jueves, 1 de agosto de 2013

La orilla del mar (Véronique Olmi)

La orilla del mar (Véronique Olmi)
Editorial Lengua de Trapo
112 páginas

A ser madre no se enseña en ninguna parte, ni existe manual y lo peor es que por mucho que te empeñes, habrá cosas que te desborden, a fin de cuentas, antes de ser madre eras humana, así que por mi parte quienes lo intentan, lo procuran y lo disfrutan, son admirables. 

"¿No estamos todos agotados, quién tiene ganas de levantarse por la mañana? Si no pagasen a la gente ¿acaso la mitad de la humanidad no se quedaría en la cama?"

Y todo esto viene al caso de esta madre, la que decide llevarse un día a sus nenes a conocer el mar. Son pequeños, apenas cinco y nueve años. Van de viaje, fabulando con la llegada, en promesas cálidas ¡será estupendo! pero desde su bajada del autobús se desvirtúa la ficción en una disolución de clima lluvioso, frío, un hotel perdido, una calderilla de existencia y un incendiario transcurrir de ideas. Es una madre la que en un monólogo nos cuenta lo que sucede en la esperanza de felices vacaciones a la orilla del mar. 

El inicio del camino se hace sin sobresaltos pero se atisba una bruma en el lector, aquí algo sucede, algo falla, algo no es como debería. Un desasosiego que no se desquita si no avanzas. Hay momentos en que lo más común, como tomar una coca cola, te augura un drama que no sabes si  se consuma. En ese aferrar, pasas páginas sin despegarte de la historia con el acto premonitorio instalado y la necesidad de autoconfirmar. Toco arena, hemos llegado a la parada argumental, lo dejo en este punto. Pueden ir descendiendo, observen en paisaje.

La panorámica nos ofrece una prosa sin recargos, lúcida en su confusión, de reflexiones sencillas sobre la sociedad. Preciso, esta madre analiza la mirada de los otros e incluso la del lector podría quedar en entredicho. Y más cuando cierras el libro cuya sensación principal es de pregunta, la de valorar los hechos, no quedarse en prejuzgar, a la deriva de sus frases finales. Lo bello no siempre resulta agradable. Vislumbré el desenlace, no esperaba la sensación en que te engoma. 

"¿Por qué me miraba así? ¿Nunca había visto llorar a nadie? ¿Dónde llora la gente? Es una pregunta que me hago a menudo, es extraño que nunca nos crucemos por la calle con gente lloriqueando. Telefonean mucho más que lloran, puede que si lloriqueásemos más nos detestásemos menos."

La buena MADRE en mayúsculas, el bien de los hijos, siempre por delante. Al parecer basada en un caso real. Habrá dolor, sensaciones de derrota, amores difíciles de comprender. Porque ser madre no es sencillo. 

"Así es como hubiera debido pasar el resto de mis días, en la cama con mis hijos, mirando el mundo como se mira la tele: de lejos, sin ensuciarse, con el mando a distancia en la mano, lo hubiéramos apagado a la primera putada."
Véronique Olmi (La orilla del mar)

Y como abuela ficticia de nieta bloguera, MUCHAS GRACIAS  a Norah Bennett por dar a conocer este libro en una reseña, por calificarlo de condenadamente bueno, releerlo tres veces y convencer a esta abuelita tuya. 

53 comentarios:

  1. No empatizo mucho con las historias de madres últimamente..., pero estoy con uno de Thomas Hardy que me está encantando.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, madres aparcadas. A mi Hardy me gustó mucho, pretendo seguir con alguno más, ahora me parece mentira haberlo pospuesto tanto tiempo :P

      Un besote Dorothy

      Eliminar
  2. Qué grande tu frase introductoria: "antes de ser madre eres humana". Porque es cierto, después tienes que ser sobrehumana. Me has convencido, ninguna familia se parece a otra y todas tienen su propio equilibrio que, desde fuera, no debería nunca prejuzgarse sin conocer. Me la llevo bien apuntadita. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Creo que parte de lo que pasa a las madres es que dejan de ser ellas para ser "madres de" cosa que tiene contrapartida en positivo y en negativo, en algunos casos esto no se lleva muy bien y en otros como esta madre cuyo equilibrio psicológico no anda muy centrado pues, pasa lo que pasa. Es duro, lo ves venir pero no termino de sentirme con autoridad para condenar... si lo lees lo comentamos. Besos

      Eliminar
  3. Lo tengo apuntado ya, una novela que parece valer mucho la pena.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, merece la pena, pero no es una ligereza, impacta y es dura, lo digo para que vayas a sabiendas. Un beso :)

      Eliminar
  4. Te odio. No tienes ninguna consideración con mi lista. Podías haber tenido el detalle de reseñar un libro malísimo, para eliminarlo de la lista o no incluirlo. Incluso podrías haber reseñado un libro buenísimo pero muy conocido y así al menos no habría aumentado la lista.

    Pero no. Has elegido la peor de las opciones: Una editorial muy (pero que muy) interesante, con obras poco conocidas pero comprometidas. Un libro con una sinopsis (no como otras) que ya te engancha. Una historia cotidiana convertida en drama que nos toca el alma. Podrías incluso haberte callado (no conocía la reseña de Norah), al fin y al cabo estamos en agosto, hay menos gente, parece que se prefieren historias ligeras. Pero no.

    Te odio. Y mi lista también. ;)

    (Besos!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Perdona? ¡Habló quien pudo! La que no para de sacar títulos de debajo de la manga ¡y qué manga! :) Es verdad, diciendo que me ha conmocionado y siendo un libro no muy accesible es una faena para la lista y para los deseos curiosos. Mi propuesta está sobre la mesa, si quieres ya sabes que lo tienes disponible.
      También voy a seguirle la pista a la editorial, tenemos trabajito que hacer, jejeje. La reseña de Norah es peor aún, si la lees ya no queda más que apuntar y más sabiendo que por allí no hay medias tintas.
      Y no sé que me pasa, ya te digo, pretendía un verano frívolo pero parece que lo llevo al contrario, venga a tocar susceptibilidades. Agosto, miraré otras cosillas ¿o no? XD

      También te odio, desde el cariño, ahí queda dicho.
      Besos!!

      Eliminar
  5. ¡Uf! No sé que tal me sentará leer este libro. Puede que me den ganas de tumbarme en la cama y pulsar el botón de apagado en el mando a distancia por pura identificación con la protagonista. Los hijos no vienen con un manual de instrucciones y el instinto, el sentido común y la experiencia no siempre son suficientes, es más, a veces son claramente insuficientes para afrontar la tarea y no siempre salen las cosas como nos gustarían.
    Evidentemente, me lo llevo apuntado. No siempre lo finales felices son los mejores y tampoco me importa si se me escapa alguna lagrima incluso caminando por la calle.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te identifiques, a ver, en su clarividente juicio de cómo funciona el mundo puede, en el tema maternal la mirarás con extrañeza y respeto, hasta que veas toda la secuencia y te digas ¡jo...! ¿y ahora qué? si lo lees lo comentamos, no te quiero decir mucho más para no estropearte el argumento, creo que mucho es desbordamiento y en eso creo que podemos hacernos cargo de que no es fácil. No lloré me quedé impactada y hasta con cierto miedo.

      Besos

      Eliminar
  6. Al parecer? pero entonces está basada o no? Seré sincera: parece una historia dura, de una maternidad aparentemente cotidiana que pasa a ser un dramón, en principio huiría,salvo que sean hechos reales, que me pueden, voy a investigar y a buscarlo en internet socia :-) Un besoteeee!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al parecer y sin parecer, confirmado!! a mi es que esto me suena tanto, he oído y presenciado tanta cosa que en parte lo veo con distancia pero me afecta igualmente. Ya sabes, aquí realidad dura :ÇP
      Un besote!!!

      Eliminar
  7. Muchas gracias abu, ay, que se me cae la baba. Una de esas reseñas a las que no se puede añadir nada, sólo aplaudir y quitarse el sombrero.
    Besitos desde mí nube

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, qué exagerada, difícil reseñar sin desvelar en este caso, siendo tan corto pero contundente. No me puedo sacar de la cabeza la sensación final, creo que ahí está la clave de que este libro te deje con herida. Más lo pienso, más me revuelve.
      Cuidado con la nube nieta y usa casco!! Ya estoy con mi Blensdorf, en cuanto termine te comunico.
      Besotes de abuela agradecida.

      Eliminar
  8. ¡¡Hola hermosa!! :D

    Buf buf, después de siete años trabajando con niños creo que se me han quitado las ganas de ser madre jajajajaja Y por bastante tiempo, de hecho XD
    Así que, quizás por eso, o quizás por que no creo que conecte con la protagonista... no me atrevo con este libro ^^

    Un besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!

      A mi no me tienes que decir más, yo sigo trabajando con niños, es más con adolescentes en su mayoría y juro que en ocasiones Herodes no me parece tan mal tipo. Eso también influye en mi vena maternal que está acoj...
      En cualquier caso es un libro duro, no lo recomiendo a todo el mundo, ya sufro yo por ti, jajaja
      Un besote!!!

      Eliminar
  9. Vaya, es un libro que quizá, cuando sea madre, me dé por leerlo. Me gusta ese tono ácido que parece destilar :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es a favor de la maternidad, no es una madre modelo para nada. Es una mujer superada por las circunstancias. Corta, dura e intensa pero no aconsejable para cualquiera creo yo.
      Un besote

      Eliminar
  10. Vaya, no conocía este libro y es posible que de no leer tu reseña, la sinopsis me hubiera hecho dudar, pero ya que te ha gustado tanto, lo voy a tener presente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado pero como digo, no es una historia bonita, lo que prometía felicidad se diluye. Me ha impactado sobre todo Aglaia.

      Un besito!

      Eliminar
  11. Lo tengo anotado desde la reseña de Norah, en pendientes de lectura. Con tu reseña has conseguido abrirme el apetito de leerla más de lo que lo tenía. Esto ya es imparable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ahí va escalando puestos en el ranking. Espero que te guste si te animas Enzo. Un beso

      Eliminar
  12. Me ha encantado tu reseña: creo que esta madre que nos presentas es una mujer interesante que habrá que conocer. Ese viaje iniciático que promete sol y playa y acaba en bruma, introspección y reflexiones de una madre que, como bien señalas, es ante todo un ser humano (aunque a veces se nos olvide a los hijos y la sociedad). Perdona el desvarío... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil hablar de la madre sin desvelar que pasa Tizire, vamos a dejarlo en que es peculiar y en su "peculiaridad" a lo mejor se le va de las manos la situación. La verdad es que es muy discutible lo que sucede. Gracias por desvariar, de eso va la cosa! ;)
      Un besote

      Eliminar
  13. A veces ser madre es complicado y siempre ponemos a nuestros hijos en primer lugar. No me importaría leerlo. Me lo anoto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta madre te dejaría en shock, creo que las madres se horrorizarán un poco, pero no sé, da que pensar. Un beso

      Eliminar
  14. Este libro me vendría de lujo ahora que vuelvo a hacer maletas para irme. No paro madrina. Creo que voy a necesitar vacaciones para olvidar tanto trajín maletero de un lado a otro.. Y no creas que me voy muy lejos, que va... ahí al lado.. pero hija soy medio tortuga y me llevo media casa encima jejeje. Tomo nota del libro pero para el próximo verano. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alegría, alegría, no pares, tú disfruta y maletea, es un trajín pero se disfruta. Jajajaja, de todas formas, no es veraniego, de hecho es un libro un poco cortarollos... XD Ea!! a veranear!!!
      Un besito

      Eliminar
  15. Te leí esta mañana y lo he comprado antes de volver a casa.
    Me cuestas un dineral, lo sabes? jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No más del que me cuestas tú, jajajaja, lo sabes!! reseña-compras cruzadas, esto no puede ser bueno...
      Ya me contarás, me muerdo la lengua pero me alegro de que lo leas, jejeje
      Un beso

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Jajajaja, bueno, reconozco que cuando cerré el libro me dejó ko con sus última reflexión, es un trago... pero bueno, tampoco digo que sea obligatorio mujer :)
      Un beso

      Eliminar
  17. Creo recordar que ya te he comentado que no me gustan las historias duras, en las que tenga que sufrir mientras leo. Además no sólo por lo que desprende tu reseña, sino también los comentarios que has ido dejando a nosotros, tus lectores, hacen que crezca la sensación de que este libro no es para mí.

    Por cierto, vas a tener que pasarle una pequeña paga de compensación a Mientrasleo. Jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, si es de las duras y además un caso real, prefiero advertirlo para que luego no me reclamen, jajaja, en tu caso mejor otra cosa :) Haces bien.

      Con Mientrasleo voy a medias, ella compra y yo también, hoy nos hemos cruzado, ahora estamos en paz pero me temo que volverá a suceder, lo llevamos con resignación... :)

      Besos

      Eliminar
  18. ¡Qué tentación más grande! Si es que has hecho una reseña irresistible! No sé si voy a empatizar con esta madre, con esta historia. Pero estoy segura que indiferente no me va a dejar. Tengo que leerla!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como madre no, no creo que haya empatía. Es complejo hablar sin adelantarte nada, solo digo que da que pensar...
      Un beso

      Eliminar
  19. Pues aquí no hay duda. a la lista, leí la reseña de Norah y me dijo que llevaba mi nombre jajaj, qué casualidad! hoy hablando de Eugenides y de guillotinas. me encanta como lo planteas en la reseña así que no se hable más. un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay más que hablar, palabra de Norah, demos gracias a la cantina aunque a veces salpique :P. Es que me marca cuando hace esas cosas, resulta difícil olvidar la caída de la hoja... tengo yo la duda con Eugenides ahora.
      Un beso :)

      Eliminar
  20. Oye, pues me ha gustado especialmente tu reseña, y no es que tenga el modo pelota activado. Es que me gusta cómo plasmas las sensaciones que te ha despertado el libro sin llegar a destapar casi nada de nada de la trama.

    Dicho lo cual, no sé si es demasiado mi historia, mañana te haré consulta privada :P Pero esa escena inicial de esas vacaciones esperadas en las que empieza a aparecer algún banco de niebla promete :P

    Besotes, ya sí, de café!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hablamos más detenidamente, creo que es una historia que cualquiera puede emprender a sabiendas de que no va a ser muy feliz. Esa sensación de que algo anda detrás es lo que impulsa a seguir, un mal rollo... confirmar lo que intuyes. Lo dicho, hablamos!

      Besos con té

      Eliminar
  21. A mi lo de ser madre se me atraganta en la garganta madri. Si es que yo soy muy joven.. jajaja Pero claro, si las dos lo ponéis así, tan por las nubes..igual debería de apuntármelo...Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también ahijada, no te creas que lo veo cosa simple. Si no eres madre más apta para leerlo, no será un modelo a seguir :P es crudillo, es la principal advertencia. Besitos :)

      Eliminar
  22. El tema me interesa así que apunto el título y a ver si puedo hacerme con él. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Pilar, aunque ya digo, no es una historia ligera, se basa en un caso real y mejor leerla con ánimo. Besos

      Eliminar
  23. Vaya frase lapidaria del final de tu reseña, es de las de marketing puro para engancharse al libro. Gracias por redescubrirlo para nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pero sin propósito de venta, es que me parece que iba muy a tono con la historia, no es fácil, desde luego. Un beso :)

      Eliminar
  24. Y ahora digo yo: imposible no tener esta lectura en cuenta después de tu reseña, la intriga me puede. Además, siempre hay que encontrar oportunidades para homenajear a las madres, esas incondicionales que dan todo sin esperar nada.
    Un besin

    ResponderEliminar
  25. Me ha encantado la reseña y además el libro pinta genial por lo que dices!
    Me haré de el cuando pueda, apuntadisimo!

    ResponderEliminar
  26. Pues por un lado me me llama pero otro no tanto. ¿Ahora qué hago? Por el momento lo apunto a mi lista de pendientes, a ver si cae. Bsss

    ResponderEliminar
  27. Qué curioso, me ha llamado la atención lo que cuentas, ¡benditas madres!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Pues me hice con él hace nada, por dos euritos jejej =)
    A ver si lo cato!

    Besotes

    ResponderEliminar
  29. Tanto Nora como tu la habéis alabado muchísimo así que no me voy a hacer la fuerte y dejaré de resistirme a lo inevitable.
    Me la apunto en mi larga lista.
    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  30. No conocía el libro, pero con tu reseña y los fragmentos elegidos me has convencido totalmente. Uno más para la lista:)
    1beso!

    ResponderEliminar

A comentar!! :)