jueves, 3 de abril de 2014

La hondonada (Jhumpa Lahiri)

La hondonada (Jhumpa Lahiri)
Editorial Salamandra
415 páginas

Este fue un fin de semana lluvioso, no es una queja sino un dato. El lunes se presentaba libre y despejado, de nubes y de trabajo. Un día atípico para estar de descanso y apetecía caminar. Anduve, anduve y confieso, pasé por la puerta de la librería ¡de acuerdo! Síííí ¡entré! Y efectivamente… poca clientela a esas horas ¡lo reconozco! me gustan las horas intempestivas, en los días que no pega. ¡Al grano! iba con mi lista y en la hondonada de la bolsa de la compra, lo eché. Ea… ¡ya lo he dicho!

Luego nos fuimos, Lahiri, algún otro y yo. Seguimos el paseo, tan contentos, felices y terminamos en la playa, sentados. Fue allí donde empezamos nuestra relación.

Una relación cálida, de lugares lejanos, entre Calcuta y Rhode Island. 

Al este de Tolly Club, más allá de donde Deshapran Sashmal Road se bifurca, hay una pequeña mezquita. Un desvío lleva a un tranquilo enclave. Un laberinto de callejones y modestas viviendas de clase media. 

Y había una vez dos hermanos Udayan y Subhash que jugaban y compartían, eran muy diferentes uno del otro pero con un tipo de vínculo de los que no se olvidan y  te van metiendo en su historia. 

Prendada, tuve que volver a casa, no todo en la vida es playa, cierto, una puede leerse un libro de seguido pero viendo lo que era… había que ir despacio. Al igual que Jhumpa Lahiri salpicaba algún retazo con la situación del país, datos que conocía menos (En 1967, en la localidad de Naxalbari , en Bengala Occidental estalla una lucha  armada dirigida por la fracción roja del partido comunista de la India, ahí se enclava el inicio de esta novela) y que me hacían tirar de buscador para contextualizarme, quería enterarme bien, saber de todo, acompañarlos como la ocasión requería. Y entonces, entonces, me empecé a enamorar, así, sin más, estás cosas no avisan. 

Las palabras parecían cantar en una melodía hermosa, los diálogos, colocados de un modo infrecuente seducían, la expectación, las ganas de volver a encontrarnos, de saber del otro, disfrutar, un poquito más, en volandas, atravesando el planeta con la imaginación.

Subhash, proseguía sus estudios, echábamos de menos a su hermano. Sentía pena de que se molestaran, leía sus cartas, me emocionaban sus cartas y, y… miraba esos malditos espacios en blanco, sí, unos saltos de línea más amplios de lo habitual, los causantes en mayor medida de mi completa admiración, creando el clima y los momentos dramáticos perfectos, atravesando embriagada las ocho partes que componen esta novela. 

Contemplaba la evolución de sus personajes, los que iban llegando y muchas cosas que no puedo decir por no hacer un spoiler, taaaaan bonito el estilo, las emociones taaaan bien descritas, la marina, la hondonada, el aire que respiran. Un idilio, un acierto, una suerte de felicidad, ya comenzaba a ubicarlo en el estante de mis libros favoritos: haced sitio, qué voy parecía decir Lahiri. 

Y no falló, su prosa siempre fue impecable, el uso de los flashbacks, por dar quejas... densas, unas quince páginas de las cuatrocientas, una medida mínima, un obstáculo salvable, lo advertiría y listo. 

Entonces y solo entonces el ritmo cambió, en el último tramo, viendo la meta y rozando, bueno, eso, rozando. Las distancias ya no eran tan cortas, lo de contar en dos páginas, lo que se dice en tres frases no podía llevar a nada bueno y culminamos. Con unos capítulos que confirmaban mis peores presagios, aquello era… ese tipo de final, el desenlace que me gusta poco, meter purpurina mágica donde había pólvora. 

Un desencanto porque es una bonita, preciosa y maravillosa novela cuyos momentos finales me han desangelado. ¿Qué decir ahora? ¿no recomendarla? ¿cómo no después de lo vivido? ¿y no avisar? Así que decidí arreglarlo con ella. 

Me has partido el corazón Jhumpa Lahiri, así le he dicho en un rostro-portada, como se dicen las cosas. En un acto impulsivo, fruto del enfado y como último recurso, lo he tirado por la ventana, literalmente, una ventana que da a un tejado, a poca distancia del borde, ni un metro.... Tranquilos, no ha habido heridos, el daño ha sido moral. Las páginas permanecen intactas. 

Tras asomar con recelo. Eso no se hace, le dije pero, claro, al final… lo he recogido y negociando estamos, de momento entre mis libros sigue, no diré el estante ¡no me lo pidáis! Aún es demasiado doloroso…

Abrió la puerta y vio que la marea estaba alta. El cielo se veía despejado, el océano en calma. Aparte de las algas que cubrían la orilla como nidos vacíos, no había rastro de la tormenta de la noche anterior. 
Jhumpa Lahiri (La hondonada)

72 comentarios:

  1. Ya sabes lo que opino. Lo bien que te quedas cuando estás leyendo una historia maravillosa y de repente tienes la sensación de que el autor se ha despistado, o ha decidido terminar ya, o... a saber qué!
    Lo mejor es soltar el mal humor, es decir el libro... y volver a mirarlo ya en frío.
    No me lo voy a apuntar, no podría soportar una decepción después de haber esperado al parto :-P
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un golpe bajo. Esta es de esas cosas que solo se comprenden entre lectores. No puedo ir diciendo por ahí que un cuatro páginas me ha hecho esta faena sin parecer algo... rarita.
      Así que a volar, aún así, me ha encantado leerla es que lo mío es con cargos. Se me pasará pero claro, lo bien que está uno cuando lo dice...
      jajajaja yo creo que caerás, mira tu por donde, echa tiritas!
      Besitos

      Eliminar
  2. A esta estupenda reseña le falta una foto: la hondonada en el tejado. Muy sugerente. Me quiero quedar con todas las sensaciones previas, el enamoramiento es tan bonito, tan maravilloso e irrepetible que quiero obviar el gatillazo final. Advertida ya voy, asi que disfrutaré del roneo previo, y postergaré el momento final sabiendo que no va a estar a la altura (qué lastima, malditos finales, así es que te quitan las ganas de tener sexo) :D

    De tu entrada no te digo nada, para qué repetirme.

    Beso exlibris!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tengo, la tengo pero ya me parecía pasarse de la raya. Sale medio libro ahí, abandonado, una imagen tan desoladora que no os quería hacer pasar por el trance.
      Llegará un punto en esta pareja que no verás el claro, la verdad es que me vendría muy bien otra opinión, porque también te digo, es que es tipo de final no me gusta. No he querido ser más explicativa pero no se puede crear una cosa para meter... bueno, ya lo hablaremos, tu disfruta, joven.
      Jajajajajajajajajajajajaja (voy a obviar los paréntesis)
      Gracias Ana, por lo que no dices también y por los carteles.
      Besitos exlibris

      Eliminar
  3. No me llama mucho y si además tiene ese fallo en el final... lo dejo pasar.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que fallo, es una opinión, a lo mejor a otros lectores les gusta el desenlace, a mi me parece que pierde...
      Un beso

      Eliminar
  4. Ays, qué pena lo del final. Con lo bonito que estaba resultado este libro y las ganitas que me estabas despertando... Se nos queda una carita cuando pasa esto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso me ha sabido bastante mal porque me estaba gustando mucho, hacia tiempo que no me pasaba eso además :/
      Besitos

      Eliminar
  5. Venga abu, sólo es un libro ;) . Quince páginas de morralla no son nada, hay quien pone ciento cincuenta y se queda tan ancho y encima te pide un riñón. Pero he tenido una idea, a ver qué te parece, me leo el libro hasta que lleguen los fatídicos (desde el punto de vista literario, claro) capítulos finales, entonces voy corriendo a devolverlo a la biblio y me invento mi propio final.
    Un besito y tómate un tequila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje no sé por quien dices lo de la morralla ;) esas quince no son nada iba a ser mi pega por ponerme algo tonta pero ir cerrando la historia no me ha gustado. También digo, a mi no me ha gustado, a otros lectores les puede gustar... aunque creo que en este serás de las mías. Tú pilla en la biblio y dame una alegría, anda, sí, con final a la altura :D
      Vuelta a casa, sigo con mis tragos ;)
      Besitos de abu llorona

      Eliminar
  6. Qué lástima lo del final... Leí Interpreter of Maladies, un libro de cuentos de Lahiri, hace 4 años y me gustó mucho. Lo leí el mismo mes que Life of Pi y eso hizo que este segundo me gustase todavía menos. No se si está traducido, pero te lo recomiento. Los cuentos son preciosos, especialmente uno que sucede "a ciegas" =)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído nada más suyo pero no descarto hacerlo. Me gusta como escribe Lahiri. Buscaré tu propuesta, gracias y estaré atenta a ese "a ciegas".
      Besos

      Eliminar
  7. Lamento lo del final, es de lo peor que puede pasar con un libro que nos ha enganchado y nos ha gustado hasta ese punto... Pero con todo y eso, me lo llevo anotado, tal vez valga la pena llegar a ese final por el camino recorrido.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que puede gustar mucho, el final pues es mi percepción pero no quita que a otra gente le guste. Supongo que esperaba algo más coherente, que sirva de advertencia, no de obstáculo :)
      Besos

      Eliminar
  8. Vaya con ese final. Mira que me apetecía un montón la novela. Nada, así no engroso la ya abultada lista.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da pena decir lo del final porque el resto me gustó mucho pero no deha de ser mi impresión. La verdad es que me gustaría saber si soy un bicho raro o es que no pega ese desenlace.
      Besos

      Eliminar
    2. El libro me ha parecido maravilloso. Estoy de acuerdo contigo que el desenlace no pega, pero es tan poco el final que, a pesar de todo, el libro merece mucho la pena

      Eliminar
    3. Pues yo creo que el desenlace no tiene importancia, es débil, porque las vidas de los personajes se van desdibujando, es como que el libro se apaga al final, o no el libro sino la historia, se va muriendo, va acabando, se va muriendo como los personajes que cada vez tienen menos energía e incluso Subash, en su viaje de bodas, en un paseo se tropieza y casi se cae y uno teme por él, es que son viejos, ya dieron todo de sí, no dan más. A mí el libro me pareció excelente y sobre todo por el tono que tiene toda la historia y la domina, excepto cuando ellos son niños: la tristeza y la desesperanza. En el relato de esas emociones Lahiri es magistral.
      Al principio no me había enganchado demasiado, pero de a poco me capturó, y a punto estuve de llorar más de una vez.
      De ella hay otra novela que recomiendo mucho: El buen nombre; es extraordinaria, así nomás. Una gran escritora.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Me gusta mucho el inicio de la reseña y estaba apuntado esta novela, pero ya he pasado demasiadas veces por esas historias estupendas que el final me destruye, hasta que pierde todo su significado. Así que no me voy a arriesgar con este título.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justo eso, hay varias cosas que no entiendo porque las intenta cambiar al final, no hacia falta y se carga lo anterior. Reconozco que me enfada porque hasta cierto punto era de verdad una novela estupenda. Aunque como digo, no deja de ser mi sensación.
      Besos

      Eliminar
  10. ¿Así que purpurina mágica donde había pólvora? Eres buenísima XD!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje hay un tipo de lecturas que no me gusta pero sobre todo las que te venden una cosa para luego ponerle un lazo y arreglarlo, jejeje
      Un besote!

      Eliminar
  11. Ayayay que la portada me había ganado, que tu reseña me tenía conquistada pero ese final... Ahora qué hago? Lo apunto o no? Toca meditar...
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta la portada y el libro, qué pena llegar para decir que el final no :/ sé que no lo pongo fácil pero si te decides, quizás no te duela tanto o incluso te convenza. No deja de ser mi opinión.
      Besos

      Eliminar
  12. ¡Buf, Marilú! Mal asunto cuando el final nos deja esa sensación de estafa.
    Claro que ahora me queda la duda, porque por un lado has despertado mi curiosidad y las ganas de intentarlo. Quizá yendo prevenida es posible que la impresión no sea tan fuerte. Me lo pienso, un poquito.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da rabia por lo bien que estábamos, grrr
      No dejo de recomrndarla, solo que al final me he sentido algo molesta por salirse de lo que yo creía mejor opción. A lo mejor a otros les gusta más, avisada estás y si sale mejor, perfecto!
      Besitos

      Eliminar
  13. Ooohh!! Algunas veces nos pasa que un mal final nos estropea una estupenda lectura, ¡eso no se hace, autores! Qué desencanto para el lector desprevenido. Pero como tú nos has avisado, la cosa cambia, ¿verdad? Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambia, es más, es de esos finales que a todo lector no le sabe mal. Fíjate que lo tengo comparado con El pensionado que por ejemplo a ti el final no te disgusta, todo es muy subjetivo, y del resto solo puedo decir que me ha gustado mucho. Avisada estás e incluso puede que mejor dispuesta :)
      Besos

      Eliminar
  14. Chica, mira que habñia oído quejas de finales, pero qué contundencia, casi que me dan ganas de renunciar a una posible lectura para que me lo cuentes en persona :-P Siento que se te torciera así, seguro que la próxima va mejor. Un besote de viernes de parte de la que no corrige :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi necesito terapia para superarlo jajajajaja es una novela estupenda solo que a mi estos desenlaces me molan muy poco. Oye pero que si no te lo lees, yo te lo cuento encantada, eh? Como le digo a Mónica me recuerda un poco al final del pensionado, cosa que a ti o a ella no os resultó ningún punto de menos. No la descartes todavía.
      Besitos

      Eliminar
  15. Que lástima que un final estropee la bonita historia de amor que tenías con este libro :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ays! Eramos tan felices jajajajaja nada, hemos hecho las paces y nos quedamos con lo bueno.
      Besos

      Eliminar
  16. Me ha pasado algunas veces y entiendo tu enfado. Pero me gustó lo que dice Norah Bennet: vamos a inventarnos el final broche de oro, el que culmina una maravillosa narración.
    Yo seguramente me la lea. Me has picado la curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finales alternativos, me parece una gran propuesta. Me alegra que le des la oportunidad porque en el fondo me da pena decir que no. Cuestión de compatibilidad con el desenlace, a ver que tal otros lectores.
      Un beso

      Eliminar
  17. ¡Pero por qué esa manía de estropear un libro al final! Si terminarlo es lo más fácil, ¿cómo pueden cagarla? jajaja No puedo con un libro sabiendo de antemano que su final me dejará mal sabor de boca, por que sé que luego estaré una semana cabreada con el universo XD Y el universo no tiene la culpa, pobre.
    Gracias por la felicitación Marilú, ya sabes que para mi eres una de mis best bloggers jaja ;)

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor que se puede hacer es arreglar el estropicio haciendo "lo correcto" cuando se tira la novela sin hacerlo. En fin, me da lástima tener que decirlo pero hija, estaba hasta enfadad ya. Por favor, estas cosas no se hacen jejeje y el universo también tiene su corazoncito ;)
      Un besote best blogger

      Eliminar
  18. Qué pena, con lo bien que iba la lectura y el desengaño final. A mi las veces que me ha pasado me cabreo con el autor. Me da mucha rabia, la verdad.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí da mucha rabia, aunque no descarto leer algo más de la autora por quitarme el mal sabor de este final.
      Besitos

      Eliminar
  19. Si la prosa es delicada, un punto a su favor. Como una caricia, lo aprecio mucho. Pero tanta, tanta tristeza... No sé, quizás demasiado dolor. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay tanta tristeza, es una novela muy humana y tiene mucho de amor en todos los sentidos. Me parece conmovedora y que muestra lo bueno y no tan bueno de las personas pero sin hacer daño. Emociona, eso sí.
      Besos

      Eliminar
  20. En cuanto llegué a la línea en la que descubres donde transcurre ya me anoté el título y a pesar de ese cambio de ritmo que no te ha convencido me apetece mucho leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está entre dos tierras Tatty pero sí, es de las tuyas y una historia muy familiar. Si el final te convence más será de las que te gusten mucho, creo.
      Besos

      Eliminar
  21. Hemos hecho lo mismo en el fin de. Es que ya sabes, yo es escuchar la lluvia y salir corriendo para la calle, soy raro. Me vine con un libro de Chantal Maillard bueno, que me desvía. De esta hindú no he leído nada y quiero leer todo, en una de esas salidas, ¿sabes cuando pasas por el escaparate de una pastelería y te comes todo lo que hay con los ojos Pues eso más o menos me ocurre con Lahiri, pero voy a empezar con Arundhati Roy. Siento algo parecido a ti, ¿será que hemos ganado experiencia lectora, un mal fial no tiene por qué arruinar lo vivido en capítulos memorables, no siempre pero ya me dirás tú y es petición de recomendación expresa que no express. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Roy solo leí El dios de las pequeñas cosas pero hace tanto, tanto que esta semana lo saqué de la biblioteca. Leyendo a Lahiri recordé la historia algo similar, dis hermanos, si sé que dejé la lectura en un primer intento y después la leí del tirón. Era algo lenta pero yo también podía tener... 17? Más o menos. Tengo curiosidad por leerla ahora por eso y porque no guardo malas sensaciones. Bien y ahora Lahiri, vaya aprieto, voy a obviar el final y me quedo con lo anterior. Eso sí, te diré que es una historia fundamentalmente familiar, el peso cultural no es lo más relevante, tiene mucho que ver con las decisiones que se toman y el afrontamiento. También con el amor a todos los niveles. No descarto leer más a Lahiri, empieza por Roy y ya hablaremos.
      Un beso :)
      PD Este finde sol. Y mejor no hablar de rarezas ;)

      Eliminar
  22. Jo, pues pese a que la mayoría del libro te ha parecido una delicia, no creo que vaya a apuntármelo. Es que me da muchísima rabia cuando fallan los finales. Pero aún más cuando arruinan una historia como esta, que casi te ha enamorado, porque no hay muchas.

    Y además, en el Desván no hay ventanas, así que tendría que tirar el libro rodando por las escaleras. O contra la pared, y ya no es lo mismo.

    Besines en pre-findeee :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, da mucha rabia yo puedo perdonar un mal final pero no deja de ser molesto cuando te tiras todo el libro feliz como una perdiz.
      Jajajaja pobre libro, vaya tortura para el libro... no hay ventanas? Nada? Jolín, deberías buscar una solución a eso, eh?

      Besotes domingueros

      Eliminar
  23. Me ha gustado como has descrito lo que te estaba gustando la novela pero me ha gustado más el sentimiento que has puesto por el disgusto que te ha dado el final. Lo siento mucho por tí, por la desilusión que te ha creado con lo que la estabas disfrutando. Una lástima.
    Un beso y que tengas un buen fin de semana que te borre el mal recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha cumplido. He tenido un finde ajetreado pero el recuerdo duele menos :)
      Da rabia un mal final en casos como este pero bueno, hay que seguir adelante, jeje.
      Besos

      Eliminar
  24. Cuando iba por la mitad de tu reseña, tenía ganas de soltarte y salir corriendo a pillar el libro. Cuando he llegado al final, me he desinflado por completo. Y aquí me dejas, dándole vueltas de si sí o de si no. Porque, ¡claro! Es que dan mucha rabia los finales "flojeras". No sé que haré. Te lo cuento más adelante. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, piensa desde el cariño. No puedo decir que no la recomiendo, solo advertir que no me gustó la sensación final. Estas cosas suceden hasta en las mejores familias ;)
      Besos

      Eliminar
  25. No me atraía mucho y con lo que cuentas menos. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sirve para eliminar de la lista. Eso está bien también.
      Besos

      Eliminar
  26. Pues llevo días pensando en cogerme este libro, pero qué pena que al final vaya a menos... De todas formas, ya prevenida, le daré una oportunidad.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que vaya a menos, es que no me gusta como lo resuelve. Aún así me ha gustado mucho leerlo con enfado incluido.
      Besos

      Eliminar
  27. También me encanta ir a compraren días atípicos para ello... es decir, mi martes de libranza jejejej (o el domingo en la mañana, que en la Fnac no hay nadie) =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje es lo mejor, todo para ti, sin colas ni nada. Un poco rara pero... ^^ felices!
      Un beso :)

      Eliminar
  28. Parece estar bien, pero si el final es flojo, no sé. Ahora si disfrutaste con todo el recorrido. Qué lío no sé si lo leería o no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es Una pena que pasen estas cosas pero me ha gustado leerla y me quedo con lo bueno y con el enfado.
      Besos

      Eliminar
  29. A mí últimamente cada vez me pasa más lo de empezar muy bien con un libro y a medida que voy avanzando, acabar desencantada.
    No sé si apuntar el libro que reseñas, ese bajón al final me echa para atrás, lo dejo en interrogante.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. ¡Cuánto, cuánto me ha gustado leerte! Si hasta yo he soltado adrenalina con ese lanzamiento de libro. La de veces que me he quedado con ganas de hacerlo y, mira, a lo mejor tendría que reprimirme un poco menos, jajaja. Qué momentazo maravilloso.
    A pesar de esa drástica decepción, no voy a desapuntarlo de mi lista. Una buena prosa siempre se agradece y, aunque haya partes que rompan el equilibrio, a veces me gusta encontrar estos defectos para practicar el discernimiento -demasiadas veces no estoy segura de arreglármelas con él-.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado tu reseña y tenía el libro casi apuntado... Hasta que llegaste al final: si lo tiraste por la ventana, creo que no es para mí. Precisamente las últimas semanas he asistido a varios finales poco satisfactorios y no estoy como para llevarme esos chascos cuando ando plenamente conquistada... Una pena, porque el argumento me llama muchísimo. 1beso!

    ResponderEliminar
  32. Qué de sensaciones. Me he quedado K.O. No sé si quiero leerlo, si no. Lo que haré es no apuntarlo, si llega el momento y lo recuerdo o por algún motivo se me cruza, le daré una oportunidad... Y que sea lo que sea.
    P.D. ¡Pobre libro, menos mal que no sufrió daños!

    ResponderEliminar
  33. Odio cuando un libro iba bien y al final el autor no lo hace tan bien como hizo el resto. Me enfada un montón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Buff es que fastidia mucho cuando parece que pinta genial y de pronto te llevas una decepción. Creo que lo dejaré pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  35. ¡Vaya faena! A mí esto de los finales que te derrumban todas las ilusiones me pone de un mal humor que para qué. Sobre todo cuando has disfrutado tantisimo de la obra, de su prosa, de sus personajes, de la ambientación...¡Qué rabia da! Lo tendré en cuenta, porque todo enamoramiento lo merece, pero de momento lo dejo pasar que ya tengo el ánimo bastante encendido.
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Qué rabia, un libro que según vas leyendo te parece una joya y, al llegar al final, te desbarata por completo. Lástima, igual con el tiempo lo ves con otros ojos.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  37. Bufff. Eso de que una historia te esté encantando, llegue el final y falle...
    Me lo pensaré, porque por lo demás, se ve que has disfrutado mucho con la novela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Pues me llamaba ...que rabia lo del final, saludos

    ResponderEliminar
  39. Pues fíjate tú, que a pesar de los pesares, me puede más la tentación que me has provocado a lo largo de tu reseña que la advertencia de ese final que ni tan siquiera se te ha ganado el tal título.
    Me lo llevo anotado, y a la portada le añadiré el post-it amarillo fosforito que rece así: final rociado de "purpurina mágica".
    Gracias por esta estupenda reseña (una vez más) y la advertencia que la acompaña.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. ¿Y a mí que me ha pasado justo lo contrario? Que me parecía sí, bien, bonita pero poco profunda, quizás poco rotunda, demasiado suave durante la primera mitad y que ha sido el final lo que me ha convencido, lo que ha hecho que valore esta novela como buenísima, en vez de como bonita pero un poco superficial? Entiendo por dónde va tu decepción pero para mí todo lo que se explica al final da mucha más profundidad a los personajes y a todo lo que ha ocurrido hasta el momento. ¡Qué cosa tan rara somos los lectores!! jajajajaja.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  41. Vuelvo porque quiero decir algo que vengo pensando hace mucho: lo sobrevalorado de los finales.
    Una novela no es un cuento, si en un cuento el final falla el cuento no sirve, así de sencillo. Pero una novela... ¿por qué el final es más importante que todo el resto? lo pongo en duda, es más: no lo creo.
    Cuano hay una historia profunda, extensa, humana, desarrollada como ésta, mi pregunta es ¿dónde está el final? Casi diría que para mí había terminado antes del final. Lo que quiero decir es que una novela es un objeto poliédrico, multifacético, complejo; no es algo lineal que avanza hacia las últimas páginas, es otra cosa. Por eso yo revisaría esa lectura tan plana.
    Saludos

    ResponderEliminar

A comentar!! :)