miércoles, 13 de noviembre de 2013

Matar a un ruiseñor (Harper Lee)

Matar a un ruiseñor (Harper Lee)
Editorial Zeta
416 páginas


Los ruiseñores sólo se dedican a cantar para alegrarnos. No estropean los frutos de los huertos, no anidan en los arcones de maíz, no hacen nada más que derramar su corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar a un ruiseñor. 

Y por eso es pecado renegar de la inocencia. Vas creciendo, vas viviendo, vas observando y una parte imperceptible de ti mismo se va disolviendo en un poso de arena fina que en un soplido distraído te deja con la inocencia dispersa y la mirada apocada. Si hay algo que me molesta de crecer (no encuentro otra forma mejor de expresarlo) es perder esa frescura, esa chispa algo utópica, sí, sí, ya sé que Los mundos de Yupi están desfasados, que los teleñecos eran muñecos de trapo y que Son Goku no fue a la guerra. Lo sé. También sé que Mafalda es una niña y que Libertad era algo pequeña y, en fin... que ya es hora de ir madurando, no lo niego pero..., sigo queriendo sopa, sigo peleándome con las injusticias exteriores, que las hago interiores con revueltos de barriga y nudos en la garganta. Bien o mal, miras y te dices que el mundo se vuelve loco y que esto sería mejor si... y que a lo otro le falta tal... y que... en fin, que cuando llegas a casa y estás cansada y abres un libro y conoces a Scout, te sientes un poco menos sola y un poco más ingenua y por lo tanto eres más capaz, sí, que no os engañen, la inocencia es un arma poderosa y Harper Lee supo como usarla.

Matar a un ruiseñor es una novela genuina, pura y sin mezclas. La historia podría tener dos planos. Aquel de la niña (Scout) que cuenta su día a día en los años posteriores a la Gran Depresión americana, desde un pueblecito en Alabama y que, por tanto, nos abre el panorama a un contexto de aparente quietud -pero irritación soterrada- entre gentes de distinto color de piel y lo que parece venderse como ciudadanos de primera y de segunda. Habrá chismes, maldicencias, injusticias, teorías de quién es quién y apellidos familiares. Y a su vez, la Scout que nos cuenta su vida en casa, junto a su hermano mayor Jem, su llegada al mundo escolar, el misterio de la casa vecina, las gentes de alrededor y su padre. El protagonista indirecto. Abogado de profesión, con un juicio a las puertas que se nos hace un punto central (aunque finalmente no sea lo principal). Defender a un negro de la acusación de un blanco, en términos como estos, imaginaros el clima. 

Una novela de corte pausado, con descripciones bien hechas, personajes bien trazados, ambientación trabajada y sobre todo, con alma y voz sin azúcar, las chicas también usan pantalones y tirantes, se pelean en la escuela y defienden el honor de su familia, grande Scout. Y grande Atticus Finch, noble, atemperado, cuidadoso, reflexivo ¿¡dónde están esos hombres!? (hombre, en toda la acepción de la palabra) porque como representante femenina confío en que Scout crezca, sin perder esa chispa, sin rendirse, que prospere, luche y cuando no se encuentre que se busque, confío en la mujer futura

Y dicho esto, abogo por las miradas claras, sin dobleces, sin reinterpretaciones de lo expresado pero aclaraciones de lo que no se entiende, como niños, que preguntan con inocencia y viven en tranquilidad. Abogo por dejar un poco de ser adultos y por leer esta novela. 

Hoy abogo por ser un poco ingenuos

"Quería que descubrieses lo que es la verdadera bravura, en vez de creer que la bravura la encarna un hombre con un arma en la mano. Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence."
Harper Lee (Matar a un ruiseñor)

63 comentarios:

  1. Una de mis novelas favoritas. Me encanta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo sabía :) Estoy de acuerdo es una novela para tener entre las preferentes.
      Un beso

      Eliminar
  2. Me pareció una novela magnífica pero me ha encantado hacer esta nueva "lectura" a través de tu reseña. Creo que la voy a releer porque vale la pena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que no me había acercado a leerla hasta ahora, sin duda, una lectura de las que hay que hacer ne algún momento e incluso repetirse :) Estoy contigo.
      Besos

      Eliminar
  3. Plas, plas plas!!! Me ha encantado, ya sabes que la tengo pendiente y ahora con más ganas. Yo también abogo porque no se vaya nunca esa parte infantil que muchos tenemos. También abogo por la falta de dobleces e interpretaciones, y menos en la blogosfera, que bastante tenemos ya en la vida real como para andar con la escopeta cargada y tirar a matar cada dos por tres en las redes sociales (eso sí, sin las narices de dar normbres). Lo dicho. Sublime la reseña, sublime la reflexión. Hombre ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te va a gustar mucho, es de las que hay que hacerle hueco (cuando se pueda, claro). Esa parte infantil nos hace ver las cosas de una forma que de otra forma sería imposible, brindo por ello!!! Ya sabes que soy poco amiga de los dimes y diretes o de andar mal mirando cosas, aunque hay cosas que son indignentes (un poco de yoga, oooommm). Un besote socia!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Marilú!!

    Me ha gustado mucho la reseña, no he leído la novela. Hace unos meses por la tele, no recuerdo muy bien a quien, le preguntaron su novela favorita y dijo "Matar a un ruiseñor", me llamó la atención el titulo, mire un poco por la red y me quede intrigada ..... y claro, mi cabeza esta en babia y no me había vuelto ni acordar del libro...jaja. ¡¡Ahora sí!!, apuntada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó algo parecido hasta llegar al título y finalmente animarme a leerlo, sin duda, una gran decisión. no lo pierdas esta vez!! Merece la pena ;)
      Besos

      Eliminar
  5. No ha caído en mis manos, y no sé si lo hará. Me han hablado muy bien de la novela, pero no termina de convencerme. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, leer por obligación o porque a otros les guste no es mi idea, ya lo sabes. Así que nada, si no, pues no.
      Besos

      Eliminar
  6. Qué bonita reseña, Marilú. Me gustaría mucho leer esta historia, recuerdo que supe de ella cuando me enteré de la amistad entre Harper Lee y Truman Capote y me dio mucha curiosidad.

    Respecto a perder la esencia infantil, toco madera, espero que se quede conmigo para siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aglaia, yo también he sabido de ella y de esa amistad. Muy peculiar, una pena que en este caso Harper Lee se quedara en un solo libro. Creo que te gustará mucho :)
      Yo toco, justo esa madera, para preservar un algo.
      Besitos!

      Eliminar
  7. Tengo la peli por ahí pendiente de revisionado. Nunca me decanté por leer la novela y ahora me haces plantearme si tomar el libro en vez de sentarme de nuevo ante la tele. Ya veré. Un besote madrina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sé que la lista aprieta y demás, pero ambas cosas son altamente recomendables Marisa G. no descartaría ni una, ni otra. Besos

      Eliminar
  8. Te puedes creer que no lo he leído, ni tan siquiera he visto la película? No tengo perdón, lo sé, por eso después de esta reseña, la voy a buscar para hacerle un sitio.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo también lo he dejado para hacer el combo recientemente. Muy buena opción, descubrir algo así siempre es bonito :) A buscar!! espero que disfrutes, creo que es difícil no hacerlo.
      Besos

      Eliminar
  9. Magnífica reseña, Marilú. Como te he dicho en Twitter, ésta es una de las novelas que más he recomendado y de las pocas que he releído. La primera vez no había cumplido aún los 20 años y me marcó profundamente. La relectura, hace unos dos años, fue quizá más consciente y evidentemente madura pero tan impactante como la primera. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a mi me ha pillado algo ya más grande y espero volver a ella más adelante y repetir, o mejor dicho refrescar sensaciones. De cualquier forma es una lectura que merece la pena, Gracias Manuela :)
      Un beso

      Eliminar
  10. Tengo la película esperando para ser vista, pero después de tu reseña mejor leo la novela, si soy capaz de sacar la mitad de los matices que tu has conseguido creo que me gustará más que el film.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, yo también pospuse la película para leer la novela primero y hasta que no lo hice, nada. Sea como sea, encandilan las dos cosas Enzo, ya verás!! a mi hasta me cuesta decidir que me gustó más.
      Besos

      Eliminar
  11. Esta reseña me ha encantado. Me ha hecho sentir que no puedo perderme este libro y este autor. Lo buscaré a conciencia.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido contundente, jeje, el entusiasmo a veces hace estas cosas. Espero que te guste tanto o más que a mi :)
      Un beso

      Eliminar
  12. Me encantó la película, y la novela que descubrí no hace tanto. Hoy ocupan un lugar juntitas en mi salón. Por si las relecturas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, juntitas ambas, yo también he visto la película (después de leer). Las dos me han conquistado por igual :) yupiii!

      Eliminar
  13. No me gusta nada tu reseña, que lo sepas. : b . Ay, era por poner algo distinto a lo de siempre. Una cosa te digo, tuve la suerte de leer esta novela cuando todavía era bastante inocente comparado con ahora, y me gustó mucho. Los hombre como Atticus? Están en la imaginación de las escritoras!!
    Un besote, abu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, gracias nieta por tu sincera negación :P sí,leerla con inocencia es un plus (vale, yo he tenido que rascar un poco peor me ha llegado.
      ¿En serio? me acabas de dar la mala noticia del año... es que Atticus es mucho Atticus :P Jajajajajajaja (debe ser que soy más ingenua de lo que pensaba, jiji)
      Besos

      Eliminar
  14. Ya te lo he dicho mil veces, pero es que es así, es uno de mis libros favoritos. Me gusta la historia, me gustan los personajes, me gusta cómo está escrito, me gusta el mensaje... Atticus es una maravilla de hombre. Como dice Norah, sólo existe en la imaginación de las escritoras. Maravilloso tu primer párrafo con Goku, Yupi y Mafalda.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otras mil pueden caer, es normal, cuando gusta, gusta :) Veo que me confirmas la hipótesis de Norah, lo del campamento donde sea y donde estemos las tres se va haciendo más necesario, hay verdades que debo conocer :P qué estragos hace a veces la imaginación :´) Gracias Dorothy, yo sí que me quito el sombrero si lo dices tú!!!

      Un besote!!!

      Eliminar
  15. me gusta mucho la peli, la he visto varias veces y no se el libro lo disfrutaría igual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parecen ambas cosas geniales Albanta.
      Besos

      Eliminar
  16. He leído Gokuuuu?? Anda que no me frikeaba yo (más mi hermano que yo, ejem) con las bolas del dragón de las narcies :P

    Ejem, a lo que íbamos. Punto uno: la reseña es fenomenal (para no perder la costumbre) Punto dos: anoto por la curiosidad del entusiasmo que ponéis tod@s con ella, más que porque la trama me llame una barbaridad. Punto tres: besines en pre-cena.

    Punto cuarto: sluuuuurp!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fan de Goku en mis tiempos, no perdía detalle!!! allí que nos plantábamos en la hora punta el corrillo de hermanos para el visionado de sus bolas y demás. Mítico!

      Jajaja. Lo de los puntos sí que ha sido un punto. 1. gracias, hay costumbres que mejor no perder (o al menos intentarlo) 2. es que lo dudabas?? es un imperdible! 3. Besines pre-cena (me pillas ne hora sincronizada).
      4. Hay sluuuuurp que no se perdonan!!! otra vez??? pingada salgo....

      Eliminar
  17. Puff, pedazo reseña, me ha encantado.

    Creo que voy a tener que subirle muchos puestos a la novela, hace demasiado tiempo que la tengo pendiente.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresa, empujón definitivo. Muy buena opción, hay que leerlo. A mi me ha pasado igual pero llegado el momento, me digo, menos mal que llegó!!!
      Un besote!

      Eliminar
  18. Me encanta tu reseña y me encanta esta novela. Scout nos cuenta todo desde su visión de niña, clara y sin almíbares. Mi lado Scout sigue ahí aunque a veces la rutina me hace olvidarlo. Y no, no existen Atticus Finch en la vida real!!!!! Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fe de tu opinión, a Scout hay que sacarla de vez en cuando y bueeeeno... a falta de Atticus habrá que bajar el listón :P no me animáis nada!! jajajaja
      Besos

      Eliminar
  19. Porque ya he leído y disfrutado de este libro, que si no, después de leer tu fantástica reseña, me lanzaba a por él. Pero sí te aseguro que es un libro que volveré a leer. Lo que no he visto aún es la peli...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo haré lo que tú repetir, la película ya la he visto y te digo que sí, ponla en prioridades, yo también la revisionaría, conclusión, repetible la experiencia.
      Besos

      Eliminar
  20. Un libro que tiene un sitio de honor en mi estantería (y lo viejito y desgastado que está el pobre) y que dio lugar a una gran película también. No sé porqué la ingenuidad está tan mal vista, quizá por asociarlo a lo infantil y lo infantil a lo inmaduro. Adoro las personas ingenuas, no entiendo que haya que cambiarlas, no entiendo que la gente mire mal a los ingenuos, como si fueran tontos u ocultaran oscuras intenciones. Ese rechazo a lo ingenuo, esa reinterpretación que mencionas, habla fatal de nosotros mismos, de donde estamos y en lo que nos hemos convertido.

    Por eso este libro tiene que ser obligatorio, para despertar la neurona de la ingenuidad, que al fin y al cabo es la neurona de la bondad.

    Uy, me falta humor hoy!! Gran reseña Marilú, estás arriba del Angliru ;) Besos de casi viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh! eso sitios de honor y esos manoseos, olor a gastado, bueno, bueno, eso es casi reliquia!!!
      La ingenuidad se infravalora, más bien, parece que hay que saberlo todo, adelantarse a todos, ser suspicaz, porque el mundo es un lugar malo en el que salir a flote es lo principal. Indirectamente es lo que transmitimos, uno a otros y sin darnos cuenta. La mirada inocente da un color a todo. estoy de acuerdo, ese falta nos señala y nos identifica, hay que solventar algo el resquicio.
      Y así sea, obligatorio y ejercitador! No te falta humor, era la hora, que no había despertado la neurona todavía! Y después de saber por donde anda le Angliru, te digo gracias y te lanzo un beso de viernes al aire (si está alto tiene que llegar)

      Eliminar
  21. Para mí esta novela es ya un clásico de la literatura. Harper Lee ganó el Pulitzer con ella y, sorprendentemente, no volvió a escribir nada más. Me ha gustado mucho tu mirada sobre Scout, y esos deseos de futuro para su inolvidable personaje. Por cierto, en la película, Gregory Peck hacía de un Atticus Finch intenso y convincente, ¿verdad? Me gustó. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena quedarnos con una pero es un hecho que la hace inexcusable para su lectura. Creo que es un libro escrito con una mirada infantil, desde su verdad, los libros así no siempre llegan a esa conexión sin caer en lo sensiblero. En la película Atticus termina por coronarse como un Atticus fantástico, ahora no se me ocurre ponerle otra cara más que la suya. A mi también me ha gustado, no, me ha encantado!!
      Besos

      Eliminar
  22. Ains, Marilú... Precisamente estos días he estado pensando lo bonita que era la vida cuando uno era niño, sin más preocupaciones que llegar a tiempo de ver los dibus o no cometer faltas de ortografía... Y cómo, cuando crecemos, esa chispa, esa inocencia se convierte en un juego de apariencias y responsabilidades que nos impiden hacer lo que nos pide el cuerpo, lo que tanto disfrutábamos de pequeños... El libro lo compré el día del ídem de este año, así que imaginarás mis ganas de leerlo. Tu reseña pone una piedrita más en la balanza que ha de hacer que me decante por él. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos días y esa reflexión, a veces, es una parada en la ficha de juego. Necesaria e impulsora. Además de hacer lo que queramos (que no siempre se puede), hay que disfrutar de lo que hacemos (auqneu guste menos), sin tanta pérdida, lo sencillo es siempre lo más directo. Me alegra darle movimiento a tu balanza, porque el libro merece mucho al pena.
      Besos

      Eliminar
  23. Esta es una de mis novelas favoritas, y eso que la leí hace la tira de años, pero aún recuerdo la impresión que me causó, y la película también la disfruté mucho. Hace poco leí que Atticus Finch interpretado por Gregory Peck es uno de los héroes de ficción preferidos en EEUU.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que sea un héroe, la verdad, es que la suya una heroicidad a la que me suscribiría. Estoy de acuerdo contigo Pilar :)
      Besos

      Eliminar
  24. Una de esas novelas que lleva mil años en mi lista de pendientes y aún no he conseguido decidirme a leerla, aunque después de leerte dan ganas de coger ahora mismo el libro
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que pasa el tiempo y parece que no llega turno. Me ha gustado mucho Tatty, a ver si puedes llegar a ella. Besitos

      Eliminar
  25. Vi la película hace muuuuuuuchos años y apenas me acuerdo de nada, pero si recuerdo la impresión de que era una gran película. Ahora tengo claro que no puedo dejar escapar la novela, me la llevo apuntadísima, una buena dosis de ingenuidad no me viene nada mal, que el amontonamiento de días la va desgastando.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que toque esa neurona de la ingenuidad. A veces, en el discurrir diario se queda algo aletargada. Y después, peli de nuevo, restablece los niveles de ingenuidad y sales con una sonrisa puesta después de esta maratón ;)
      Besos

      Eliminar
  26. Fíjate a las horas que llego... en fin, en fin....Es obligatoria en ciertos países de lengua inglesa, muy relevante y un pilar de mucho de lo que vino después, la película es muy recomendable, me pareció magnífica, tanto que.... me leí el libro otra vez. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi la película después de leerla, lo cierto es que no había pensado en la novela, hasta que me la tropecé en un blog y me dije que tenía que solventar este asunto con las dos cosas. Relectura más que compensatoria, pasa a barbecho.
      Un beso :)

      Eliminar
  27. Qué reseña más bonita, no he leído la obra pero sin duda la anoto porque me encanta lo que cuentas de ella. Totalmente de acuerdo en nunca abandonar nuestro lado infantil, a mi aún me cuesta madurar y no quiero admitir que la vida pasa y crecemos, me da como miedo jaja. Además hablas de ingenuidad y yo soy la reina de los ingenuos! Apuntada y subrayada!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anota, anota sin miedo y en mayúscula. Bueno, qué me vas a contar!!! no tengo miedo de crecer pero sí me da pena perder ciertas cosas, por eso me gusta intentar preservar ese algo. La ingenuidad no deja de ser un asombrarse de las cosas, vivir sin recelar, eso es bonito, no lo pierdas.
      Un beso y gracias :)

      Eliminar
  28. Una novela que me encantò, con una versión cinematográfica a su altura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, la película también ha cubierto con nota mis expectativas :)
      Un beso

      Eliminar
  29. Me has recordado que quería leer esta novela desde que vi hace siglos la peli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cyllan

      Pues me alegra hacer un poco de memoria, ambas cosas son estupendas.
      Besos

      Eliminar
  30. Hostigar al débil es cruel, también fácil. Y esa bravuconería no nos hace más fuertes sino más cobardes. Sí, tenemos que escarbar bajo la coraza en busca de lo que fuimos.
    Pregunto, mientras leo ¿puedo ponerle al prota la cara de Gregory Peck? Es que entonces, el placer es doble y el sufrimiento se hace más llevadero ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes, es más ¡debes! :D no es tan sufrido, la ingenuidad deja una pátina que amortigua el impacto, sin caer en lo sentimental. No hay coraza que sea indestructible, así sea y siga siendo.
      Besitos Mere

      Eliminar
  31. Un clasicazo que tengo pendiente =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  32. No la he leído y considero que es un clásico imprescindible.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  33. Justo hace poco me he tropezado con ella y ahora me encuentro con su reseña:) Ahí veces que parece que los planetas se alinean para que te hagas con una novela! jaja
    Lo malo es que sólo encuentro una edición de Zeta que no me hace mucho... A ver si alguien se anima a reeditarla:)
    1beso!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)