martes, 17 de diciembre de 2013

Nacer mujer en China (Xinran Xue)

Nacer mujer en China
Editorial Booket
304 páginas

Sin primavera, las flores no pueden florecer; sin propietario, esta caja no podrá abrirse

Una reseña para mi  es contar de qué va un libro pero sobre todo qué ha significado. A veces en el momento más adecuado, otras cuando menos ganas tenías y de vez en cuando por una causal obligatoriedad

Me proponía completar con esta lectura la última letra del abecedario que tenía como reto de la A a la Z en este caso con la X, cuando... llamemosle tozudez, persistencia o bendita la hora en que decidí terminar con mi pequeña hazaña, decidí leer este libro. Anotado por una reseña de Margari entre sus lecturas y más cositas. Ella lo consideraba un libro imprescindible para quienes gusten de leer testimonios pero también nos advertía: es duro. Tal vez con esa premisa lo habría seguido posponiendo algo más en una procrastinación indefinida e indefectible, buscando el momento, desde luego, con unas navidades en puertas y esa laxitud de: a otra cosa, mariposa... pero no, me dije, lo leo, acaba con esto, sumo X... y me marcó. 

Cuando te adentras en tus recuerdos, abres una puerta al pasado; el camino tiene muchas ramificaciones y, en cada incursión, el itinerario que sigues es siempre el mismo.

En una aldea remota centroamericana, alguien me explicó que las mujeres en las reuniones sociales se sentaban en el suelo y los hombres acomodados en lo asientos. La explicación era que estaban más cerca de la tierra, fecunda y creadora, el contacto que toda mujer debe tener para cumplir con su condición. No reaccioné ante la teoría expuesta, asimilé la información y le di muchas vueltas, a esa y a tantas otras. A como puede llegar una mujer a contarte algo y tú tener un esquema mental tan cultural que te haga plantearte hasta donde tienes la mano derecha. No quiero detenerme ni en lo que pensé, ni en lo que cambió, ni en lo que pienso hoy. Lo cierto es que la distancia cultural a veces justifica ciertas cosas, el desconocimiento fortalece que ciertos patrones se repitan e incluso que lleguemos a adoptar una posición etnocentrica en muchos asuntos. Por eso leer no solo procura cierto placer hedonista, sino que desempeña un papel de concienciación, informativo y reflexivo. Y siento alargarme tanto para hablaros de Nacer mujer en china pero es la mejor forma que encuentro para entender que ha significado para mi o que puede significar para ti, o quizás es que me gustaría vomitarlo y no solo contarlo. 

¿Qué valor tenía entonces la vida de una mujer en China?

Xinran Xiu es una periodista que narra en este libro parte de los testimonios que pudo conocer de primera mano cuando conducía un programa de radio llamado "Palabras en la brisa nocturna" estas historias son narradas a lo largo de quince capítulos a cada uno más estremecedor. Su discurrir es hilvanado por las reflexiones de la autora, notas informativas y su propia vida. Leeremos cartas, abriremos cajas, escucharemos llamadas y oiremos muchas voces. Y desde el primero de los testimonios puedo anunciar que me enfadé, me erizó la piel, cerré los ojos y alguna lágrima empezó a rodar. Lo cierto es que no era mi cometido, ni mi intención pero me resultaba inevitable e incluso inexorable seguir atisbando evidencias. 

Una boca de cuchillas y un corazón de tofu ¿De qué me sirve? ¿Cuánta gente hay capaz de ver tu corazón a través de tus palabras?

Sin caer en la emoción fácil, sin ahondar en sentimientos, describiendo de forma eficiente, con un tono periodístico pero con un calado y una explicación tan plausible como la de que esto es lo que se pensaba, esto es lo que había y este el régimen que producía estos hechos (el telón de fondo lo ponen la revolución cultural china, el régimen de Mao y el comunismo imperante) son tales las cosas que se reflejan y lo hace de una forma tan cercana, directa y desprovista de artificio que no puedes evitar entrar de lleno en una materia lodosa que te enfanga.

La familia china, la maternidad, la mujer profesional, la expresión emocional, el derecho al amor... todo eso y toda la crueldad que puedas imaginar en la vida de muchas mujeres, no solo en un plano físico sino hasta la pérdida de la capacidad mental... resulta tremendo, demencial, injusto, abusivo y doloroso. ¿Y si te contaran que el roce de una mosca puede ser el único tacto amoroso que alguien puede sentir en su vida? Devastador por ser real y me lo repito REAL y me guardo el libro bajo el brazo y la sensación y las citas y la recomendación y no puedo evitar seguir divagando por un tiempo largo, a media digestión y aún por volcar:

"Cuando intenté experimentar una ínfima parte de la vida de estas mujeres, uniéndome a ellas en sus tareas diarias durante unos días, mi fe en el valor de la vida se vio seriamente trastornada"
Xinran Xue (Nacer mujer en China)

68 comentarios:

  1. Me ha emocionado hasta leerte, así que me voy haciendo una idea de lo que puede ser leer el libro. Me gusta que las reseñas sean así, saber lo que un libro transmite al lector (lectora) porque la sinopsis ya me situa en la historia, pero quiero las sensaciones. Y en este caso está claro. Ya lo tenía, pero ahora lo requetetengo.

    La distancia cultural no deja de ser una distancia emocional, una barrera para que nuestra propia miseria no se nos muestre. Hace mucho que sé que hay muertos de primera y muertos de segunda (incluso tercera, cuarta, quinta...) y que muchas veces eso se mide precisamente por esa "distancia cultural" que mencionas.

    No sé si es buen momento ahora para leer este libro, que ando como una funambulista reajustando su equilibrio en una cuerda (floja), pero todo se andará.

    Gracias! Besos con sonido de alarma (peligro, peligro!!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues requetesubraya porque este es de los tuyos. Eso sí, armada de paciencia, fortaleza, empatía equilibrada y calibrando. Dolor de corazón y angustia, no es descriptivo, ni se recrea pero no le hace falta. Lo ves venir y zas en toda la boca.

      Yo también creo que hasta para morir hay clases, al igual que hay clases de gente que debería ser fulminada, o más bien sus "ideologías" ... si es que se puede llamar así y bajo lo cultural hay mucho de injusto y depravado. Hay muchas cosas en este línea que me tocan los pies (por decirlo suavemente)

      ¿Te has montado en la noria? ¿Trapecismos? con estas lecturas pueden suceder dos cosas una que necesites fortaleza y dos que te haga relativizar las cosas. En cualquier caso, si hay que subirse a la cuerda, me subo ;) ( y eso que tengo vértigo).

      Gracias a ti!! Mi alarma me ha mantenido en la moderación (mañana más... muajaja)
      Un besito de equilbrista

      Eliminar
  2. Veo que la lectura de este libro ha removido muchos sentimientos. Para mí y aunque no sea políticamente correcto, estos temas suscitan desprecio y asco hacía aquellos que perpetúan esta situación. Y no, no me vale como argumento las diferencias culturales, no desde que nos hacemos llamar homo sapiens. Mejor diría yo intereses culturales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al amparo de las diferencias culturales hay mucho entramado de asuntos como este. Desde luego estoy contigo, el mantenimiento de atropellos a lo que son derechos fundamentales, o humanos no merecen más que indignación, conciencia y un desprecio. Es una lectura que remueve a cualquiera que se haga llamar humano.
      Un besote

      Eliminar
  3. Me encanta tu reseña y este tipo de libros, apunto seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olga sabiendo lo que hay espero que te llegue tanto o más que a mi.
      Un beso

      Eliminar
  4. El libro es impresionante y tu reseña... ¡digna del libro! Desde luego, una obra super recomendable.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver la tuya, recordando que lo habías reseñado. Tú, que ya has asomado a este título creo que entiendes mejor que nadie el tipo de reacciones que suscita. Me uno a la recomendación encarecida (luego te comento)
      Besos

      Eliminar
  5. Qué fuerte. Conforme iba leyendo tu reseña se me iban poniendo los pelos de punta. Me imaginaba, por el título, que alegre no sería, precisamente. Una lectura obligada para conocer de primera mano eso que ahora llamamos "violencia de género" y que ha existido durante milenios. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un paseo, los libros de testimonios es lo que tienen, una dosis elevada de realismo en vena y de tortazo en la cara. Exactamente lectura obligada para ese concepto que parece que solo se acota a lo doméstico pero que en cierto sentido puede ser casi cuestión moral, ideológica o filosófica y en manos de ciertos gobiernos llevan a este tipo de situaciones. Brutal. Y este libro es casi de ayer como quién dice.
      Besos

      Eliminar
  6. Menuda reseña, has conseguido que tenga ganas de leerlo, espero poder hacerlo pronto :)
    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kashila como digo, es duro peor una lectura de las que merecen la pena por ser una bofetón de realismo. Espero que te guste (dentro de lo que puede gustar)
      Un beso

      Eliminar
  7. Vaya reseña te has sacado!!! Me has dejado perpleja con lo de las mujeres sentadas en la tierra. Bien pensado, tiene su lógica.
    En cuanto al libro, aunque sea duro, haré el esfuerzo de leerlo porque la cultura oriental me interesan mucho. Si has leído " viento del este viento del oeste" seguro que te ha marcado. Son novelas que dejan huella. Gracias por la recomendación.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lady Aliena, tiene su lógica y su base "teórica" allí la gente tiene la "naturaleza" como la que dicta muchas cosas pero es un argumento, como otro más para posicionarnos frente a muchas cosas. Da que pensar, por un lado lo "asimilas" por otro ves que eso resulta determinista...
      No lo he leído, sé cuál es pero todavía no ha pasado por mis manos, lo hará. Gracias a ti.
      Un beso

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu reseña, Marilú. De hecho me dejas totalmente entregada y con muchísimas ganas de leer este libro que no conocía. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiendo que no te asustan ciertos asuntos (Estoy pensando en Tenemos que hablar de Kevin) este libro es de los que pueden hacer un hueco en tus estantes. Duro pero de los que se hacen necesarios. Ya me contarás si lo lees.
      Besos

      Eliminar
  9. Nunca hubiese reparado en este libro si no llega a ser por tu reseña. Grandísima, por cierto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que yo no me hubiese terminado de animar hasta un día de... vete a saber cuando pero me alegro de este baño realista y que otros se animen a saber más. Gracias Lu.
      Un beso

      Eliminar
  10. Uf, tan sólo con el título ya me imagino lo que puede contener la novela: algo que nos hará hervir la sangre a las occidentales. Como bien dices, todo depende del cristal con que se mire, y la perspectiva nos la dan los tiempos y el entorno, hace cien años ni siquiera nos hubiéramos planteado nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cualquiera con sangre en las venas estos testimonios deberán removerle Azalea. Se publicó en el 2002 (según he visto) y la autora se fue en 1997 a Londres, esto lo digo porque aunque a veces nos parecen cosas de un pasado lejano, no hablamos de tanto tiempo. Estoy contigo, hace cien años esto no sería habitual pero en algunos sitios parece que sigue siéndolo hoy. Aterrador.
      Besos

      Eliminar
  11. Me encanta lo que has dicho respecto a que más que contar de qué va un libro, lo más importante para ti es contar lo que ha significado; me pasa exactamente lo mismo. Y es obvio que este ha dejado una huella profunda en ti, lo que me alegra y como además eres generosa y nos lo recomiendas con tanto cariño, pues lo anoto y ruego por encontrarlo, porque estoy segura de que será también muy especial para mí.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo distintivo de una reseña u otra es esa aportación, absolutamente personal. Creo que eso es lo que, al final más nos pesa y mejor se transmite. Además, me gusta saber que tipo de lecturas realmente el llegan a los demás (algo cotilla que es una...). Es muy duro Agalia pero recomendable.
      Besos

      Eliminar
  12. Es un libro que me llama la atención y lo acabo de conocer. Pero creo que lo pasaría mal leyéndolo, así que no creo que esté en un buen momento para hacerlo. Pero en un futuro cuando tenga mejores momentos probaré a ver que tal.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro fácil de tragar, por las barbaridades que narra pero me resulta inevitable recomendarlo para quién esté dispuesto a pasar por ahí cuando pueda y quiera, claro.
      Un beso

      Eliminar
  13. Creo que ya te he comentado alguna vez que no me gustan las situaciones crueles, duras. Y por lo que comentas este libro es de ese estilo. Me alegro de que te haya gustado pero no creo que lo lea. Lo que sí me han gustado han sido algunas de las citas que has escrito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé y ene este caso requiere un extra. Me ha gustado dentro de lo que puede gustar una lectura así, me resulta inevitable no querer saber ciertas cosas. Pese a la dureza, hay una delicadeza en la narración, como frases así :)
      Un beso

      Eliminar
  14. Se me ha hecho dura hasta la reseña. Está claro que hacer mujer en China es venir con muy pocas posibilidades. Me ha dado pena imaginarte llorando después de ese párrafo.
    Besitos y no llores, abu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si era una cosa se me metió en el ojo... no te apures :) la verdad es que escribí la reseña casi seguido de haber acabado el libro y me contuve mucho ¿eh? casi hubiese preferido una terapia de romper cosas, jajajaja. Nacer mujer en China, como en tantos otros sitios o ciertos momentos históricos es terrible para muchas mujeres, asco de vida, así te lo digo. Ahora mínimo... Y sucedió algo maravilloso, azúcar y nubes de algodón...
      Besitos de abu fuerte ;)

      Eliminar
  15. No he podido evitar saltarme tu anterior reseña para leer ésta. Me lo leí el mes pasado. No recuerdo lectura más dura. El sentimiento más recurrente que me produjo fue la impotencia, impotencia e incredulidad. Se relatan tales barbaridades... El relato que más me impactó fue uno de los últimos, cuando visita a las mujeres que viven en la aldea. Me dió tantísima pena el que esas mujeres se pensaran que la vida que llevaban era normal, que estuvieran felices con ella...
    Un libro imprescindible.
    Vuelvo, ahora sí, a tu anterior reseña.
    1beso Marilú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa es que tampoco se recrea en los dramas, los cuenta de una forma casi lineal como el que dice cualquier otra cosa... ¿verdad? pero solo pensarlo... solo saberlo, ya... El capítulo de la aldea es el último, coincido totalmente, es más "lo vi" imaginé la escena en que baja del jeep, las conversaciones con las mujeres, los hombres, la aldea, todo me resultaba familiar... y no me extraña que escribiera esa frase, que se sintiera trastornada, es más, la felicidad es una valoración, una percepción y resulta muy difícil valorar este concepto desde nuestra mentalidad, contemplando semejantes atropellos. Este y el asunto de la mosca me aplastó. Es duro y sobre todo porque no es nada lejano en el tiempo y supongo que es una cultura de la que, personalmente, conocía mucho menos. Si hablásemos de mujeres afganas, quizás la sensación fuese diferente, esto también me preocupa. Difícil de ingerir pero de los que no olvidas. Gracias por venir a comentar Elena!
      Jejeje, los órdenes te los puedes saltar cuando quieras ;)
      Un besote

      Eliminar
  16. Un mundo oriental me atrae irremediablemente y más cuando habla del papel de sus mujeres que son la memoria de toda la civilización, sobre todo cuando son vivencias difíciles. Este título ya está entre los ¡ hay que leerlo ya!.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reúnes todas las condiciones Mariuca, en ese caso para ti, de los imprescindibles. Ya me contarás que te parece.
      Un beso

      Eliminar
  17. Recuerdo la reseña de Margari y ya me lo apunté, testimonio, como apunté en la reseña de Kertész, si vamos a hablar de experiencias qué mejor que una primera persona... y después novelemos, el tema me atrae por saber y lo rechazo por lo sabido, he sufrido mucho viendo ciertas cosas pero soy de los de obligarme a no volver la cara, eso suele tener un precio. Lo que pasa en el gigante de Asia me interesa pero suelo volver destrozado... no se hable más, a la lista. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro que destaque por el cómo pero aún así tiene cierta delicadeza para venir a contar cosas tan duras. Además, justo usa esas primeras persona, las voces y lo enlaza para que acompañes la trayectoria de la periodista desde el comienzo y la transformación, bueno, hay cierto trastorno en ella por todo lo oído, al igual que para el que asome a saber. Tiene un precio sí pero a mi también me resulta algo inevitable querer saberlo.
      Un beso :)

      Eliminar
  18. Madrina, ¡qué aplicada eres! Me tendrás que reñir porque yo no voy a superar mi propio reto Creo que este tipo de libros son los que nos ponen los pies en la tierra. Este año he leído uno en el que también se vislumbraba el papel de la mujer en ese país y sí es duro y cuesta trabajo tragar saliva y seguir leyendo pero por otra parte, y como suelo decir, son libros que te enseñan y no solo te cuentan una historia. Son los que permanecen en nuestra memoria y nos marcan. Muy recomendable por lo que veo. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te vi el otro día comentar que no llegabas y yo aquí dándome patadas!! He cumplido, autores con Ñ no hay y la LL es la opcional que me falta pero de las obligatorias toditas, todas ¡que no se diga! Ahora que... de fácil, nada ¿eh?

      ¿Te refieres al de Fumiko Enchi? fichado lo tengo, caerá. Me atrae todo lo que me diga qué es de este mundo... ¿? para bien y para mal. Estoy contigo, los libros que te hacen tragar, al final, tienen esa permanencia y la concienciación necesaria. Muy recomendable, duro pero recomendable.
      Besos

      Eliminar
  19. Hola guapa!!

    Tengo la sensación de que te ha afectado bastante el libro, y no es para menos. Creo que has transmitido algunas de las emociones que podemos encontrar en este libro y yo soy muy fan de la cultura asiática en general. Ser mujer allí es duro, muy duro, pero me atraen estas historias, de estas culturas. Sé que cuando lo esté leyendo, que lo leeré, se me hará difícil pero... tras haberlo digerido creo que merecerá la pena ;)

    Un besote presiosaaaa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que es inevitable no darle vueltas a cosas como esta :) sobre todo pensando en que se basa en la vida de mujeres reales por poner unas pocas, imagina lo que habrá. Hay escenas muy dramáticas y se hace muy duro Freyja, después de esto me paso a lectura ligera para compensar. Ya me dirás si te animas a leerlo :)

      Un besote!!!

      Eliminar
  20. Me gustan este tipo de lecturas que transmiten tantas emociones,te marcan de alguna manera y son esos libros que se quedan grabados con el paso del tiempo. Este es un título que ya me anoté con la reseña de Margari y tus impresiones hacen que suba puestos, además es una cultura sobre la que me gusta leer
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprendes muchas cosas de la cultura Tatty, precisamente las que a lo mejor suenan menos. También pienso que estas lecturas nos permiten no olvidar ciertos asuntos y se quedan con nosotros bastante tiempo. Cuando lo leas comentamos.
      Un beso :)

      Eliminar
  21. Me alegra que te hayas animado y sobre todo que hayas disfrutado... O mejor sería decir, sufrido con el libro. Porque se sufre... Yo tuve que cerrarlo varias veces para superar algunas escenas. Y menos mal que la autora no dramatiza, no se recrea... Que si lo hiciera...
    Lo que me asusta todavía es que estas cosas seguro que siguen pasando. Estuve en China en el 2004, para adoptar a mi pequeña. Y recuerdo una escena que se me grabó en la memoria. Estaba nuestra guía sentada apuntando una cosa y fue mi marido a preguntarle algo y se agachó para decírselo. Se alteró completamente. Que no se agachara, le decía, que un hombre nunca tiene que agacharse para hablar con una mujer. Y miraba constantemente a su alrededor para comprobar que nadie había visto la escena. No se me olvida, no se me olvida...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un disfrutar algo sufridor :) Yo también hacía mis paradas, hay fragmentos que siendo tan sintéticos se quedan más que guardados. Qué impresión y qué barbaridades y lo peor es pensar justo eso, que no se trata de algo puntual y que hay un sustrato que es muy difícil de erradicar ¿eh?
      Yo también pienso que hay muchas cosas que deben seguir pasando, en un país tan grande y con la cantidad de lugares remotos... es como lo de la Colina que describe al final, estoy segura de que hay muchos colectivos viviendo de manera deplorable.
      No me extraña que no se te olvide, es tremendo pensar en hasta que punto estas mujeres deben cuidar tantas cosas, no es que predominen unas culturas u otras, simplemente hay cosas que están por encima de cualquier matiz cultural. No sabía lo de tu nena ;).
      Lo dicho "sufrido" pero disfrutado. Gracias Margari!!!!
      Besotes!!

      Eliminar
  22. Cuanto me alegro de tenerlo ya en casa. Me vino en la colección relatos de mujer jejej porque sino se iba directa a mi lista.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya el camino está hecho, solo le falta el momento :)
      Un beso!!!

      Eliminar
  23. Vale, tienes razón. Me lo tengo que llevar y rápido.
    Me encanta lo que nos cuentas, es de los míos. Fijo. Pero fijo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, tampoco rápido... con que te lo lleves basta :) no sé porque pensaba desde el principio que ya lo habrías leído, eso sí, las vivencias son impactantes. Lo comentamos!
      Besos
      PD: Yo también tengo mis armas de "convicción" jajaja

      Eliminar
  24. Vaya, o sea que es de los que remueven...

    Para la saca, porque me has emocionado ya sólo con la reseña. Lo que no garantizo es cuando tendrá su hueco. Que además, no siempre está uno predispuesto a toparse con una historia así.

    Besos de búho! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te hacen mantequillas o similar....
      Supongo que el libro de las las guardianas nazis no se distancia en algunas atrocidades. Nada, no se tarda mucho en leerlo pero es mejor hacerlo con calma, anota sin pausa pero sin prisa ;) que tenemos mucha tarea por delante!!
      Besos zombi decayendo jajaja

      Eliminar
  25. Una reseña muy emotiva, se nota que te ha llegado al corazón. He leído algunos libros que hablaban sobre esta discriminación de la mujer en China pero quizás ninguno tan duro como el que has reseñado. Me lo llevo anotado, estas historias son duras pero creo que nos ayudan a intentar mejorar esta especie humana tan devaluada y a tener conciencia de lo que nos rodea.
    Un beso..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro no se centra en la discriminación exclusivamente, sino más allá, en muchas vejaciones, en cosas que el régimen en el que se vivía llevó a mujeres a decidir... muchas temáticas. Si estás familiarizado este resultará imprescindible entre tus lecturas. Yo también creo que al menos pueden tener ese poder de remover conciencias. Y sí, me llegó, me llegó... :)
      Un beso

      Eliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que leo este libro te ha llegado hondo y lo has transmitido muy bien en la reseña, así que felicidades. A mi la cultura oriental no me atrae nada pero por otro lado el papel de la mujer en determinadas épocas y lugares si que lo hace, así que tengo dudas. Tu reseña me anima no te voy a engañar porque veo que el libro te ha dado que pensar una vez finalizado.
      Besos!

      Eliminar
    2. Con lo oriental yo ando con pies de plomo, a veces me pierdo LIM pero en este libro todo es muy sencillo e incluso creo que me ha hecho cambiar un poco de opinión al respecto. Eso sí, respecto a las mujeres es todo un retrato pero muy, muy duro. A pensarlo :)
      Un beso

      Eliminar
  27. Bueno, lo oriental me llama muy poco, pero me resulta imposible descartar su lectura tras leerte, eso si, es de los que me dejarán K.O fijo, así que me lo apunto seguro, me haré con él, Otra historia es el momento de su lectura, seré muy cuidadosa al elegirlo. Un besote :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mejor que sea en un buen momento, o no... porque aún así es para tragar jajaja :) es bastante duro, ya me contarás. A mi lo oriental me baila, o bien o no entiendo nada... así, sin medias tintas.
      Besos

      Eliminar
  28. Juraría que lo tengo por casa, de una colección de hace mil sobre historias de mujeres... Buscaré =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebusca, si lo tienes, no lo pierdas de vista!!! :)
      Besos

      Eliminar
  29. Recuerdo haber leído una reseña de este libro que me hizo apuntarlo directamente en mi lista. Todos coincidís en lo duro que es la historia que se cuenta, y esto, al contrario que a ti, me atrae bastante. Ahora que lo tengo más presente espero que no se vuelva a perder entre mi inmensa lista.
    ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me atraía pero quería escoger un momento, pero a veces ni momentos ni nada, tal vez lo habría pospuesto algo más pero me alegro de haberme lanzado a esta crudeza. Espero que no se pierda, si te atrae seguro que te gusta y no lo olvidas.
      Besos

      Eliminar
  30. Tiene muy buena pinta, lo buscaré!!
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a buscar!!! Es de los que duelen Ismael, ya verás.
      Besos

      Eliminar
  31. Bufff Ö si el libro es la mitad de bueno que tu reseña ya habrá merecido la pena.
    No es que me lo lleve apuntado, es que ahora mismo voy a comprarlo.
    Muchas gracias por tu reseña. Por tu magnífica reseña y recomendación!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es un mazazo, no he querido entrar en todo lo que cuenta para dejarlo al descubrimiento de cada cuál. Eso sí, doler, duele ¿eh? estoy de acuerdo con Margari totalmente. Gracias a ti Cristina!! :D esperaré a que me cuentes (es más, creo que es una lectura muy a comentar...)
      Besos

      Eliminar
  32. También tenía el libro apuntado por la reseña de Margari, aunque siempre con el asterisco de lectura de difícil digestión... Pero tu reseña me anima a derrumbar la barrera y acercarme a él; muchas veces intento evitar estas lecturas tan enfocadas hacia lo femenino, pero en este caso, me parece una lectura ineludible, para conocer lo que puede sentir una mujer en una cultura tan distinta a la nuestra... Que no caiga en el drama facilón es un plus y que cuente las cosas tal cual, a pesar de las situaciones tan límite de muchas de sus protagonistas hace que me apetezca mucho acercarme a estas páginas, aunque sé que no será un trago sencillo. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las lecturas tipo mujeres, género, etc. también me producen ese efecto. Lo comentamos con Ellas también viven. Sin embargo, esta, esta te taladra Tizire. Da mucha pena, mucha rabia y necesitas incluso cerrar un momento el libro mientras lo lees. Ya comentaremos. El tema cultural tiene su aquel en esta lectura, me muerdo la lengua... hablamos ;)
      Un besote

      Eliminar
  33. Yo también lo leí tras la reseña de Margari, y me marcó.
    Un libro duro, que necesita sus pausas, pero que yo recomiendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Totalmente de acuerdo Teresa. No dejaré de recomandarlo pero con advertencias. Besos

    ResponderEliminar
  35. Me parece que este es uno de los libros para apuntarme con mayúsculas, pero no para leérmelo ahora. No es la primera reseña que veo de él, pero la verdad es que le tengo bastante respeto. Me lo llevo, pero no sé para cuando. Un beso

    ResponderEliminar

A comentar!! :)