miércoles, 10 de julio de 2013

La misma ciudad (Luisgé Martín)

La misma ciudad (Luisgé Martín)
Editorial Anagrama
136 páginas

Me gusta jugar a las probabilidades. ¿Qué pasaría si...? ¿dónde estaría si...? ¿qué sería si no hubiese....? ¿y si hubiera cogido aquel tren? ¿y si fuese por otra calle? ¿y si hubiese dicho en lugar de no? ¿quién sería? La partícula condicional pasa a ser el detonante en el caso de La misma ciudad. ¿Y si se puede comenzar de nuevo? Una cosa es jugar y otra es reiniciar, justo ahí se establece la diferencia. 

Al parecer Brandon Moy no vislumbró ese paso y en medio de la manida crisis de los cuarenta, envidioso, que duda cabe, de su amigo Albert Fergus decide lanzarse a la aventura de vivir "otra vida". Parece que por una vez y en medio del caos más inesperado (como todo caos) se enlata en dar rienda suelta a todo lo que en ese momento estába deseando hacer. El hedonismo puro y duro. En ese peregrinaje, nuestro protagonista hará lo propio cuando los dilemas son tan fieles que siempre acompañan.  

La normatividad de las crisis por edad no es algo en lo que tenga toda mi confianza puesta, ni creo que los procesos de maduración sean siempre iguales a partir de cierto momento, así que desde otra edad asomar a la crisis de los cuarenta de un personaje se me antoja hasta cercano. Además de la convivencia con la palabra crisis que hoy en día llevamos. Por tanto, diría que la historia que nos transmite esta escueta novela no es original en sí misma, ni aporta nada que no se haya dicho antes. La singularidad está en cómo lo pone de sencillo, el tono que se utiliza y la soltura que se maneja para que el lector pase las páginas como si no hubiera nada más en la faz de la tierra, unido a la vena voyeur de la vida ajena. Otra particularidad es quién lo cuenta. Un gran acierto el punto de vista para exponer las andanzas de este personaje personado y colocar un buen broche final.

En este esparcimiento que nos ofrece la lectura de La misma ciudad se pueden agitar algunos interrogantes pendientes. Recomiendo que no se queden cohibidos por su portada (impactante, para mi, como pocas), ni por tener como centro neurálgico el día del 11S. Lo cierto es que en línea con la novela, podría haber arrancado la nueva vida allí o en Pekin, el lugar no es tan importante, es la oportunidad de tomar rienda y decidir lo que a uno le queda por hacer, teniendo en cuenta que la condicionalidad siempre nos condiciona. 
Así que ¿y si pruebas a leerla? ¿y si luego me lo cuentas? 
Aquí mi amiga Mientrasleo también lo recomienda.

"A veces, incluso, las causas de la envidia son idénticas: deseamos de la vida de alguien lo mismo que él desea de la nuestra. A los cuarenta años, en suma, la felicidad se convierte en un asunto que concierne solamente a los demás."

Luisgé Martín (La misma ciudad)

27 comentarios:

  1. Esta novela me atrae mucho, creo que me gustaría mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La idea de la novela me gusta, aunque no me ha quedado tan claro si me gustaría la novela en sí. Lo medito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Madrinaaa este puñ...ero libro lleva pillado en la biblioteca desde hace un montón y no hay forma de cogerlo. Lo tengo apuntado desde que me enteré de su publicación. Leí La mujer de sombra de este autor y me gustó muchísimo, así que tengo mucho interés en leerlo pronto. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este libro tiene aspectos que me gustan y otros que no me atraen demasiado, como lo relativo a la crisis de edad, que es un tema que me suena a topicazo aburrido... Pero la frase final que has elegido y lo cortito de la historia invitan a leerla. PD: si te ha impactado la foto y te interesa saber más sobre ella, hace años vi un documental sobre la misma titulado "The falling man", donde analizan las implicaciones de esa imagen que se ha convertido en icono: muy recomendable.
    1beso!

    ResponderEliminar
  5. Me interesó este libro por alguna reseña que leí hace tiempo. La portada es impactante. Es un libro que leeré, sin duda y comprobaré lo que cuentas sobre la sencilled y cercanía con que cuenta los cambios de edad y cómo nos afecta.

    Gracias por la reseña y un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Pues esta no me tienta, aunque sí que encuentro que es curiosa. Por cierto, al principio cuando dices que te gusta pensar "¿Qué pasaría si...?" me he acordado de una peli que me hace mucha gracia porque juega con esas posibilidades: "Dos vidas en un instante". Es sencilla pero tiene encanto. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ya lo tenía anotado a raíz de otra reseña, lo que no recuerdo es en qué blog la leí. Creo que es una historia que me gustará y además por su extensión invita a leerla en cualquier momento
    besos

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo apuntado con reservas socia, esta reseña también me ha gustado, al igual que la de Mientras. Creo que podría tirarme una hora viendo lo impactante de su portada, pero lo que me hace tener esas reservas es las cuestiones que plantea, huyo de ellas, ya sabes, prefiero no pensar en ellas y en las posibles respuestas, tengo mucha tendencia a comerme el coco con ese tipo de cosas. Ya veré. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  9. No me llama mucho la atención pero he de reconocer que la portada es muuuuuuy impactante. No lo apunto esta vez.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. El argumento no me resulta muy atractivo, hoy no lo tengo nada claro si me va a gustar esta novela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Qué ganas le tengo!! En unos días cumplo años jajaja pero yo eso de las crisis por esas pamplinas como que no. En todo caso me parece interesante, no sé, el libro que te atrapa sin razón de peso aparente. Con esta van ya tres reseñas, ya sabes, RESEÑAS, que me lanzan a por él. Ya te contaré. Un beso :)

    ResponderEliminar
  12. Cuando pienso en "¿Y si...?" no puedo evitar recordar ese Efecto Mariposa tan conocido y en verdad que es impresionante lo que un solo acto sencillo podría cambiar en el mundo. Tomo nota de tu recomendación, creo que me puede gustar mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. a mi también me gusta jugar al "y si..." y tengo echado el ojo al autor, he leído buenas críticas, algún día probaré con él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. No me va, y esa portada es una imagen de las que querría no haber visto nunca. No me gusta que se use como reclamo. Besotes

    ResponderEliminar
  15. Yo también me la apunté por recomendación de Mientras Leo, pero aún no he conseguido hacerle un hueco :-)

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  16. A mi me encantan eso de las probabilidades, creo que la leeré.

    No me había fijado bien en la portada, la verdad es que es... bastante "brusca" por decirlo suavemente. Pero tu recomendación y lo que cuentas me ha gustado.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ya tenía anotado este libro por otra reseña, no recuerdo ahora mismo si fue por la de Mientrasleo. A ver si puedo pillarlo prontito, que creo que es el tipo de libro que puede gustarme.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  18. Bueno, pues mi opinión ya la sabes. Me gusta como escribe Luisge y el tono que alcanza en sus historias. En este caso lo que más me ha gustado es el plano real. No es lo mismo jugar a y si... no de la forma en que te tortura dejar pasar algo, sino jugando a haber tomado otras opciones, otras variables, volver atrás para buscar los sueños del pasado, incluso puede que te vaya bien. Pero tal vez, sólo tal vez... no sea tan bonito como pensabas. no es lo mismo soñar que conseguir el sueño. no siempre resplandece, no?
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, gracias por decirme amiga. La mención es sólo un añadido a lo que me has llamado :-)

      Eliminar
  19. Lo tenía fichado precisamente del blog de Mientrasleo jejeje =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Vi la reseña de "mientras leo" y me pareció interesante. La portada a mi en concreto me da un poco de yuyu pero bueno.
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Sólo con tu primer párrafo, a mi ya me tiene enganchada. Me lo llevo a mi post-it gigante! Que buena pinta!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Lo había fichado con la reseña de Mientras y esa portada, impactante e inconfundible.

    A mí también me llama la idea de la que parte, ese planteamiento. No sé si después sería mi historia pero sólo hay un modo de averiguarlo. Así que ahí está, entre pendientes :P

    Besotes trinaranjus! :P

    ResponderEliminar
  23. Hermosa!!! :D

    Yo estoy en crisis desde los 25 jajaja Cada año me acerco más a los treinta, y estoy acojonada XD No sé que será de mi a los cuarenta, ¡que bajó! O lo mismo cuando llegue el momento me da hasta igual, conociéndome... jajaja

    En principio la idea me gusta, puede ser interesante, ¿me arriesgo? ¿o no? Dejémoslo al azar de la librería jeje

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  24. Yo soy de las que da muchas vueltas a la cabeza con los ¿Y si...?
    El libro me atrae, pero por otra parte hay algo que no termina de convencerme. Lo dejo un poco aparcado por ahora.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  25. Pues parece que puede ser una buena historia. Habría que ver cómo la plantea el autor. En fin, ¡ay, las crisis!, la de los cuarenta, la de los cincuenta, y la eterna crisis del bolsillo, esa es la peor de todas y en estos tiempos ni te cuento. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Esta novela no termina de llamarme a pesar de vuestras estupendas críticas.
    Besitos.

    ResponderEliminar

A comentar!! :)