miércoles, 11 de septiembre de 2013

Un matrimonio feliz (Rafael Yglesias)

Un matrimonio feliz (Rafael Yglesias)
Editorial Libros del Asteroide
416 páginas

Un matrimonio feliz es la historia de una relación afectiva, la formada por un escritor y guionista talentoso Enrique SabasMargaret, que tiene oficio también (diseñadora gráfica) pero que no parece tan relevante. Lo cierto es que es una pareja de clase media-alta, residente en Nueva York que nos expone sus entresijos, aunque con el enfoque en tercera persona de Enrique, todo un retrato. 

Es una novela bien construida que alterna dos tiempos. El presente en el que Margaret está enferma de cáncer y tras infructuosos tratamientos llega a su fase terminal; los años setenta cuando se inicia la relación, el cómo se conocieron y como se desarrolló su historia. 

Un aspecto que me parece fundamental destacar es que pese a la dureza del argumento o a ese halo almibarado, la obra no se polariza en ninguno de los dos sentidos. Su prosa es eficiente, sencilla, correcta y pulcra. No se caracteriza por una gran acción y sí por ser minuciosa. También quiero indicar que los pasajes en los que se habla de la enfermedad, cuidados y tratamientos se pueden hacer algo tediosos, creo que se excede.

Considero de gran valor en esta novela el reflejo de como los vínculos afectivos atraviesan momentos dispares. Comenzando por la consabida fase de enamoramiento, la rutina como detonante de más de una disensión, la familia de la pareja y su influencia, el papel que de forma soslayada y casi imperceptible juegan los estilos educativos en la personalidad, la llegada de los hijos, etc. Resulta una obra sincera, coherente y realista, al parecer con toques autobiográficos del autor. 

Envejecer junto a alguien implica convivir día tras día, memorizar cada reacción, anticiparte a lo que crees que el otro piensa, equivocarte por haberte anticipado, estropearlo por no haberlo hecho, en fin, que os voy a contar... pero por encima de todo, hablamos de un matrimonio feliz, que en el encuentro con la muerte, quizás por la clarividencia de la vida compartida o la cercanía de esa despedida obligatoria se aferran uno a otro, en este punto resulta conmovedor. 

De hecho, a lo largo del libro habrá amor y también dolor, sin embargo en mi caso no hubo desgarro, inconcebible con una trama como esta. Diría que me ha gustado la novela por lo que he aprendido de las parejas a nivel sociológico o psicológico más que por la emoción. Me faltaba sacar un cuadernillo y tomar apuntes estilo teoría relacional sistémica. No me lo explico. Ahora ¿que me ha hecho pensar? Sí, mucho. 

El papel de ella, una mujer fuerte, vitalista, emprendedora cuando se conocen pero que parece diluirse en el rol de madre afectuosa y esposa entregada. A vista de libro, desde fuera, en ese análisis que parece extraerse de la historia uno asiste como espectador y hay cosas que sorprenden, aunque en un análisis más personal es un asunto muy discutible y es que Margaret tiene lo suyo pero lo de Enrique es de traca. Para mi no tienen ni pies ni cabeza dos momentos "estelares". He intentado entenderlo, de veras, pero por más que esté presionado por mantener a salvo su virilidad, sea inseguro, tenga miedo, quiera a su esposa, la cuide al final de su vida y todo lo demás.... me cabreó hasta límites insospechados con el tono utilizado en algún momento, le habría dicho un par de cosas y aún no sé si me habría quedado a gusto. Me debato en la duda de creer que es así o vivir en la ignorancia del punto de vista masculino. No sé que resulta más aterrador. 

En conclusión, no es que piense que es una mala lectura, en una valoración global podría decir que me ha gustado leerla por ese análisis externo pero llegada a la insinuación final me quedé patidifusa. He buscado otras reseñas y definitivamente he debido padecer horchatismo intravenoso por un lapsus temporal. Por último, a modo reconciliativo debo decir que cuando estaba en plena lectura me preguntaron que andaba leyendo, a lo que contesté: Un matrimonio feliz y tras un silencio dije bromeando que era ciencia ficción, vale, bromeaba, no lo es, es real como la vida misma, pero como tal, a veces irrita. Pues eso. 

"El doloroso espasmo de artista fracasado, angustiado y próximo a la indigencia que sintió en su interior quedó, sin embargo, completamente oculto por una sonrisa serena y una mirada firme al responder "Soy Enrique Sabas", declaración de identidad que, confiaba, no precisaría de más explicaciones acerca de quién era ni de a qué se dedicaba." 
Rafael Yglesias (Un matrinomio feliz)

Cita final del libro:

"Dichosos los hombres que aman
a la mujer con la que se casan,
pero más dichoso aquel que ama
a la mujer con la que está casado"
Gilbert K. Chesterton

37 comentarios:

  1. Me llamó mucho la atención madrina pero si tiene tintes melodramáticos y si encima te ha dejado tan ploff.. aims, entonces ya me lo pienso. El título prometía. Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajjaja, ¿Horchatismo intravenoso? Muy bueno!
    Esta es la historia que confundí con El diario de Noah cuando hablaste de ella.
    Teniendo en cuenta que son parecidas en cuanto a argumento y no me gustó, mejor ni me atrevo con esta. De hecho no he vuelto a leer nada del autor. Huyo tanto de sus libros como de sus adaptaciones cinematográficas.
    Dramas los justos!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. En principio no me llama mucho. Si me decido a leerla, os digo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de todo seguirá en mi lista de pendientes donde hace tiempo que espera.

    ResponderEliminar
  5. Me llamaba cuando salió. Ahora lo tenía un poco olvidado y no sabría decir si me sigue apeteciendo o no. Creo que lo voy a dejar pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Primero, Mafalda, para mi casi-diosa, la adoro (y a Guille). No me canso de leerlos.

    Segundo, prefiero no leer novelas donde ronda la enfermedad salvo que sean extraordinarias.

    Las parejas que se prolongan el tiempo pueden mantener el amor entendido como afecto, no queda la pasión ni las ganas y eso es desolador. No sé cómo puede resolverse esa ecuación :))

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Uf, pues no creo que lo lea. He tenido malas experiencias con novelas que hablan de enfermedades terminales en el seno del matrimonio y/o de la familia, y si dices que llegando al final hubo algo que te 'cabreó'... va a ser que la dejo pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo opino como Azalea. No me importaría leer una novela de este estilo, pero si hay algún elemento que al final te ha indignado tanto...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Así de primeras no parece por el argumento el tipo de libro que me pueda gustar, y leído tu opinión creo que definitivamente lo dejo pasar. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  10. No la conocía, pero si el final no te convence... no se, tengo muchos pendientes.
    Lo del "horchatismo" me ha encantado :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Yo también lo dejo pasar, que tengo demasiados pendientes y no parece que te haya llenado mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Yo la tengo anotada desde un reseña que leí,creo que de Lady Boheme que me dejó con ganas de leerla a pesar de parecer una historia dura. Sigue en mi lista aunque no me atrae tanto que se exceda en el tema de los cuidados y tratamientos y el final que mencionas también me desanima un tanto, será cuestión de probar
    besos

    ResponderEliminar
  13. He leído buenas cítricas de ella, pero es tan triste ,que no se que hacer.

    ResponderEliminar
  14. Cuando veo "Libros del asteroide" pongo atención porque es una editorial con la que suelo acertar en mis lecturas. Pero en este caso, y pese a tus palabras, no me atrevo con la situación de la enfermedad terminal. Otra vez será. Muy bueno lo de horchatismo :-) Besitos!!

    ResponderEliminar
  15. Qué te voy a decir de Libros del asteriode, ¡que me encanta! No he leído nada malo de esta editorial y otro que leí similar a éste, 'Diario de un ama de casa desquiciada', me gustó muchísimo, así que me lo apunto, sin ninguna duda. Y, ya que estamos, confieso de las que mete la pata por anticiparme. No tengo paciencia ninguna y siempre estropeo las cosas por pedirlas o quejarme porque no las tengo antes de tiempo... Marilú, ¡bendito horchatismo intravenoso! Es necesario, a veces, para sobrevivir.

    Besines

    ResponderEliminar
  16. Qué descafeinado suena. Sí, es imperdonable que una historia así no emocione. Eso te ha pasado por leerla después de Blensdorf, a que sí??yo la dejo pasar.
    Besitos de nieta que tira para lo suyo.

    ResponderEliminar
  17. No la conocía pero tampoco me acaba de convencer. Besos

    ResponderEliminar
  18. Por lo que comentas cabe la posibilidad de que esas sensaciones hayan sido fruto del momento de la lectura, pero aunque asi fuera es una título que no me termina de llamar, demasiado duro, ahora no me apetece. Un besote!

    ResponderEliminar
  19. Me quería estrenar con el autor pero creo que no lo voy a leer, hay ciertos temas con los que no puedo, si se tocan de manera tangencial sí pero centrado en él no :) Tampoco te veo demasiado entusiasmada, la reseña es genial, partes de lo objetivo y luego, lo que importa, por lo que venimos, jajaja, lo subjetivoy creo que no es tampoco lo mío :) Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Acabo de ver el enlace que dejó Yossi en Twitter, y me da cierta pena constatar que no te ha gustado tanto como a mí. A mí ese realismo es realmente lo que me fascina en una novela, pero también entiendo tu punto de vista. Además creo que los personajes están muy bien dibujados. Un beso,

    ResponderEliminar
  21. Todavía estoy riéndome con lo del horchatismo intravenoso... Ha sido buenísimo! Y el libro, pues al principio me llamaba pero luego leí algunas reseñas poco positivas y las ganas se fueron esfumando. Y la tuya no me anima mucho, pero si me deja con la intriga por ver esos "dos momentos estelares" que te han indignado. Así que me parece que como vea este libro en la biblio, mi curiosidad me va a poder y me lo voy a llevar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola caracola :D

    Uf, un libro de enfermedades no que termino traumatizada jajaja Soy muy sensible a este tipo de historias, y todas suelen terminar mal. Con moraleja o sin ella, con o sin lecciones sobre la vida, da igual, a mi me dan bajón XD Y además eso que insinúas del final que no te gustó... no me digas más, creo que este libro y yo no podremos llevarnos bien jeje

    Un besote!!! ^^

    ResponderEliminar
  23. Lo primero, no tengo por menos que quitarme el cráneo ante Chesterton, insuperable. Segundo, al argumento de la novela quizás le falte historia. Tercero, opino que normalmente eres entusiasta en tus reseñas y en esta te veo un poco fría, desangelada. La dejo pasar si se cruza en mi camino.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. En primera, el libro me llama, pero luego de leer tu reseña, creo que no subirá mucho en mi lista de deseos, a menos que nos encontremos por allí un día de estos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Este me lo voy a pensar. Por tu reseña parece que tiene algunos peros y también muchos puntos positivos. Me suelen gustar los libros publicados por Libros del Asteroide, pero esas partes tediosas y tristes de las que hablas parece que tienen un papel importante y lo meditaré un poco antes de decidirme.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Vaya, Marilú, me has hecho una transfusión de horchata en vena... Mira que le tenía ganas a este libro por alguna reseña que había leído, pero la tuya me ha dejado como desinflada: se ve que no te ha llegado mucho. No lo voy a descartar del todo, pero sin duda, tampoco me voy a tirar a por él, cosa que agradecerán bastante las novelas que he relegado al ostracismo. 1beso!

    ResponderEliminar
  27. Ah, pues yo no lo voy a dejar pasar. A mi me has dado muchas ganas de leer este libro y de imaginarte en el punto que te cabreas pelín con Margaret pero te cabreas (monumental) con Enrique. No, no me lo quiero perder, hasta tengo curiosidad por saber si también voy a sentir la horchata por mis venas o las voy a sentir palpitar, que nunca se sabe.

    Sí que parece que tiene que tener todos los ingredientes para la emoción (bueno, a ti te causó la emoción del fastidio, de la irritación... emoción al fin y al cabo); ya, ya, no era ese tipo de emoción el que esperabas. Pero tal vez ha sido que te ha saltado alguna coraza, o no era el momento. O a lo mejor tienes razón y ese es justo el fallo del libro, que con todos esos ingredientes no consigue traspasar la piel. En resumen, que tendré que comprobarlo (entre otras cosas porque tengo el libro).

    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Estoy dudosa, creo que podría gustarme pero por otro lado esas mini pegas que le ves me echan para atrás. Lo dejo en interrogante.
    Me encanta cuando algunas lecturas hacen que quieras matar a alguno de sus personajes, me ha hecho mucha gracia ese párrafo de la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. Este libro no me apetece nada... más que nada, por la dureza del argumento.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. La novela de la indignación, jajaja!

    Bueno, pese a ese par de momentos estelares, al final sí parece que el libro tiene bastantes cosas aprovechables y aporta esa parte psicológica que a mí también me parece interesante. Pero ya conociendo de primera mano esas sombras, dudo que me anime con él.

    Sigue viviendo en la ignorancia del punto de vista masculino, o lo que sea con tal de no creerte que es siempre así :P

    Besos sin café! ^^

    ResponderEliminar
  31. A pesar de que tal vez no te ha entusiasmado como pensabas, sí que me interesa el tema del libro. Espero que a mí no me produzca horchatismo intravenoso ;)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  32. El título me atraía, y suelo apuntarme los libros que comentas porque tus reseñas son muy especiales, está vez se nota que te ha gustado menos y que te ha dejado más fría.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  33. Lo dejaré pasar porque me has dejado hecha un flan XDDD

    Besotes !!!

    ResponderEliminar
  34. Creo que con tu horchatismo es suficiente, no vayamos a convertirlo en epidemia. Yo, la verdad, la horchata la prefiero por vía oral, jejeje.

    Sí, es una pena que eso sea lo que más ha llamado la atención de tu reseña pero creo que resume a la perfección la sensación que te ha dejado este libro. No lo conocía y puede que si leo alguna otra reseña cambie el enfoque y mi opinión, pero de momento mis listas suspiran aliviadas.

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Pues tu reseña me ha producido sentimientos contradictorios. Por una parte me han interesado muchas de las cosas que has comentado, como la parte psicológica de la pareja, pero por otra me tira para atrás. Especialmente el que digas que no desgarra.
    Todavía no me animo a apuntarlo, pero le sigo la pista.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  36. Este creo que al final lo voy a dejar pasar... U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  37. Me ha parecido muy chistosa tu reseña, jejeje. A mí el libro me fascinó, creo que sé a lo que puedes referirte cuando dices lo del "momento estelar", a mí también me fastidió, pero si lo piensas, es taaaan real. El libro me hizo daño, me hizo llorar y me pareció realmente hermoso, un amor hermoso.
    Un besote!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)