lunes, 17 de febrero de 2014

Los amores de un bibliómano (Eugene Field)

Los amores de un bibliómano (Eugene Field)
Editorial Periférica
208 páginas

A mi memoria conversaciones recientes acerca de la adquisición en papel o el asunto digital; una lista de caprichosos deseos que supera la media de gasto pretendida pero que, de algún modo, no puedo evitar tener; situaciones de los más estrafalarias en torno a la noticia/llegada de un libro y la correspondiente caza y captura posterior. 

Y ahora... contemplando la cantidad que se almacena en los estantes, el displacer que produce no darles su momento de lectura pero la inevitable adquisición. Y, por encima de todo, la risa compartida con otros afectados por este mal,  creo haber encontrado el clima para diferenciar: 

Bibliómanos serían aquellos que padecen un trastorno obsesivo-compulsivo que consiste en coleccionar libros y bibliofilos son (y aquí espero permanecer) quienes aman los libros, aunque puedan tener una afición por ediciones concretas o las que considera más correctas. Una vez adopten su autodiagnóstico podemos pasar a ver a un paciente realmente grave: Williams y sus amores, evidentemente librescos.

En una aparente novela lo que nos viene a exponer Eugene Field son las memorias de un señor bibliomano. El tono para desvelarnos parte de sus dilemas es próximo al ensayo y no tanto a la concurrencia de grandes eventualidades. Este sistema le permite en cada capítulo poner sobre la palestra todo tipo de asuntos: reflexiones, curiosidades, anécdotas, erratas, rarezas, citas, poesía, etcétera. 

Y es que Williams, el protagonista, disfruta de su "reconfortante desgracia" y enlaza muchas de sus disquisiciones con amigos como el juez Methuen, el doctor O´Rell, su hermana, la señorita Susan o sus amores juveniles, pero casi por encima, están sus libros y esto le lleva a hacer afirmaciones de todo tipo.

Aludiendo a las excelencias de leer en la cama, el olor de las páginas, la relación entre calvicie e intelectualidad, los tratos del lector con su librero, las ventajas del libro sobre la vida real, el detalle de encuadernar un ejemplar querido del azul atuendo de su primer amor o la decadencia que supone terminar padeciendo  cataloguitis (enfermedad por la que dejas de leer libros para leer catálogos). Los amores de un bibliómano es un libro sobre lo hermosos que son los libros. 

Amigos y gratitudes bibliofilos 

No posee un ritmo ágil e incluso puede hacerse más espeso en algún punto. Al parecer fue la "novela" (entrecomillemos novela y pensemos en un ensayo novelado) que inspiró La librería ambulante La librería encantadaEn ocasiones, incluso, políticamente incorrecto (el libro siempre está dispuesto para llevárselo a la cama, una mujer no) pero que se caracteriza por su ingenio y picaresca blanca

Una lectura para sonreír, aprender, descubrir, dejarse llevar con ternura y sobre todo de la que extraer fragmentos para nuestras cuadernos de apasionados lectores. Libro para quienes padecen de bibliofilia, para esos otros que conoces y sabes que apreciaran sus aportes, en definitiva, para grandes románticos del arte hecho papel, pues solo el amor perdona lo que menos y extrae lo que más de su lectura. 

Y en el dilema de que exponer como fragmento os dejo aquí La oración del bibliómano:

Pero si, oh, Señor, te place
mantenerme en el camino de la tentación,
con humilde ruego ser
especialmente tentado hoy.
Que mi tentación sea un libro
que pueda comprar, guardar y conservar,
y que, cuando otros lo vean, 
se lamenten al saber
que lo conseguí a buen precio.

Eugene Field (Los amores de un bibliomano)

88 comentarios:

  1. Amén. Amen. Amemos los libros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, gracias hermana por asentir, amemos sin medida! :P
      Un beso

      Eliminar
  2. Hace apenas dos semanas que lo leí. Me gustó por sentir ese amor por los libros que a veces es como una enfermedad, pero de las que te dejan estar en la cama leyendo. Me reí en muchas ocasiones y me despertó una gran ternura también. El juez, su amigo y compañero en esta "enfermedad" de los libros, el médico, su hermana... Es verdad que no tiene el encanto ni el ritmo de LA LIBRERÍA AMBULANTE Y ENCANTADA, pero se lee bien. Excepto por lo que tú bien has señalado, demasiados comentarios sobre las mujeres, incluso para la época, pues ya entonces se sabía que había muchas que leían y escribían,aunque no todos lo aceptaran.

    Un besazo y te deseo una buena semana llena de maravillosas lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues casi coincidimos hasta en el momento de la lectura :) Creo que todo lector aquejado por este mal del amor al libro puede ver en estas páginas muchas cosas con las que sonreír y demás. El tono humorístico que emplea es divertido, creo que sobre todo, al no ser tanto una novela, como una recopilación de reflexiones... aunque sí me parece un libro muy "inspirador". El protagonista me gustó pero no deja a las señoras tranquilas, jajaja, me hizo gracia peor también era para darle un capón :P además d eeso, auqnue la lectura femenina se viese con otros ojos, se pasa...
      Un besazo y muy feliz semanas y felices lecturas

      PD: Ya contesté tu comentario en Jane Eyre (he tenido el tiempo un poco escaso) gracias por venir!

      Eliminar
  3. A pesar de esos poquillos peros que le has puesto tengo muchísimas ganas de leer este libro que hace ya algún tiempo tengo en mi lista de deseos, porque nunca está mal leer sobre personas que sufren el mismo "mal" que una misma.
    Un slaudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene algunos "pero" no son insalvables, nada que gente con esta "dolencia" no pueda superar entre sonrisas. Creo que te gustará, el anecdotario es de lo más peculiar y algunas reflexiones (atenta al pasaje de las hadas) seguro que te convencen. Ya me contarás.
      Un beso

      Eliminar
  4. El diagnóstico, en mi caso, está bastante claro, lo peor es que se me complica con otro tipo de trastornos que me hacen convertirme en bomba de relojería pero ese es otro cantar...
    Este libro no lo conocía, ignorante de mí, y acabas de crearme una necesidad...
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, espero que esa bomba no estalle, eso es lo principal, en cuánto al diagnóstico, continuemos en compañía con este "mal" jeje
      Es un libro para muy bibliofilos, siento la tentación... puedes orar ;)
      Un besote

      Eliminar
  5. No me importaría leerla a pesar de esas pequeñas cosas que comentas. Para mí es tan grande la necesidad de leer como de comprar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son pequeñas cosas, sí, ese tono más de anecdotario pero tiene fragmentos muy buenos e identificas algunos "síntomas". Para mis leer y comprar van de la mano, solo que tengo que en compra debo moderar más, claro!
      Un beso

      Eliminar
  6. Mooooola lo que cuentas, pero que mola mucho :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro sobre todo curioso, me ha gustado ver que no estamos solos... jajajaja
      Besos

      Eliminar
  7. Yo también me meto en el segundo grupo, pero me encanta coleccionar libros y me gustaría tener una gran biblioteca. Por eso me interea este libro. Me haré con él y cuando lo lea, os digo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a todos nos gustaría tener esa gran biblioteca, aunque, en mi caso, los problemas de espacio me hacen elegir entre los que se quedan y los que se van en una biblioteca de lo que más me gusta ;) Este es para el estante de bibliofilias, jeje
      Besitos

      Eliminar
  8. Me gusta, hace tiempo que lo tengo apuntado. Me atrae precisamente ese tono de "ensayo novelado" que comentas, porque a veces me viene bien escapar un poquito de la novela más tradicional y pastar por otros prados distintos. Aunque ya me imagino que no será tan amable como "La librería ambulante" (gracias por el aviso, compañera).
    Por cierto, sí, sí, yo también prefiero quedarme en la estanterías de las bibliofilas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te llevarás bien con este señor Mónica, creo que es un libro muy afín a otros que te suelen gustar. Eso prados alternativos viene bien conocerlos, pese a las puntualizaciones es un libro que seguro llega buen lugar entre tus lecturas. Aún no leí La librería ambulante, ni la que sigue, lo sé, vaya atraso pero empecé por la inspiración, ya es un avance.
      Quedémonos en bibliófilas y a seguir por mucho tiempo!
      Besos

      Eliminar
  9. No conocía este libro y parece interesante, así que lo buscaré en la biblioteca. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi biblioteca estaban los otros dos que menciono, espero que hay suerte y llegue este otro a la tuya.
      Besos

      Eliminar
  10. Esa frase comparando a la mujer con el libro no me ha gustado nada, pero pesa más lo curioso que me resulta el libro y tu reseña. Le voy a dar una oportunidad porque me llama mucho la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tanto descarado con las señoras, esposas y damas, las acusa de enemigas! eso no es plato de agrado, la verdad es que ahí me daban ganas de pegarle a este buen señor, quitando eso y esas partes algo más densas, la verdad es que el libro tiene su encanto.
      Un beso

      Eliminar
  11. Dicen que no hay que autodiagnosticarse por internet así que no desvelaré en qué bando estoy, jiji. El caso es que no me convence mucho, me parece un poco, perdona abu, "paja mental" del escritor. Si fuera novela sí pero tipo ensayo no me va.
    Un besote de nieta ordinaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué nieta más precavida, o mejor dicho, espabilada me ha salido. Jajajajajaja, jajajajajajaja, jajajajajaja (tiempo para reponerme) puede ser un poco "marear la perdiz" (habla la abu recatada) pero sobre todo, no es de las que te conquistarían, en eso te doy la razón y ese lenguaje, jovencita!!!
      Un beso de abu reprimendas

      Eliminar
  12. no lo conocía, pero animas a leerlo la verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy específico, se disfruta aunque tiene sus objeciones :)
      Besos

      Eliminar
  13. Me ha gustado este post. El libro es muy curioso, pero no creo que lo lea. Lo que me ha hecho mucha gracia es conocer el término "bibliómano" pues no lo conocía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te acostarás sin saber una cosa más ¡ahí la llevas! El libro es sobre todo, eso, curioso, recomendado para quienes gustan fisgonear por cualquier cosa con olor de libro y coleccionan sin pensar en el mañana ;)
      Un beso

      Eliminar
  14. Bueno, tengo que confesar que yo amo muchísimo mi Kindle. Se porta muy bien conmigo, agranda las letras para el placer de este pobre lector miope, no me pierde nunca el marcapáginas para la alegría de este pobre lector despistado y no me ocupa sitio y además viene siempre conmigo aunque claro, los placeres que concede un libro de papel son irremplazables. Este me lo aunto sin dudar, libros sobre libros, necesito además algo así. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si este señor hubiese vivido la digitalización de las lecturas, por igual habría caído preso del amor al lector electrónico y sus indudables ventajas en el coleccionismo y almacenamiento. Seguramente jugaría al intercambio de cromos y muchas otras cosas que lleva aparejado. Aunque claro, el papel es papel y hay libros que al menos a mi, me gusta "tener" y manosear, un poco de fetichismo quizás :P
      Es una lectura curiosa sobre todo, sienta bien.
      Un beso :)

      Eliminar
  15. Aquí otra bibliófila, que no bibliómana, aunque quién sabe si a este paso... Creo que debo de hacer algún tipo de pacto que me obligue a retomar el control y sobre todo el ritmo. Me reconozco muy infiel en materia libros: hay muchos que me enamoran y yo, floja donde las haya, me dejo querer. Pero, ay de mí, querer e incluso poseer es una cosa y leer es otra. No hay forma de que ambos ritmos se acomoden. Me hace falta un Kama Sutra para leer, que no para ...

    Coincidimos en las sensaciones con esta lectura, ya sabes, un libro agradable y divertido. Curioso y, vaya, sí... ¿qué le han hecho las mujeres?. Quitando esos deslices y partes más "wikipedia", es una delicia de libro y bien escrito.

    Besos imaginativos y esforzados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe!! Como diría nuestro querido Ebenezer ¡Vive Dios! Ya lo hablábamos, me preocupa este almacenamiento masivo, casi incontrolado y la finitud de mi tiempo.
      Un día deberíamos hablar de infidelidades libreras o adherencias literarias daría para un post realmente divertido ¿blasfuemiada?
      Un Kam sutra para leer!!! XDDDDDD me recuerdas a la otra plantadora :P

      No sé que le hicieron las mujeres, al parecer nada bueno, las pone de vuelta y media. Quitando eso, que no es poco y esas wikipedidas, fue divertido conocerlo, el desenlace lo que más ¡ah! y las hadas!!!!

      Besitos con reanimación

      Eliminar
  16. Uf, ahora mismo no me planteo leer algo demasiado espeso... y, aunque amo los libros, hacer de una filia una obsesión no me parece bien, incluso si es la lectura. Los extremos nunca son buenos :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, seamos razonables, no hay que pasar los límites del abuso.
      No es muy dura de leer pero tiene esos tramos, en fin, que si no llama pues nada.
      Besos

      Eliminar
  17. Me echa un poco para atrás el que sea un ensayo novelado y que en algunos momentos la lectura resulte espesa o no tan ágil. Me lo pensaré, porque la historia en sí tienta mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esos puntos son como advertencia, no se hace pesado pese a ello. Lo de que tenga el tono de ensayo, también incluye que con cierto humor. A pensar! :)
      Besos

      Eliminar
  18. Como bibliófila (al fin sé cómo referirme a mí misma, qué sensación de libertad), no puedo menos que anotarla, porque a mí estos libros me llaman como el canto de una sirena, y no sé qué sentiré al final, una vez que lo haya terminado, pero no me puedo resistir ;)

    Gracias por la recomendación, Marilú, que tengas lindo inicio de semana.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los bibliófilos padecemos estos impulsos de saber más de libros y sus derivados. Veo que la etiqueta te va como un guante, en ese caso, espero que lo disfrutes.
      Feliz semana y un beso!

      Eliminar
  19. Vale, me apunto a la opción de Biliófila jejeje, es una buena recomendación madri, pero con tantos que tengo pendientes me parece que no es de los que me apetece leer de modo inmediato. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene su momento, si das con el que sea justo cuando pega :)
      Besos

      Eliminar
  20. Qué descubrimiento, no conocía el libro pero creo que es una de esas lecturas que no hay que perderse aunque tendré en cuenta que es una lectura pausada ya que no todos los momentos se prestan a este tipo de ritmos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene algún momento algo pesadete, tipo enciclopedia pero en líneas generales me ha gustado (excepto su manía con culpar a las féminas)
      Un besote

      Eliminar
  21. Jajajajaja la oración del bibliómano es lo mejor. Se ve curioso el libro, a ver si un día de estos me topo con él.

    Por cierto, mira: http://tardesocio.blogspot.mx/2014/02/premio-my-cat-books.html :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene guasa la oración :) si topas, que sea para bien. Me paso!
      Besitos

      Eliminar
  22. Amor por los libros...esta me la llevo, me da que me va a encantar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor hay mucho, también una contrapartida espero que te guste entonces :) Un besote

      Eliminar
  23. Pues me lo apunto con interrogantes, que no es de los baratos ni tan extenso como para que resulte denso en algún momento. Lo que es la temática, ni que decir tiene que sí me convence :-) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Denso es por alguna parte enciclopédica en la que puede decaer la atención. El resto bien, aunque algo misogino el buen hombre :P
      Un besote

      Eliminar
  24. ¡Qué bueno! Me lo llevo aunque no sé cuando lo podré leer... Ay! Esas estanterías llenas, y tan poquito tiempo. En fin. Gracias por la reseña, guapetona.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo bien, tu pena es la mía. Sin prisas, tiene chispa pero sin estar entre los mejores libros sobre libros.
      Un besote

      Eliminar
  25. Parece interesante. Tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Zamarat, espero que lo disfrutes si llega el caso.
      besos

      Eliminar
  26. Aaaaménnn!!! Creo qeu estoy en el segundo grupo, pero ahí en el límite con el primero, mirándolo cerquita... Y el libro lo tengo que leer sí o sí. Me ha encantado la oración. Y ese párrafo que nos has dejado... Me encanta, me encanta, me encanta...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari no vayas hacía la luuuuuz! jejeje. Es genial, tiene sus tramos pero lo bueno es bastante bueno :)
      Un besote

      Eliminar
  27. Qué sectario suena lo de bibliómano... y qué cerca del término me siento jajajajaj

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, qué buena, te doy toda la razón...
      Besos

      Eliminar
  28. Jajajaja, me ha encantado esa oración bibliómana.

    Tengo las dos librerías, la ambulante y la encantada, entre pendientes. Ya sabes que uno siempre es débil ante lo metaliterario. Y si además da para extraer citas como loco, creo que definitivamente me lo llevo, pese a ese apunte de que se hace algo cuesta arriba en algún punto.

    Besines bibliófilos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial la oración :P

      Yo también las tengo pendientes, lo metaliterario es pura tentación, caigo en todas por si no se nota, jejeje. Está bien escrito, tiene fragmentos muy buenos pero otros algo pesadetes, nada insuperable, eso sí. A por el!

      Besitos de bibliofila!

      Eliminar
  29. Un problema físico es lo que me ha planteado mi afición-pasión por los libros, un problema de espacio limitado difícil de arreglar y que ha sido el que me ha llevado al archivo digital sin que por eso haya disminuido mi amor incondicional al papel. Amor que sigo cultivando de forma más selectiva y aunque me encanta contar con el libro físico, para mí es más importante leer que poseer, así que no me importa recurrir al formato digital, a la biblioteca, al prestamo y al intercambio con familiares y amigos. Creo que no entro en la categoría de bibliomána, y creo que tampoco en el de bibliófila, aunque me gustaría poder darme el lujo de incluirme en esta última categoría.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese problema es compartido, de hecho, no soy más bibliófila porque mis estantes no me lo permiten. Entre otras razones, quitando esto, también estoy contigo. No me gusta la acumulación y me planteo hacer selección de lo que hay, tiro de todos los sistemas para leer, no siempre con el "posesivo" (prestamos, biblio, etc.). Además de ese avance de kindle, marvilloso, no cabe duda. Eso sí, los libros "adorables" me gusta tenerlos en mano.

      Un besito

      Eliminar
  30. La oración, muy linda. Envolver el libro en el azul de su primer amor, tremendamente tierno. Pero el "cataloguismo"... No sé, tal vez demasiao. Claro, que es su pasión. Una pasión llevada al extremo.
    Personalmente, no me agobio con los libros que salen ni con las listas de Goodreads. Todo libro tiene un tiempo y un lugar y si por h o por b cae en mis manos, será cuando lo lea y no antes. Dejo que el destino me lleve a su encuentro y aparezca de repente ante mi como un tesoro. Tocarlo, abrirlo... Pero sin prisas. Cuando tenga que ser, será. Un feliz encuentro más, como todo en la vida.
    * Bonita entrada, ML, refleja perfectamente ese gran amor a los libros. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ternura total, qué bonito ¿verdad? :) Jajajajaja, el cataloguismo es de caso extremo, véase este señor...
      Estoy de acuerdo, a veces creo que me gustaría leer mucho y que no me da tiempo pero al final, lo importante es disfrutar de lo mucho o lo poco que se pueda, pero disfrutar, sin presión. Me encantan los libros-tesoro, esa sensación es genial.
      Gracias Mere, que el amor a los libros y a la vida, fluya!!
      Besos

      Eliminar
  31. Pues yo estaría entre bibliofila y bibliomana. Amo los libros, pero reconozco que tengo muchísimos acumulados (un día me dio por contarlos mas o menos y pasan de los mil) porque los he ido comprando y mucho de ellos ni los he leído.
    ¿Tu que crees? ¿Lo mío tiene cura?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, cura, cura... pues, lo veo complicado, aunque como se suele decir, mal de muchos... consuelo de bibliofilos :) y sin leer... cualquiera con este síndrome tiene, c´est la vie! Eres bienvenida!
      Besos

      Eliminar
  32. No me llega a atraer del todo, aunque el tema me gusta mucho. Me quedo que no sé.. jajaja
    Beosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene de todo, la verdad es que libros sobre libros hay muchos otros más convincentes, aunque este tiene mucha chispa.
      Besos

      Eliminar
  33. Hola! amo los libros pero no soy de las que se autodiagnostica así que... Aclaro que debo tenerlos y leerlos y no comprarlos para presumir de ellos.
    Me gustó la recomendación de hoy, gracias por compartir, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Presumir no es algo que se deba hacer, leer sí y tener pues depende del libro :) pero sobre todo disfrutarlos.
      Besos

      Eliminar
  34. Pues hombre, yo creo que tengo un poco de ambas cosas. Un poco de bibliómana y un poco de bibliofila. Mi amor por los libros además de hacerme leer sin parar, también me lleva a comprar a lo loco, a enamorarme de todos los libros, a querer leer más y más ¡¡aunque no sepa cómo hacerlo!! Por que... ¿quien tiene tiempo para leer todo lo que quisiera? :(
    Si ya sabía yo que estaba un poco trastornada XD

    Un besote hermosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enamorarse, querer leer sin parar, comprar a lo loco, no saber ni como!!! Estos síntomas te delatan, tú, tú eres una guerrera de libros ( de más) y el tiempo un hijo de... en fin, para qué decirte más, sé que lo comprendes y te poco en la lista de los "afectados" ;)
      Un besote con tirita

      Eliminar
  35. Un libro interesante para saber en que grupo estoy. Creo que soy bibliófilo, amo los objetos llenos de hojas que me cuentan historias fantásticas y soy incapaz de desacerme de ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esa definición, te veo muy bien ubicado. El libro es sobre todo curioso, para los que caemos en este tipo de cosillas y nos gusta sacar punta a todo.
      Besitos

      Eliminar
    2. Hay un error bestial en lo que escribí ayer. es DESHACERME.
      Plaf!!!

      Eliminar
  36. Yo también creo que estoy entre los dos. Soy bibliómana y bibliófila, lo dicen los libros que en un momento u otro me engullirán.
    El libro tiene pinta de ser muy interesante. Me llama la atención que haya sido el libro que inspirara La librería ambulante y La librería encantada, que son dos novelas que quiero desesperadamente para seguir alimentando mi bibliófilia ;)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dicen los libros, así sea :) entre dos mundos, es difícil resistir, se comprende.
      Yo también quiero leer esas dos novelas. Este hombre resulta inspirador, aunque no sea la mejor de las novelas, sí te deja buenas sensaciones.
      Besos

      Eliminar
  37. Ahí, ahí ando, entre bibliomaníaca y bibliofílica... Espero que lo de la calvicie no me ataque, porque lo del olor al papel, el leer en la cama y otras lindezas las tengo todas en mi haber de vicios-hábitos. Si tiene cura, ya me dices, por si acaso me diera por intentar mejorar, aunque no creo. Me lo apunto. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, yo también, solo me falta quedarme calva! quita, quita!! esas sanas costumbres, perdón, malos hábitos... ¿quién no cae en alguno? ¡quién esté libre de pecado que tire el primer libros! (ni locos). ¿Cura? ninguna, paciencia y buenas lecturas ¡que no se diga!
      Besos

      Eliminar
  38. Apuntadísimo. Me imaginaba que se acercaba más al ensayo que a otra cosa, pero aún así el tema me atrae mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiendo que es más ensayo y que algunas partes es casi enciclopedia, tiene fragmentos muy simpáticos y buenos, espero que lo disfrutes!
      Besos

      Eliminar
  39. Pero ¿qué has hecho? ¿Por qué nos traes este libro? Ay, ay.... así no hay manera. ¡Qué gusto de libro! Me encanta y entre bibliomano y bibliofilo yo me decanto por bibliomofilo, es decir, una mezcla de ambos. Desde luego este libro es para tenerlo muy en cuenta y qué decir de ese fragmento???? Una maravilla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue, fue... sin querer, no quería pero él vino a mi... y, y... no pude resistirlo... en fin! ya sabes, cosas de bibliofila compulsiva, libro de libros, caigo en todas. Aunque no es perfecto, tiene parte lentas de narices pero otras, como esas que claro, ganan el corazoncito lector.
      Besos

      Eliminar
  40. Yo voy a ratos. Hay veces que soy una bibliomaníaca obsesiva-compulsiva, y no puedo parar. Veo los libros que comentáis en algún centro comercial o librería y me matan las ganas de comprarlo (y si es a buen precio mejor). Pero también me encanta verlos, olerlos, disfrutarlos. Así que no sé cómo definirme, la verdad.

    En cuanto al libro que nos traes hoy creo que no es de los míos. Así que lo dejo pasar..

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso buenos precios, qué locura!!!! La bibliomanía se pasa de la raya, el otro es placer, te veo más ahí. Aunque actos devoradores bibliomacos tenemos todos, forma parte!!
      No es de los tuyos, el señor es simpático pero ya te haces una idea :)

      Un besote

      Eliminar
  41. Parece un libro curioso aunque si son mejores los libros que inspiro creo que me quedo con estos, un beso

    ResponderEliminar
  42. A pesar de que en algunas partes sean de lectura más espesa, me ha gustado en general este libro sobre libros. Interesante...
    Besos!

    ResponderEliminar
  43. Espero que el libro sea como lo cuentas, intrigante reseña. No hago más que llegar y me encuentro con esto. Me da que habrá que leerlo antes de que acabe el frío invierno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  44. Todo lo que sea metaliteratura tiene las compuertas abiertas en mi saco de pendientes (así me va); supongo que tiene que ver con mi bibliofilia salpicada de algo de bibliomanía, aunque me cueste admitirlo... No me amilano ante un ensayo novelado, así que lo tendré en cuenta. 1beso!

    ResponderEliminar
  45. Hace tiempo que lo tengo apuntado, ojeado y hasta cogido y vuelto a dejar en alguna de mis últimas visitas a la librería, en beneficio de algún otro (u otros) libros ya acunados entre los brazos. En fin. Me defino por mis actos. Bibliomaníaca es un grado que cae en lo enfermizo. Qué le voy a hacer.

    ResponderEliminar
  46. Me gustaron los tres libros. Pero quisiera destacar que estos libros tienen pocas o ninguna errata, están bien encuadernados ( márgenes, tipos, etc.) y se leen bien.
    Es curioso hoy en día, pero esta editorial creo que lo hace muy bien.

    ResponderEliminar
  47. Coincido con Tizire: bibliofilia salpicada de bibliomanía:) Tiene pinta de ser un libro curioso y perfecto para los amantes de los libros. Qué tendrá la metaliteratura que es casi imposible decir que no;)
    1beso Marilú

    ResponderEliminar

A comentar!! :)