal a algún personaje. Esta alternancia en los capítulos hace la lectura más ágil y complementa la pluralidad en la percepción de las rencillas familiares. Además, nos aporta lo mejor en sus cierres y empuja a seguir construyendo. Una trama que no destaca por su originalidad tanto como por esa carta elaborada a la hora de narrar. 

Reunión en el restaurante Nostalgia es una fuente de viandas colorista y agradable al gusto pero sin explosiones en las papilas gustativas, ni en el sistema emocional. Coloca muchos cubiertos útiles, los detalles cotidianos en la vida de esta familia, el crecimiento o el paso hacía la vejez, el tono medido para no caer en sentimentalismos ni azúcares añadidos, incluso el punto de comedia de enredo bajo un drama en toda regla, el postre lo ponen venganzas, enquistes de lo no expresado y el final un adorno que paladeo sobrado. 

La pata coja de la mesa es el regusto agradable de la historia que permanece pero que tuvo una falta de chispa para conectar, esa que hace importante a sus personajes. En este caso me ha faltado entrar hasta la cocina aunque como entremés estuvo bien. No deja de ser esta mi sensación personal, como paladares hay múltiples no puedo dejar de recomendarla sin ser honesta en mi advertencia, ni corta en sus virtudes. Ahora me despido, me llaman para cenar. 

PD: El título prometía

"Pensó en como hacerlo: los reuniría alrededor de ella en el sofá, a la luz de la lámpara, después de cenar. "Hijos míos -empezaría decir-. Hay algo que debéis saber." Pero no podría continuar, era capaz de echarse a llorar. Y era impensable llorar delante de los hijos. Ni delante de nadie. ¡Ella tenía su orgullo! No era una mujer serena; a menudo perdía los estribos y cruzaba la mejilla que más a mano tenía, o decía cosas de las que luego se arrepentía; pero, gracias a Dios, no era propensa al llanto. No se lo permitía. Ella era Pearl Cody Tull, que había salido de Raleigh triunfal del brazo de su nuevo marido y nunca había mirado atrás. Ni si quiera en ese momento, contemplando el reflejo de su cara tensa y avejentada en la ventana de la cocina, lloró." 
Anne Tyler (Reunión en el restaurante Nostalgia)

76 comentarios:

  1. No sé, Marilú. Esta vez creo que no me convences. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he sido muy entusiasta por ese algo más que me falta. Me ha gustado, sin más.
      Besos

      Eliminar
  2. No me apunto que luego me toca fregar los platos y además mi parte favorita, el postre, no está muy allá. Tenía buena pinta pero se queda en el intento. ¡Te toca recoger!
    Besotes de nieta que se escaquea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se nota que somos familia en este asunto de los postres, ahí mete esa cuña de lo voy a arreglar todo que hace que la gelatina mo cuaje y el flan tiemble, perdonable pero no suficiente. Con lo bonito que parecía (a mi el título me gusta).
      Dijo la abuelita con el delantal en faena.
      Besos de abu consentidora
      PD ya te vale dejarme todo por medio

      Eliminar
  3. De este estilo prefiero películas. Veo las caras de los actores y no pongo a los protagonistas las de mis familiares, como cuando leo una novela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pones a tus familiares en las novelas? :) sí, mejor no mezclar unas cosas con otras que con la familia inicial vamos servidos. Si es película que no falten palomitas ;)

      Eliminar
  4. Puuueeeessss... creo que esta vez no me lo llevo (y mis estanterías gritan "YUPI!!!")

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten cuidado, a ver si con la alegría les da por saltar y la liamos :)
      Besos

      Eliminar
  5. Lo tenía visto, pero no me terminaba de convencer. Y parece ser que a ti tampoco :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha faltado y mira que la señora Pearl nos simpatiza, todo bien construido pero no me ha llegado en exceso por ninguna vía más que la contemplación. Esto lo arreglamos con los pinchos, recuerda :)
      Besos

      Eliminar
  6. Uy, no sé si me animo esta vez. Creo que me quedo un poco con esa impresión de que le falta ese punto para calar y doy paso a otras. Que ya sabes, los pendientes, y eso.

    Eso sí, a la cena me apunto :D Yo llevo el vino y el koala queda encargado de limpieza!

    Besines salados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, si los pendientes hablasen tendríamos que usar tapones de oídos todo el santo día. Me ha gustado, es una novela bien escrita y entretenida pero me ha faltado ese algo más.

      No me digas que al koala le gusta fregar porque ¿donde se ha visto eso? :P pero está bien, vente a cenar, yo pongo las copas y ¿pedimos al chino? ¿que cocine el guardián? bueno, creo que mejor me encargo yo... se puntual!

      Besos de chef

      Eliminar
  7. Leyendo tu reseña se me ha venido a la cabeza la peli "Agosto", donde hay una comida familiar que se vuelve muy tensa... Y como aquella peli me dejó mal regusto, no me ha convencido el argumento de esta novela, así que creo que voy a pasar: ya sé que no tiene nada que ver una cosa con la otra, pero en mi sistema neuronal la conexión me dice que mejor pasopalabra. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he visto la peli, pues mira, ahora que los dices no vas desencaminada, algo menos histriónica pero sí, es una novela sobre la vida y evolución de una familia. La historia no es nueva pero esta novela no te deja igual, eso sí te lo digo, es más comedida. Aún así comprendo que de vez en cuando haya que pasar palabra o página o lo que sea.
      Un besote

      Eliminar
  8. Pues yo ya he disfrutado con otra reunión alrededor de la mesa, una muy grande, y parece que esta, en su estilo, no está a la altura, así que la dejo pasar. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos no consiguen sentarse a la mesa, ese es el problema principal, siempre pasa algo. Te gustaría este libro Meg pero sin comparativas, me refiero a que es una historia familiar y como eso lo disfrutarías como yo pero de este tipo hay muchos libros, ya se sabe.
      Besotes

      Eliminar
  9. Ay, no me convence, y con lo que me gustan estas reuniones... mejor lo dejo pasar en espera de otro que me llame un poquitín más.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues nada que hacer, tiene que convencer que la lista aprieta y los libros llaman.
      Besotes

      Eliminar
  10. Tu reseña tan original como siempre Marilú. Veo que el menú no ha sido de tu gusto.
    Así que esperaremos!!!!
    Un beso. !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha sido un menú completo, le ha faltado un punto, no sé si ahora con esto de los programas culinarios una se está volviendo muy gourmet, jajaja
      Gracias Lidia
      Un besote

      Eliminar
  11. Al llegar a tu casa, me llegaba un olorcillo muy agradable, pero, al parecer, el "retrogusto" no termina de envolver el paladar. En fin, que ya me invito otro día, ¿vale? Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Invitate cuando quieras, la verdad es que el menú estaba bien, quizás le faltaban condimentos para dejar un retrogusto más a recordar.
      Un besote!!!

      Eliminar
  12. La verdad es que el título me llamaba pero por una vez no me lo llevo para comer, otro plato será,besotes
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja, pues otro plato sea Susana, es que hacer dieta de lista de libros también es bueno. Qué gracia el comentario...
      Besotes

      Eliminar
  13. :-(
    No lo pintas muy bien, así que lo dejaré en el olvido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien, solo que podía haber estado mejor peor no es mal libro en absoluto.
      Besos

      Eliminar
  14. Pues para algo sin más mejor me quedo con algo sin menos. Son muchas las puertas entre abiertas y necesito que detrás esté el paraíso. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué exigente ahijada ¿¡a quién has salido!? bueno, a las puertas llega eso sí peor sin paraíso.
      Besos

      Eliminar
  15. Una mesa bien presentada, con su mantelito, su cuberteria, su vajilla, servilletas, detalles varios y unas viandas prometedoras de buen banquete... pero va la mesa ¡y está coja! Creo recordar que lo hablamos, lo que leí de Anne Tyler me sugiere una buena escritora, que cuenta bien, incluso muy bien, pero que no "cala" emocionalmente, al menos a mí. Disfrutas leyendo a quien escribe bien, e incluso te cuenta una buena historia pero, poropompero, pese a buenas descripciones de emociones y sensaciones es como si hubiera una fina capa de hielo entre lectura y lector. Como dices, hay muchos paladares, y seguramente muchas personas disfruten de la textura fría de esa capita de hielo.
    Beso antihielo (por si cuela)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah!, el libro me recuerda a una película... no me acuerdo del título :S (cuando pueda busco y te lo digo), sobre cuatro familias el día ese en que en EEUU comen pavo. Todo alrededor de la mesa y la reunión familiar (que vaya tela con las reuniones familiares en torno a una mesa llena de comida), la película me gustó.

      Mas besos, estos con pan tostado :D

      Eliminar
    2. Estamos de acuerdo en las impresiones respecto a Tyler, me gusta como se maneja pero le falta ese toque para encandilarme, no porque sea una mala escritora en absoluto, no descarto leer más cosas. Esta historia familiar me convence bastante, aunque como dice Meg, después de sentarte en otra mesa las comparaciones ya se sabe. Tampoco creo que sea tan fría, no sé, es cuestión de gustos en mi opinión. Ya me dirás la película, a mi me suelten gustar bastante este tipo de tramas cinéfilas (y las comidas también).
      Besos con un toque

      Eliminar
  16. No te veo muy emocionada con ella y a pesar de todo a mí si me llama la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una lectura que puede gustar a mucha gente Albanta, por eso, entre otras razones la he reseñado, solo que me ha faltado un poco para emocionar pero es buena historia y está bien contada, no la desaconsejo para nada, solo digo que me ha faltado ese pelín.
      Besos

      Eliminar
  17. A pesar de esa falta de conexión que te ha faltado con los personajes es un libro que podría animarme a leer, tiene algunas cosas que me resultan llamativas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que como buena aficionada a sagas familiares podría gustarte, como le digo a Albanta no dejo de recomendarla, solo puntualizo mis impresiones (y no descarto leer más de la autora).
      Besos

      Eliminar
  18. Parecía tener buena pinta, pero después de leer tu reseña y con todos los libros que tengo pendientes, creo que lo dejo pasar. Al menos de momento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, un de momento está bien, es buen libro pese a que le encuentre esos "peros"
      Besos

      Eliminar
  19. Jo, pues a mi me gusta el título...pero se ve que no te ha convencido demasiado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura que da lo que da, no está mal peor sin que sea lo más de lo más :) entretenida y bien escrita.
      Besotes

      Eliminar
  20. Las mejores historias se cuentan alrededor de una mesa, ¿verdad que sí? ;) Y también las peores, por que hay quien espera a los postres para soltar alguna noticia-bomba, de esas que cortan la digestión, jajaja. No me convence mucho, pero la idea es buena ;)

    Un besote hermosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, en la mesa hay que comportarse y llegar al postre con buenas intenciones, las sobremesas sobre todo pueden da rmuuuucho de sí. La idea es buena, a por otra si el menú no te priva ;)
      Un besote guapa!

      Eliminar
  21. Ya de por sí el título infunde ganas de leerlo, pero después de empezar a leer tu opinión me has dejado con muy mal sabor de boca. Uff... ¡cómo odio que me agrien el postre! Con eso ya se me han quitado todas las ganas.

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que un postre amargo le resta peor tampoco es amargo, más bien agridulce :)
      Besos

      Eliminar
  22. Todavía tengo por leer "Ejercicios respiratorios", así que creo que este puede seguir esperando un rato más ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a respirar que dicen que es muy saludable :P ya nos contarás.
      Besos

      Eliminar
  23. Qué buena reseña. Y a pesar de la pata coja, creo que puede gustarme.
    De esta autora leí hace bastante tiempo "El turista accidental". Que se llevó al cine.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que puede gustar a mucha gente, está coja para mi pero no es más que una pega menor, la comida está conseguida ;) no leí nada antes de la autora y es posible que lea más, apunto el título :) gracias.
      Besos

      Eliminar
  24. Lo tengo en la estantería esperando su turno. A ver si le toca pronto!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes, ya nos dirás que te parece a ti :)
      Besotes

      Eliminar
  25. qué buena reseña, la verdad es que como la vida a veces cojea, pues me lo apunto. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces le da por cojear y se lo perdonamos a la vida, porque no a una novela :)
      Besos

      Eliminar
  26. Como siempre, me fio de tu criterio y le dejo descansar un poquito a la "infinita".
    Besos grandes grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La infinita descansa feliz :) gracias por el voto, jejeje, aunque no está mal algo más no habría estado de más.
      Besos

      Eliminar
  27. Como invita a leerlo por el título! Me llama la atención, a pesar de que te haya decepcionado un pelín, no lo descarto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título me encanta, decepción tampoco, solo que me supo a menos de lo esperado. Expectativas, tu ve con ellas bajo mano y listo :)
      Besos

      Eliminar
  28. Coincido! Me dejó un sabor a poco, faltó "entrar en la cocina"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le faltó y mira que prometía, está bien todo pero ese golpe de calor habría sido el punto justo. Gracias por apoyar la causa, jejeje.
      besos

      Eliminar
  29. Pues este no me lo llevo. Ultimamente me llevo pocos libros, pero es que mi lista ya anda sola por el piso :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, si es que hay que acotar que se nos va de las manos.
      Besos

      Eliminar
  30. Tú sabes ese alivio que se siente cuando no te apuntas un libro? De verdad... ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé, puedes salir airosa :)
      Besotes

      Eliminar
  31. Siguiendo con el tema culinario, parece que a pesar de los buenos ingredientes le ha faltado el "toque" singular de la cocinera para transformar lo corriente en especial. Teniendo en cuenta que mi lista está abarrotada de aromas más sugerentes, creo que este plato me lo salto, al menos de momento :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has sabido paladear en gradiente exacto par que el plato estuviese al gusto, un toque´más. Sé que la carta aprieta, es un plato para digerir otros más pesados. Así que nada, salta pero no te quedes con hambre.
      Besotes

      Eliminar
  32. Odio cuando una historia tiene cierta base pero le falta 'algo'. Huyo de esas historias, casi prefiero las malas directamente, me lo paso mejor escribiendo las reseñas xD

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, cierto, cuando es un estrellato la cosa es casi por desfogar, en fin, mira que no está mal, una pena no llegar.
      Besos

      Eliminar
  33. Umm..! Creo que termina de atraerme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que no te lo llevas, así que uno menos :9
      Besos

      Eliminar
  34. Da gustó venir a curiosear y no añadir un título. Se agradece la sinceridad :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más vale ser precavida y decir lo que encuentras que luego vienen las reclamaciones al maître :P y sí, sienta bien decir, este no, jejeje
      Besos

      Eliminar
  35. Te voy a hacer caso, esta vez no me la anoto. Espero que tu siguiente lectura sea mucho mejor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, después tuve mejores lecturas y aunque no estuvo mal, tampoco me dejó muy emocionada.
      Besotes

      Eliminar
  36. Solo he leído de ella Cuando éramos mayores y me gustó. Me gusta cómo construye sus personajes siempre anclados en la vida cotidiana pero destacando sus elementos singulares que los convierten, a veces, en excepcionales. Tengo compradas algunas obras más, en especial quiero leer El matrimonio amateur, pero la había olvidado de mi universo de lecturas, tu reseña me la ha recordado.

    Pese a que no te ha convencido del todo, el tema me resulta interesante. Una reseña que me recuerda a la autora, a ver si le hago un hueco.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me ha gustado ese reflejo de lo cotidiano en la lectura, algo que plasma muy bien. Ha sido mi primer libro de Anne Tyler y aunque no me ha conquistado plenamente tampoco la dejaré de lado por completo. Es una novela donde la familia se retrata bastante bien. Me apunto Cuando eramos mayores ya que te gustó bastante, la autora no me disgusta, no sé si tiene que ver con esta novela en concreto así que no está de más ir a por otra.
      A ver que te parece a ti este restaurante.

      Besos

      Eliminar
  37. Pues no lo descarto....esos lugares, bares, yo me he criafo en uno y esas reuniones políticas,educativas,familiares....somos una piña :)

    ResponderEliminar
  38. Mmm...lo dejo pasar, no iré a por él, pero probablemente si me cruzo con él lo lea. Aunque tenga que ponerle un post-it en la portada que diga: no esperar más que lo justo. ;)
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  39. pues yo esta la tenía en lista... a lo mejor empiezo con otro titulo de Tyler.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)