viernes, 24 de mayo de 2013

#9 Cajón desastre... libro...

Un desastre de cajón sería si no hubiese un libro dentro.

Lo sé, hablamos de libros en toda la semana.

Pero el libro que he decidido incluir en el cajón, es EL LIBRO.

EL LIBRO que ensambla al milímetro con el espíritu de mi cajón.

De reciente lectura.

Desde YA le declaro mi AMOR



"En los días de meditación y soledad, de vagabundeo doméstico, tomo conciencia de que tengo la casa llena de cosas. No se trata exactamente de que me importe tirar cosas, sino de que tengo inclinación a conservar cosas que son mi casa."

"El idioma de los objetos tiene un vocabulario de silencios, de miradas, de ausencias, de costumbres. Viven en la sintaxis del tiempo, en la gramática temblorosa de las modas"

"El precio de las cosas tiene que ver con el hambre insaciable de un mundo vacío. El aprecio de las cosas habla de un mundo lleno, con dolor y amor propio, donde la vida cuenta, donde la vida cuenta con atención sus cosas. 
Las cosas son un relato, un curso abreviado de filosofía, una forma de cuidado." 

"¿Se trata de un museo? No, se trata de un paisaje" 

Podría seguir citando a las citas y fragmentando a los fragmentos. 

Podría insistir en la conveniencia, la oportunidad y adecuación de leer este libro.

Podría  leerlo una y muchas más.

Podría decir.... ¡jersey! y el mágico poder de la intercomunicación global, llevarte de la mano a desvelar. Detrás de cada objeto puede haber una historia. 

Pero...

Este amor es algo ciego,
algo osado, algo incauto,
algo insolente...

Porque sé

que un libro con relatos

que un autor que antes de prosista es poeta

es, es...

una opción que no a todos alienta.

Pero es que a mí me obligó a la apertura del álbum de fotos sin intransigencias. 

Es que el amor es así. Un poco... loco. 

De modo que yo lo instalo en la mesita de noche,
para volver al calor de  los bolígrafos, el despertador, las entradas, el televisor, los carnés, el recordatorio, la nevera, la butaca...

Todas, todas esas cosas que Luis García Montero nos redescubre con su mirada personalisima. Y me da una vuelta por su Granada, la nuestra, su cole y el de mi padre. Hasta con sus santos y el brasero. Hasta con algunos de sus amigos poetas. 

Una forma de resistencia es el compendio de objetos de su vida. El hilo conductor por la reflexividad del mundo en general, de lo anodino. Es el tono satírico, una filosofía de vida, una crítica global pero con la cara lavada, una posición en el mundo, también política. Añoro la franqueza, me gustaban los que miraban a los ojos, me gusta que un color no implique una etiqueta. En este libro, puedes no comulgar con todo, de hecho, tendremos nuestras desavenencias, pero será honesto. En la cadencia de unos cuantos objetos y la lírica del manejo de un idioma. Me rindo. Y regresaré al LIBRO del cajón, a tres hojas de media por objeto, me transporta, me deleita y me prenda.


¡Libro de mi desastroso cajón! :)
Tras la estela de unos tacones, los de Dorothy



Instrucciones para el cajón desastre #9 ... libro...: 


Se buscan declaraciones de amor a títulos

Sé que tenéis alguno, o algunos.... seguro... ¡Desembuchad!

PD1: No fue de lo más original hablar de libros, lo sé, pero no quería reseñar, quería declarar.

PD2: ¿Dónde están las llaves? Matarile, rile, rile... de momento en el mar :)

¡¡FELIZ VIERNES Y BUEN FIN DE SEMANA!!

58 comentarios:

  1. Todo está en el cómo, siempre es más importante para mí. Cualquier Pessoa por tener "todos los sueños del mundo", cualquier Lispector por descubrirme que en el origen está mi identidad, mi "neutro vivo", cualquier Tavares por darme un bofetón de realidad y hacer que me asome al abismo de mi yo más oscuro, cualquier ee cummings porque entre los olores a gas y a alquitrán quemado por el sol también hay lluvia fresca de poesía, cualquier Woolf porque desarrolla mis sentidos y el suspiro resultante es metafísico, los primeros Lobo Antunes, porque una imagen vale más que mil palabras pero vale el doble si la imagen está hecha de palabras.... Y puedo seguir añadiendo a esta cadena eslabones limitados pero cíclicos, se puede disponer en el suelo la cadena formando un círculo de imprescindibles del que no saldré jamás. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Estoy por imprimir el comentario. Una declaración en toda regla. Autores y puntos cardinales en el lector. Simbiosis, química o pura magia. Dentro del círculo siempre te hallarás. Gracias Yossi.
      Un beso :)

      Eliminar
  2. Es cierto! ¿Qué sería de cualquier cajón desastre sin ese libro que siempre tenemos casi a mano?

    A parte del diccionario, que tengo cerquita (no iba a ser tan cutre xD) en el cajón de mi mesilla de noche yo tengo cierta antología de microrrelatos ya reseñada por razones obvias, ejem :P

    Pero, a parte, suelo tener "El principito", bien cerca. Y hubo una época en que no me despegaba de "Aquí vive el horror" de Jay Anson. Era parte de mi equipaje en las vacaciones al pueblo porque sabía que iba a haber noches en vela y sabía que me entrarían las ganas de releerlo.

    ¡Un besote post-cena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era artículo imprescindible.
      Rober y los micro :) lo que me recuerda que te debo algunos de mi librito, no tengo palabra, jaja.
      Aquí vive el horror habrá que asomarse a ver que hay por ahí...

      Un besote cenado y helado

      Eliminar
  3. Me gusta esa cubierta. Me trae recuerdos de mi infancia. Nunca fui más feliz que con un recortable en la mano. Dame instrucciones sobre ese libro ya! Me llama, me gusta, lo quiero. Yo estoy a años luz de ti por lo que, de enseñar algo, serás tú quién me enseñe a mi. Para eso eres mi madrina. Ah! Te tocó! Jejeje Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también!! No solo compraba recortables, sino que dibujaba las muñecas y sus vestidos y complementos (diseños super exclusivos). Me encantaban.
      Instrucciones: Estamos de enhorabuena, está en versión de bolsillo, en los tiempos que corren es buena noticia. Es una maravilla, si me he enamorado! Jajajaja. En serio, por supuesto te lo recomiendo.
      Y menos, menos años luz, te aseguro que me sobreestimas!!!!Eso sí, del cargo de madrina no me desprendo, porque me gustas ahijada! :)
      Besos

      Eliminar
    2. Los recortables... ¡Qué recuerdos!
      Yo estoy entre las dos, tenía las muñecas y dibujaba los vestidos. :)

      Eliminar
  4. Si tengo que contar que libros tengo a mano a los que vuelvo cada poco tiempo. "El amor en los tiempos del cólera", "La casa de los espíritus"y "El Quijote" de este leo capítulos completos cada vez, cada capítulo es como un relato. Cada vez que releo cualquiera de estos tres es como si los empezara de nuevo, siempre encuentro matices y cosas nuevas que se me pasaron la vez anterior.
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enzo muchas gracias por tus declaraciones. Puedo decir que los tres han sido leídos :) cosa que no pasa siempre. "El amor en los tiempos del cólera" me gustó mucho, de Allende mi preferencia está en "La suma de los días" y del Quijote, la verdad es que se me quedó en las lecturas escolares, habría que volver, porque sí, siemrpe se redescubre una un poco ¡es genial!
      Besos

      Eliminar
  5. Me ha llamado mucho la atención tu libro....la portada tiene algo...
    Yo en mi cajón desastre nunca tengo el mismo libro..soy muy nerviosa así que ando cada dos pro tres tocando y moviendo de lugar las cosas xDD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha conquistado Lesincele :) pro si no lo he dicho ya...
      También trastoco mis preferentes, pero algunos, algunos son inamovibles. Besos

      Eliminar
  6. Ah! Este me lo compré ayer, que lo vi en bolsillo y me acordé de la recomendación de Dorothy. No te digo de cual me he enamorado yo que ¡luego me lo quitas!! Bueno anda, seré buena, el mío es 22//11/63 de Stephen King.
    Besotes de nieta somnolienta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Leído! Todo tuyo mujer, no te lo robaría, ejem, ejem...
      Espero que te guste, ya ves que a esta abuelita la ha dejado más pa´cá que pa´llá.
      Besos abuelísticos

      Eliminar
  7. Una declaración preciosa =D A mi me pasa un poco como a Lesincele, nunca tengo el mismo libro en ese cajón desastre, pero en algún momento estuvo "El cuaderno de Noah" o "Los pilares de la tierra", también "Antes y después de odiarte"... Vamos todo un desfile de historias que me han robado el corazón.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún no leí El cuaderno de Noah, mira que se dice, se comenta y demás... pero oye, a ver si este verano por fin me pongo a ello.
      Antes y después de odiarte no lo conozco, investigaré. Que sean muchas más historias como esas!!! Besos

      Eliminar
  8. ¡No sabes cómo me gusta que te haya gustado! Y me ha encantado la reseña. Yo también lo tengo muy cerquita, porque necesito volver a él muchas veces al cabo de la semana. Me lo tatuaría para tenerlo siempre conmigo, pero no tengo suficiente piel para eso. Del libro, yo me quedo con una frase: "Es lógico que sea dueña de tu ropa quien es dueña de tu desnudo". Es una de las pequeñas verdades más grandes que he leído nunca. A mí, dos libros que me enamoraron, que recomiendo y regalo una y otra vez son 'Middlesex' y 'Matar a un ruiseñor'. De mayor quiero escribir así.

    Un besazo
    Y gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase!!! sí, sí, sí, la tengo más que guardada. Es un libro fantástico Dorothy, de verdad, mira que le he dado vueltas. Lo compré, estuvo un tiempazo en la estantería, lo regalé sin haberlo leído porque me parecía una opción perfecta, lo volví a comprar y dije, ahora o nunca. ¡Menos mal! Yo también lo tendré cerca y volveré, volveré una y muchas otras más. Apunto Middlesex. Contigo tengo grandes encuentros en libros. Besos y GRACIAS!!!!!!!

      Eliminar
  9. Siempre encuentras una manera distinta de expresar tus experiencias lectoras; y esa mención al vocabulario de los propios objetos me ha dejado lo suficientemente curiosa como para acercarme al Libro. Me recomiendas su lectura, ¿verdad? Bueno, bueno, ya ves que el secreto está bien guardado...las llaves siguen en el mismo sitio ;) sin embargo, cuando vi que se publicaba una nueva entrada de esta sección, pensé que, por fin, me había librado de tan honorífico encargo. Como no es así, permaneceré firme como los guardianes a las puertas de los castillos en los cuentos infantiles.
    Un beso y buen fin de semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo recomendaría a cualquier lector, aunque sé que no a todo el mundo le gusta este tipo de libro, pero es una joya. Así que a ti, te lo recomiendo más, porque como dijo una vez la dama de los casiviernes en un post solo te deseo buenas lecturas, y esta me ha llegado mucho :)
      Por supuesto gracias por custodiar la llave con esmero, no podía encontrar mejor guardiana. Un beso :)

      Eliminar
    2. Si es así, me lo apunto.
      Gracias por contestar, Marilú. Ten un buen domingo,

      Eliminar
  10. Ahora caigo. Cuando lo compraste el otro día no lo reconocí. Al hablar de él ahora empezaba a sonarme, y al mencionar a Dorothy he recordado ya del todo. Me encantó su reseña y ahora ésta, asi que se va a mi lista de deseos, puede que también a la lista de deseos de bolsillo :-P

    Yo declaro mi amor(está claro) por Linh y su nieta, por la carta de Zweig, y por Fermín Romero de Torres y el libro al que pertenece. Un besazo,buen viernes!!

    PD: ¿Dónde están las llaves de mi casa? y de la amistad? y las del cielo? y las del corazón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus amores los conozco hasta personalmente, Yo también tengo a Fermín romero de Torres en un lugar especial, me encanta ese personaje.
      Pensaba que sabías que libro era :) ya sabes, para mi, una joyita.

      Qué PD más inspiradora Meg!
      Besitos

      Eliminar
  11. Una estupenda declaración...ingeniosa, elocuente...
    He de decir que no he leído nada de este hombre...pero tan como lo has presentado dan ganas de leerlo.
    ¿Sólo una declaración de amor? Puf...es muy difícil...Lo meditaré ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Es el primer libro suyo que leo, pero tengo otro en la estantería, no será igual, peor este título me ha conquistado por completo.
      Gracias Noelía, lo sé, declararse no es fácil y decidir tampoco. Besos

      Eliminar
  12. Tienes razón, Marilú, hay libros que te cambian la vida. ¿Por qué ese y no otro? Porque te dijo lo que querías oír. O mejor, lo que necesitabas oír. O simplemente porque apareció en el momento justo. Así es, hay libros que te cambian la vida y nos llevan de la mano a un lugar más frondoso.
    Un alegato personal, creativo y me encantó. Muy tú, muy tuyo :) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En confidencia te confirmo, es justo eso, lo sentí mío, algunas cosas no las pienso igual pero otras serían mis palabras si tuviera ese nivelazo. Como dijo Irial una vez, me conoceréis por libros como este.
      Llegó en el momento justo.
      Gracias Mere amiga. Un besote

      Eliminar
  13. Hablemos de libros, ¿por qué no? No creo que por aquí haya alguien a quien repela el tema XD Si tuviera que declararle mi amor a un libro... ¡ufff! ¿tú sabes cuanto amor me dan ellos a mi? Me han regalado tanto tanto ¡tanto! que no solo tengo para uno, ¡tengo para varios! jajaja En vez de solo amar a uno, yo prefiero repartir el cariño a todos los libros que me han querido ^^

    Un besote y buen finde guapetona!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho, libros, ¿a quién le puede espantar por aquí? Eres de un amor inmenso Freyja, sabía yo... a repartir, di que sí y que así siga siendo.
      Un besote

      Eliminar
  14. Me encanta esta sección. Siempre consigues sorprenderme y sacarme una sonrisa ¡Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo seguiremos intentando Marina, es desastroso pero apaña el cajón :) Un besote y gracias

      Eliminar
  15. No hay nada mejor que hablar de libros y de lo que nos enseñan. Yo tengo algunos libros cómplices y muchos a los que recurro a veces porque tienen esas "sentencias" que parece que me abren los ojos a tantas y tantas. cosas. No he leído nada de este autor así que me lo apunto para ver cuales son esos objetos. Yo no soy de acumular objetos si no son libros y mis limpiezas generales son de temer, pero me encanta descubrir cuales son esos "objetos"maravillosos que se suelen guardar por siempre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tanto acumular, es ese valor añadido de las cosas que una tiene por casa, yo he tirado mucho, por necesidad de espacio, por traslados continuos, por pérdidas... No necesito tanto, lo que necesito es que tengan algo de mi, esas cosas que guardo. Es un libro precioso, a mi como ves me ha ganado. Tengo una novela del autor en la estantería, a ver que tal está.
      Un beso :)

      Eliminar
  16. Compré no hace mucho el libro de Montero, y ahí lo tengo a la espera de ser disfrutado. Porque ya sospechaba que lo iba a disfrutar, ahora ya no lo sospecho: lo sé.

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así espero que sea. Me ha maravillado. Espero compartir impresiones. Un besito y gracias a ti.

      Eliminar
  17. No conocía el libro pero, aunque sólo sea por conocerte mejor, voy a ver si lo encuentro poa ahí :) Me ha gustado mucho la entrada, muy personal y original. Y en cuanto a la pregunta del final... ¡ya conoces mi Trinidad Literaria! Aunque bueno, si tengo que elegir, me quedo con El Bestiario, de Nicholas Christopher, otro gran prosista poeta ^^

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo tu trinidad literaria más que anotada, yo también creo en eso de conocerse a través de libros. Si te topas con él, no lo dudes, es una opción muy bonita, aunque para leer poco a poco. Un besote!

      Eliminar
  18. Me he quedado un poco descolocada cuándo he empezado a leer tu entrada. No sabía de que hablabas! Luego, ya me he quedado enganchada al libro, sin haberlo leído.
    Yo no tengo un libro en particular en mi cajón, aunque de tenerlo creo que sería La dama de blanco.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que el cajón es una sección donde se habla un poco de cualquier cosa. Hoy era libro. Perdona el desconcierto inicial. Y Este libro, como ves, me ha gustado muchísimo.
      No he leído La dama de blanco, mira que lo tengo más que anotado, voy a subrayar.
      Un beso :)

      Eliminar
  19. Yo tengo una estantería en el cabecero de mi cama con libros infantiles. Y cuando voy a dormir y no tengo libros a mano releo alguno de los infantiles que son muy cortitos y con muchas ilustraciones. Me encanta hacerlo porque me vienen mil recuerdos de mi infancia a la cabeza y no puedo evitar recordar lo pequeña que era la primera vez que lo leí y el tiempo y experiencias acumuladas desde entonces.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una costumbre muy bonita, yo también recurro a libros ilustrados antes de dormir, algunas veces. Gracias por compartirla, es genial. Besitos

      Eliminar
  20. Querido Faycán: pasaré Cien años de soledad, antes de olvidarte, Principito mío.

    Preciosa entrada, siempre tan inspirada... Qué tomas para desayunar? 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta 1: El comentario es inspirado a más no poder
      Respuesta 2: Cuando leí el comentario por primera vez, la pregunta me hizo soltar una carcajada
      Respuesta 3: Me falta Faycán y ¿Antes de olvidarte? Voy a mirar
      Respuesta 4: En este orden preferente Té, café, colacao, leche... para beber y pan con lo que sea (dulces para más avanzado el día). No sé si inspira, pero alimenta, jajajaja
      Respuesta 5: No hay más respuestas

      Un besoteeeee!!!

      Eliminar
  21. ¡Qué preciosa declaración! Y un libro que me dejas con ganas de leer no, de devorar! Que ya esa portada me enamora. Y un libro que tenga en mi cajón secreto... Sigo volviendo a Momo en muchas ocasiones, que me hace sentir niña otra vez. Y junto a Momo está una pequeña antología de Benedetti, que es un poeta al que vuelvo, y vuelvo, y vuelvo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari este libro estoy casi segura al cien por cien que te encantará. No puedo añadir nada más que no haya dicho de lo que me ha gustado a mí.
      Momo y Bendetti, tú si que sabes!
      Gracias Maragari. Un beso :)

      Eliminar
  22. Pues el libro no lo conocía o no lo recordaba pero sin duda después de esta declaración ya no va a pasar desapercibido. Esta sección me encanta :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo Tatty, son relatos-comentarios-reflexiones con cada objeto, pero ¡qué ideas!¡qué bonito! par mi, un lugar ocupará un lugar muy especial.
      :) Me gusta que te encante, suena muy bien! Besos

      Eliminar
  23. Pues mi declaración de amor podría ir a otro título de García Montero que tiene un lugar destacadísimo en mis preferencias y es Mañana no será lo que Dios quiera.
    Este quiero leerlo desde que salió porque desde el primer momento pensé que me gustaría pero a veces aún apeteciéndome mucho un libro dejo que se haga desear y aún no lo he comprado. Ahora con tu declaración me entra la impaciencia y no sé si voy a poder esperar más. ¡Me has dejado con muchísimas ganas!

    Preciosa tu declaración y nada más adecuado para este cajón que un libro especial. Esas llaves perdidas también deben ser muy especiales, nos tienes en ascuas, espero que las encuentres pronto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente compré primero "No me cuentes tu vida" de este buen señor, después este, ambos descansaban en la estantería... "Una forma de resistencia" lo regalé y lo compré en la feria del libro, de segundas, porque no lo había leído y quería, esta vez, me dije, no más. Lo leo!!! Bendita la hora!! ¿En qué pensaba?
      Si encima me dices eso de "Mañana no será lo que Dios quiera" yo también tendré que salir en búsqueda y captura.
      Es un libro que como digo, encajaba con el cajón, para mí, una delicia deliciosa.
      A ver si aparecen esas dichosas llaves!! :)
      Un besote

      Eliminar
  24. Mi listado de libros a los que adoro no tiene fin. Hay prosas, y versos, y versos, y prosas... Claro, por encima de todos, acudiendo puntual a su cita (no tiene porqué ser un día fijo, a una hora exacta) allá en la cima de la montaña, me espera paciente El principito y sus mundos, sabiamente domesticados por su personaje estelar... "y entonces, apareció el zorro..." Creo que me repito, porque no es el primer comentario que hago alabando y halagando este maravilloso libro de relatos ¡el amor es así de insospechadamente loco! Marilú, tu imaginación y maestría en el arte de las reseñas "desastrosas" se van superando semana a semana. ¡Ah! García Montero, en toda su extensión, también me tiene un poquito majareta. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil decir uno nada más, pero claro si encima de esa montaña aguarda alguien como El principito, no me extraña que vayas con cierta regularidad a esa cita. Efectivamente el amor es así, insospechado y loco, reiterativo.. ¿y? ¡es amor! :)
      Con García Montero he empezado por el camino del amor, por supuesto seguiré sus pasos en prosa y en verso que ya sabes que siempre una cojea y no puede ser. Mi imaginación desastra, jajaja, no se sabe hasta cuando, habrá que aprovechar.
      Un besito Koncha

      Eliminar
  25. Una declaración de amor, así, un domingo por la mañana! Mira que me lo pones difícil... veamos: tendría que amar a McCarthy por sus fronteras y caminos polvorientos en los que todo está colocado con una cierta aspereza, y también a Coetzee con esos hombres cuyos caminos se vuelven complicados y les descubren vías interiores que nos hacen recorrer. Pero también amo a los rusos que nos muestran sociedades que se nos antojan lejanas, incluso Bulgákov nos presentó al diablo, y amo a Capote, que hizo suyas las Plegarias atendidas de Santa Teresa. A Steinbeck que parece teñir sus historias de polvo gris... a este también lo amo. Y dentro de nuestras fronteras? también, amiga, también.
    Dirás que tengo mucho amor para repartir, o tal vez que no soy capaz de quedarme sólo con uno porque me puede la indecisión, o tal ve que soy infiel, a saber!
    Pero creo que lo que pasa es que amo las historias, todas. Allá donde vea un par de letras que se unen, tengo que fijar la vista. Así que no me pidas un solo nombre hoy domingo por la mañana, porque soy incapaz. Mañana... no, mañana tampoco me lo pidas.
    Besos
    PD. Pues si que me he extendido! ya lo siento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor no tiene día, se declara en cualquier momento, aparece en cualquier momento, oye, ¿qué le hacemos? ¡así es! y una vez que aparece, cualquier día es bueno para declararlo, domingos, lunes, casi viernes... en fin!
      Me quedo con que tienes mucho amor a repartir, estos amores no son exclusivos, ni se encelan (esperemos) son tan, tan grandes que se comparten, se contagian, se difunden... no te pediré, por tanto, uno, hoy, ni mañana, te pediré que sigas declarando a modo de estantería virtual.
      Besos
      La extensión fue la medida perfecta ;)

      Eliminar
  26. Me alegro de que la relación con el libro haya acabado de la mejor forma posible, (ya sabes lo que me gustan los finales felices).
    ¿A qué título declaro mi amor? Podría hacerlo tanto a un clásico como Orgullo y prejuicio, como a uno reciente como Los juegos del hambre. No tienen nada que ver, ni se pueden comparar, pero se encuentran en mis lecturas favoritas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, finales felices y mucha satisfacción lectora ¿algo mejor a eso? ¡No!
      Nada que ver uno y otro, pero si son favoritos, que así sean. Me matarás porque aún no leí los juegos del hambre, imperdonable...
      Besos

      Eliminar
  27. Gracias por pasarte!!! me ha llamado muchísimo la atención tu blog! (y sobre todo este post!)
    Un besazo desde pianodeazucar.blogspot.com
    (Maria (tsetsetseries.blogspot.com)

    ResponderEliminar
  28. Creo que todos tenemos ese libro de 'mesilla'. Del que no nos despegamos y que releemos una y otra vez. Yo hace tiempo que no echo mano de el, y es que otras lecturas me tienen absorbida. Mi libro de 'mesilla' es Cumbres borrascosas, y mi autora de 'mesilla' (no podía faltar) es Lisa Kleypas. ¿Has visto que romántica soy? No tengo remedio...
    Besitos, guapa. Tu cajón desastre, como acostumbra, me encanta.

    ResponderEliminar
  29. Debido a la primera cita que he leído he de decirte que todos tenemos algo, cualquier cosa, que sin ella nuestra casa no sería casa. En el caso de libros: "El caballero de la armadura oxidada" me lo llevo a todas partes cuando hablamos de mudanza. Se me haría raro el saber que no está conmigo. El es parte de mi casa.

    ^^

    ResponderEliminar

A comentar!! :)